4 soluciones naturales para quitar la grasa de las ventanas de la cocina

Quitar la grasa de las ventanas de la cocina puede ser una tarea compleja si no contamos con una solución efectiva para desprenderla. Por suerte, hay ingredientes de origen natural que lo facilitan.

Una de las tareas que nos pueden complicar la vida a la hora de limpiar es quitar la grasa de las ventanas de la cocina. Aunque la aplicación de un limpiavidrios convencional puede ayudar, a veces no es suficiente para dejar la superficie impecable y sin esa textura pegajosa.

Por fortuna, en la actualidad siguen vigentes una serie de soluciones naturales que combinan ingredientes “quitagrasa”  que lo facilitan. Estas fórmulas son mucho más suaves que las alternativas químicas que se venden en el mercado y, además, son bastante económicas.

En esta ocasión queremos compartir en detalle las 4 mejores, ya que sabemos que te gustará probarlas la próxima vez que limpies la cocina. Por supuesto, puedes elegir la que más te llame la atención o la que puedas hacer con los ingredientes que tienes en casa. ¡Apunta!

Soluciones para quitar la grasa de las ventanas de la cocina

Los vapores que despiden las comidas cuando están calientes y las salpicaduras de las frituras son algunas de las razones por las que se engrasan las ventanas de la cocina. A pesar de que al principio no se nota demasiado, con el tiempo empiezan a lucir empañadas y sucias.

El agravante es que no las limpiamos de forma regular y dejamos que la grasa se acumule en exceso. Por eso, cuando el detergente o spray no funciona, es necesario recurrir a otros métodos de limpieza. ¿Qué puedes hacer para no complicarte tanto?

Te puede interesar: 5 formas de mantener la cocina impecable.

1. Limpiador desengrasante con vinagre y limón

Limpiador natural con limón y vinagre.

El ácido acético que contiene el vinagre blanco y el ácido cítrico del limón se unen en una poderosa fórmula para quitar la grasa de las ventanas de la cocina. Se trata de una solución desinfectante que desprende con facilidad hasta la mugre más pegada.

Ingredientes:

  • 1 cucharadita de aceite vegetal crudo (5 ml)
  • 2 tazas de agua (500 ml)
  • 2 tazas de vinagre blanco (500 ml)
  • ½ taza de bicarbonato de sodio (100 g)
  • ½ taza de zumo de limón (125 ml)

Preparación:

  • Vierte todos los ingredientes en un recipiente hondo y mézclalos con una cuchara de madera hasta que queden bien integrados.
  • A continuación, almacena la solución en una botella con atomizador.

Modo de uso:

  • Rocía el producto sobre las ventanas de la cocina y déjalo reposar 3 o 5 minutos.
  • Luego, cuando la grasa se ablande, retírala con un paño de microfibra o una bola de papel periódico.

2. Limpiador de cristales con almidón de maíz

Este limpiador de ventanas tiene propiedades desengrasantes y blanqueadoras que ayudan a dejar el vidrio reluciente. Debido a la textura seca del almidón de maíz, es perfecto para absorber esos residuos de aceite que se van acumulando en la superficie.

Ingredientes:

  • 2 tazas de agua (500 ml)
  • 1 cucharada de almidón de maíz (15 g)
  • 2 cucharadas de vinagre blanco (20 ml)

Preparación:

  • Pon a calentar las tazas de agua y, posteriormente, agrégale la cucharada de almidón de maíz.
  • Mezcla todo con un utensilio de madera y añade el vinagre blanco.
  • Por último, almacena el preparado en un frasco con spray y agítalo bien.

Modo de uso:

  • Esparce el limpiavidrios sobre las ventanas y déjalo reposar 3 minutos.
  • Retira los residuos con una bola de papel periódico. Si la grasa está muy pegada, humedece el periódico con más vinagre.

Lee también: 6 trucos para limpiar ventanas.

3. Desengrasante con cebolla y vinagre

Zumo de ajo y cebolla.

Aunque la cebolla no tiene el olor más agradable, sus componentes son eficaces al quitar la grasa de las ventanas de la cocina. Por eso, si deseas un producto 100 % natural para desengrasar y desinfectar, puedes probar este truco.

Ingredientes:

  • ½ cebolla
  • 3 cucharadas de vinagre blanco (30 ml)

Preparación:

  • Corta media cebolla y reserva el vinagre blanco.

Modo de uso:

  • Frota la cebolla sobre las ventanas.
  • En seguida, humedece un paño con el vinagre blanco y retira los residuos de grasa y cebolla.
  • Repite el procedimiento hasta dejar la ventana brillante.

Nota: si queda olor puedes reducirlo con agua caliente.

4. Limpiador de vidrios con bicarbonato y limón

El efecto abrasivo del bicarbonato de sodio ayuda a quitar la grasa de las ventanas de la cocina con más facilidad. Además, se potencian sus propiedades con los componentes del zumo de limón, reconocido por su acción desinfectante.

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de bicarbonato de sodio (30 g)
  • ½ taza de zumo de limón (125 ml)
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Preparación:

  • Combina el bicarbonato con zumo de limón y espera a que pase el efecto efervescente.
  • Seguidamente, calienta las tazas de agua y viértelas sobre el producto.

Nota: utiliza un balde o recipiente hondo para evitar derrames.

Modo de uso:

  • Humedece un paño de microfibra con la solución y frótala sobre los cristales engrasados.
  • Repite el procedimiento hasta obtener los resultados deseados.

¿Te animas a probar estos productos ecológicos para desengrasar? Como puedes ver, son muy fáciles de preparar y no quitan demasiado tiempo. Además, sus componentes son amigables con el ambiente y no contienen partículas agresivas para la salud.