Soluciones naturales para el herpes labial

Debemos extremar las precauciones y mantener nuestras defensas altas cuando atravesemos una situación de estrés o tristeza, ya que pueden desencadenar la aparición del herpes.

El herpes simple es una enfermedad infecciosa inflamatoria producida por un virus que se caracteriza por la aparición de lesiones cutáneas formadas por pequeñas ampollas agrupadas en racimo y rodeadas de un aro rojo.

Presentamos algunos consejos para descubrir las causas y combatirlos y prevenirlos con la alimentación, plantas medicinales y remedios naturales. 

Encontrar el desencadenante

Las personas que paceden herpes pueden sufrirlos frecuentemente, y en cambio otras personas, o incluso sus parejas, puede que no lo sufran nunca. Esto demostraría que el virus está latente en ciertas personas, y que hay determinados factores que desencadenan su aparición. Es importante descubrir cuál es este factor para evitarlo en las próximas ocasiones. Las cuestiones más recurrentes son situaciones de estrés o bien bajones emocionales. Cuando estemos pasando de nuevo por esa situación deberemos elevar nuestras defensas para que el herpes no vuelva a aparecer.

Alimentos beneficiosos y perjudiciales

Hay algunos alimentos que contienen algunos nutrientes que pueden provocar, en algunas personas, la aparición del herpes. Recomendamos evitarlos de la dieta durante un tiempo para valorar si realmente ése es nuestro caso o bien no consumirlos a partir de que notemos los primeros síntomas:

  • Frutos secos: Almendras, nueces de Brasil, anacardos, cacahuetes, nueces, avellanas
  • Coco
  • Semillas de sésamo
  • Germen de trigo
  • Chocolate
  • Gelatina

frutos secos steffenz

En cambio, nos pueden ser muy favorables los siguientes alimentos:

Subir las defensas

Puesto que el herpes está originado por un virus es fundamental activar el sistema inmunológico para combatirlo, y es importante hacerlo con remedios naturales porque esto permitirá que el cuerpo aumente su resistencia en el futuro. ¿Con qué suplementos subimos nuestras defensas?

  • Equinácea: la equinácea es una planta medicinal imprescindible para nuestro sistema inmunitario. La podemos tomar durante tres meses y descansar una temporada. Lo ideal es tomarla en primavera y otoño, o bien cuando notemos que la necesitamos.
  • Propóleo: este antibiótico natural es excelente. Cuando notemos los primeros síntomas del herpes podemos tomar 5 gotas cada hora hasta su desaparición, e incluso ponernos una gotita tópicamente para ayudar a la cicatrización. Como prevención, tomaremos cinco gotas tres veces al día, con un poco de agua o zumo
  • Vitamina C: Esta vitamina es uno de los principales suplementos que debemos tomar para mantener la salud.
  • Oligoelemento Zinc: este oligoelemento inhibe la reproducción del virus en las células.

Aceites esenciales

Los aceites esenciales contienen principios activos potentísimos, ya que son una concentración de las propiedades terapéuticas de la planta.

En el caso del herpes hay varios de ellos que son muy útiles:

  • Ravintsara: Este aceite esencial se puede aplicar directamente. Es el mejor producto de aromaterapia para luchar contra las infecciones virícas de todo tipo, por lo que puede ser nuestra primera opción en el tratamiento natural.
  • Árbol de té: éste es uno de los aceites esenciales más conocidos, ya que sirve para tratar todas las infecciones dermatológicas. Podemos aplicar también una gotita directamente sobre el herpes.
  • Niaouli: este aceite también sirve para tratar el herpes y ayudar a su cicatrización, pero no puede aplicarse directamente. Podemos preparar un ungüento natural mezclando unas gotitas del aceite esencial junto con alguna sustancia natural que haga de base: cera de abeja, aceite vegetal (sésamo, oliva, almendra, argán, coco, etc.), gel de aloe vera, etc.

Estos aceites los aplicaremos varias veces al día.

Extracto de semilla de pomelo

Este extracto, que podemos comprar en herbolarios, ha demostrado su capacidad en varios estudios para matar o inhibir el crecimiento de una gran cantidad de bacterias potencialmente perjudiciales, hongos, virus y parásitos. Además, es muy rico en vitamina C.

Podemos tomarlo según las indicaciones del fabricante y también aplicarlo tópicamente.

Podemos hacer un preparado natural mezclando 5 gotas de extracto con 50 gotas de glicerina vegetal. Lo aplicaremos 2 o 3 veces al día sobre el herpes.

pomelo stefanvds

Consejos para el cuidado labial

Además de estos remedios es importante cuidar bien nuestros labios diariamente. Protegerlos del frío con labiales hidratantes y muy nutritivos, a ser posible de ingredientes naturales, y protegerlos del sol con labiales de factor solar. De vez en cuando podemos realizar un peeling suave para regenerar la piel de los labios, mezclando un poco de aceite con azúcar. Frotaremos suavemente los labios y después los hidrataremos bien.

Imágenes por cortesía de steffenz y stefanvds