Soluciones útiles para la picazón en la piel

La picazón en la piel es un sensación molesta y muy común que puede deberse a la sequedad, a alguna alergia o incluso al estrés. Es importante prestarle atención porque también puede ser un síntoma de algo más importante.

A menudo aparecen síntomas aparentemente inofensivos a los que casi nunca les prestamos la atención que merecen. Entre estos síntomas puede estar la molesta picazón en la piel, que nos hace querer rascarnos a todas horas. Es una sensación muy incómoda que a veces puede tratarse de algo serio.

¿Qué produce la picazón en la piel?

Puede haber muchas causas detrás de la picazón en la piel, aquí enumeramos algunas de las más frecuentes. Si tienes dudas, consulta siempre con un médico.

Alergia a los detergentes

Muchas personas pueden presentar alergias a los detergentes para lavar la ropa sin ser conscientes. Si sientes picazón en la piel y no sabes la razón, prueba a cambiar tu detergente habitual por uno líquido. Los detergentes líquidos suelen dejar menos residuos en la ropa. Si  a pesar de este cambio la picazón continúa, consulta con un dermatólogo.

La sequedad

El uso de detergentes y jabones de baño, el clima seco, la falta de hidratación y algunos medicamentos pueden secar la piel y causar picazón.

Si tienes la piel seca prueba cambiando el jabón de baño por alguno que contenga glicerina, aceite de oliva o cualquier clase de ingredientes humectantes. También puedes aplicarte crema hidratante varias veces al día.

El bronceado

Cuando nos bronceamos, la piel entra en un proceso de renovación en el que se desecha la piel muerta. Este proceso puede causar picazón.
En este caso es recomendable recurrir a un tratamiento exfoliante para ayudar a la piel a librarse de células muertas y regenerarse con más rapidez, eso evitaría la molesta picazón.

El estrés

El estrés también puede causar picazón en la piel. La picazón se puede presentar en cualquier parte del cuerpo o en diferentes sitios al mismo tiempo. Cuando la causa el estrés suele ser fácil de reconocer, ya que no se siente en la superficie de la piel, sino internamente —por debajo de ella—. Esto la hace todavía más molesta porque rascarse no la alivia. A menudo viene acompañada de hinchazón y ronchas, dependiendo de la gravedad y el grado de estrés de la persona que la sufre. La molestia desaparecerá por sí sola si es leve, pero en caso contrario es aconsejable que acudas a tu médico de confianza.

Recuerda…

Si ya has probado cremas, cambiado jabones y no tienes alergia a ningún detergente pero sigues sufriendo esa molesta picazón en la piel, acude de inmediato a tu médico de confianza. La picazón puede ser un signo de infección por hongos o un síntoma de enfermedades más delicadas como la psoriasis, el eccema o incluso la diabetes.

Imagen cortesía de Informe21

  • Honeyman, J. (2008). Psiquis , inmunidad y piel. Mas Dermatol, 2–3.
  • Mora Ochoa, M., Olivares Savigñon, R., González Gross, M., and Castro Mela, I. (2010). El sol: ¿enemigo de nuestra piel? Medisan 14, 825–837.
  • Barco, D., & Giménez-Arnau, A. (2008). Xerosis: Una disfunción de la barrera epidérmica. Actas Dermo-Sifiliograficas. Elsevier Doyma. https://doi.org/10.1016/S0001-7310(08)76171-4