5 soluciones para problemas comunes en la limpieza del baño

Daniela Castro 21 junio, 2018
Los limpiadores naturales con productos como el bicarbonato de sodio y el vinagre pueden facilitar las tareas de limpieza del baño. En esta ocasión te contamos cómo utilizarlos.

Las tareas de limpieza del baño pueden ser un poco complicadas cuando no se utilizan los productos correctos. Aunque en el mercado hay muchos desinfectantes y blanqueadores, la tendencia a usar artículos ecológicos está haciendo que algunos busquen otras alternativas.

A pesar de que la industria nos ha acostumbrado a emplear sus soluciones químicas, hay ingredientes 100 % naturales que permiten retirar la mugre, el moho y las manchas de cal. Por eso, si llega la hora de hacer el aseo de este lugar de la casa, se pueden usar fórmulas caseras que no exponen ni el ambiente ni la salud.

5 trucos para la limpieza del baño

¿Te interesa aprender a prepararlas? En esta ocasión queremos compartir 5 buenas opciones. Todas ellas ayudan a resolver esos “problemas” comunes que se suelen dar en los distintos componentes de este lugar.  ¡No dejes de probarlas!

Ver también: 5 ideas para decorar un baño con reciclaje

1. Limpieza del inodoro

Vinagre blanco para la limpieza del inodoro.

El inodoro requiere una atención muy especial cuando se hace la limpieza del baño. Dado que es un foco de microbios, es primordial desinfectarlo con productos antibacterianos. Por suerte, combinando vinagre blanco con limón y bicarbonato podemos obtener una solución completa para dejarlo impecable.

Ingredientes:

  • ½ taza de vinagre blanco (125 ml)
  • El zumo de 1 limón
  • 2 cucharadas de bicarbonato de sodio (30 g)

Preparación:

  • Incorpora el vinagre blanco en un recipiente hondo y, enseguida, mézclalo con el zumo de limón.
  • Reserva el bicarbonato para usarlo después del preparado anterior.

Modo de uso:

  • Rocía la solución de vinagre con limón sobre la superficie del inodoro.
  • Déjala actuar unos minutos y esparce el bicarbonato de sodio por encima.
  • Finalmente, una vez pase el efecto efervescente, frótalo con un cepillo y enjuaga.

2. Limpieza del lavamanos

Debido a la cal que deja el agua con su paso, el lavamanos va adquiriendo unas antiestéticas manchas que lo hacen ver opaco. Además, dado que tiene contacto con jabón, pasta de dientes y otros productos, suele adquirir un ambiente adecuado para el crecimiento de microorganismos.

La combinación de bicarbonato de sodio con agua oxigenada y agua mineral es perfecta para dejar este elemento del baño en perfectas condiciones. Su aplicación quita la mugre más pegada y evita el crecimiento de moho y bacterias.

Ingredientes:

  • ¼ de taza de agua oxigenada (62 ml)
  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio (15 g)
  • ¼ de taza de agua mineral tibia (62 ml)

Preparación:

  • Diluye los ingredientes en el agua mineral.

Modo de uso:

  • Rocía el producto sobre el lavamanos y frótalo con una esponja.
  • Por último, pule la superficie con un paño seco de microfibra.

3. Limpieza de los azulejos

Limpieza de los azulejos del baño.

Los azulejos acumulan residuos de jabón y humedad que crean un ambiente perfecto para el crecimiento de moho. Por eso, para evitar ese molesto olor a humedad y las manchas oscuras en la pared, es primordial limpiarlos con una fórmula especial.

Ingredientes:

  • 1 taza de vinagre de manzana (250 ml)
  • 1 taza de bicarbonato de sodio (250 ml)
  • El zumo de un limón
  • 4 tazas de agua caliente (1 litro)

Preparación:

  • Vierte los ingredientes en un balde y mézclalos con las tazas de agua caliente.
  • Cuando agregues el bicarbonato, hazlo lentamente para reducir el efecto efervescente.

Modo de uso:

  • Lo primero que tienes que hacer es aplicar la preparación sobre los azulejos.
  • Luego, frótala con una esponja o cepillo para que quede bien distribuida.
  • Déjala actuar 10 minutos y enjuaga.

4. Limpieza de la ducha y la bañera

Preparando un desinfectante natural de romero y aceite de árbol de té podemos remover las bacterias y hongos que proliferan en la ducha y la bañera. Debido a sus propiedades, estos ingredientes eliminan los microorganismos a la vez que dejan una sensación de frescura y limpieza.

Ingredientes:

  • 3 cucharadas de romero seco (30 g)
  • 2 tazas de agua (500 ml)
  • 6 gotas de aceite esencial de árbol de té

Preparación:

  • Incorpora el romero seco en una olla con agua y ponlo a hervir.
  • Cuando llegue a ebullición, baja el fuego y déjalo 3 minutos más.
  • A continuación, deja reposar la solución a temperatura ambiente y cuélala.
  • Por último, agrégale el aceite de árbol de té y procede a usarlo.

Modo de uso:

  • Rocía el desinfectante natural sobre las paredes y suelos de la ducha y bañera.
  • Espárcelo con una esponja o paño y enjúgalo pasados 10 minutos.

5. Limpieza del espejo

Es necesario limpiar periódicamente el espejo del baño.

Cuando hacemos la limpieza del baño no debemos ignorar el espejo. De hecho, este elemento requiere una atención especial, ya que se ensucia con mucha facilidad. Si prefieres evitar los limpiacristales comerciales, opta por esta solución ecológica.

Ingredientes:

  • Cáscaras de limón o naranja
  • ½ taza de vinagre blanco (125 ml)
  • ½ vaso de agua (125 ml)

Preparación:

  • Primero, corta las cáscaras de cítricos en pequeños cuadrados y ponlas en un recipiente de vidrio.
  • Luego, cúbrelas con el vinagre blanco y el agua y tapa el frasco.
  • Pon el limpiador en un lugar oscuro y déjalo durante 2 semanas.
  • Pasado este tiempo, cuélalo y almacénalo en un frasco con atomizador.

Lee también: Cómo eliminar el sarro del baño de manera natural

Modo de uso:

  • Pulveriza el producto sobre los espejos y retira los residuos con un periódico.

¿Aún no usas estos trucos para la limpieza del baño? ¡Apúntalos! Como ves, son preparados muy fáciles que puedes hacer con ingredientes que están en tu despensa. Sigue las recomendaciones y aprovecha sus propiedades para facilitarte estas tareas.

Te puede gustar