Somnifobia o miedo a dormir

23 mayo, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por el psicólogo Bernardo Peña
Todos hemos sentido la angustia de no poder dormir en alguna ocasión. Ahora imagina que esto suele ocurrir casi siempre, cursando además con un miedo intenso a cerrar los ojos durante la noche.

La somnifobia es un miedo intenso que se manifiesta a la hora de ir a dormir. Se trata de un temor injustificado a que durante el sueño ocurra algo malo. Por ejemplo, morir por asfixia, ser atacado por alguien o algo, o no volver a despertar jamás.

Estas personas tratan de racionalizar sus miedos y saben que la mayoría son infundados. No obstante, experimentan aprensión y una sensación de ansiedad difusa cada vez que se van a dormir.

Por consiguiente, no pueden descansar adecuadamente, y esto acaba repercutiendo en sus vidas. Después de unas semanas o meses, la situación puede ser desesperante para el paciente.

¿Cuáles son las causas de la somnifobia?

Aunque en algunos casos la causas son desconocidas, la mayoría se fundamenta en uno o varios sucesos traumáticos previos, o bien en pacientes con presencia recurrente de pesadillas, terrores nocturnos o violencia intrafamiliar.

Otras posibles causas son la ansiedad previa, como trastorno que sufre el paciente y que, después de un tiempo, también se manifiesta como somnifobia. De igual modo, un insomnio inicial puede desembocar en somnifobia, debido a que para la persona puede ser angustiante irse a la cama sin poder conciliar el sueño, sabiendo todo lo que implica.

¿Cuáles son sus síntomas?

La somnifobia lleva aparejada una ansiedad excesiva a la hora de irse a dormir, incluso al pensar en la idea de que hay que irse pronto a la cama. Sus síntomas más comunes suelen ser los siguientes:

  • Ansiedad anticipatoria
  • Pensamientos negativos e ideas de muerte
  • Sensación de alerta o hipervigilancia
  • Aprensión o miedo
  • Dolor precordial
  • Palpitaciones
  • Temblores y espasmos musculares
  • Sudoración excesiva
  • Problemas para respirar o sensación de ahogo
  • Necesidad de miccionar a cada rato
somnifobia e insomnio
La somnifobia puede vincularse al insomnio, como consecuencia de este último

Sigue leyendo: Vence el insomnio con estos 5 consejos

Consecuencias de la somnifobia

La somnifobia tiene graves consecuencias para la salud, sobre todo si el problema persiste a largo plazo. Muchos pacientes experimentan, en casos crónicos o prolongados, insomnio y estrés.

Hay un deterioro físico, mental e intelectual por el trastorno, con irritabilidad y hasta alucinaciones. La cronicidad conlleva depresión y los signos propios del estado de ánimo decaído. Tampoco es inusual que se asocie la hipocondría, como temor a padecer una enfermedad potencialmente mortal.

El cuerpo se reciente al dormir menos, y durante el día hay fatiga excesiva, dolores de cabeza y problemas de atención. La memoria necesita del sueño regular para estar alerta, por lo que es otro aspecto que empieza fallar en los pacientes con somnifobia.

Las personas con este problema rinden menos en lo laboral y lo académico, además de reducir su capacidad inmune. Son más propensos a enfermedades infecciosas, aumentan de peso y enlentecen su metabolismo.

Tratamiento psicológico

El tratamiento psicológico para la somnifobia se basa en la psicoterapia breve de orientación conductual o cognitiva-conductual. Estos tratamientos pueden combinarse con otras técnicas de medicina del sueño y cronobiología.

Por tanto, para maximizar la posibilidades de éxito, se recomienda un tratamiento multidisciplinar con el psicólogo y el neurofisiólogo. A esto se añaden otras técnicas que ayudan a aliviar los síntomas de la somnifobia, como la hipnosis clínica, las técnicas de relajación y meditación, el EMDR y ciertos tipos de psicoterapia breve psicodinámica.

Hay que tener en cuenta que el paciente tiene que cambiar sus hábitos de vida, debe mantener una adecuada higiene del sueño, recuperar el descanso y gestionar correctamente su tiempo. Una ayuda médica en paralelo al tratamiento puede ser recomendable, sobre todo para los casos más graves de somnifobia.

miedo a dormir
El miedo a dormir se aborda con técnicas de psicología, neurofisiología y hasta medicación

Descubre más: 10 claves para una buena higiene del sueño

Aunque complejo, se puede tratar

En conclusión, aunque la somnifobia es un trastorno complejo que reúne fobia, ansiedad, insomnio y otras manifestaciones psicosomáticas, existe un porcentaje significativo de éxito en su tratamiento. Sobre todo hay que hacer referencia al tratamiento multidisciplinar.

En cualquier caso, la superación de la somnifobia conlleva un cambio en el estilo de vida del paciente que redundará en una mejora de su calidad de vida y de su salud. Además, si el tratamiento triunfa, mejorará el desempeño en otras áreas funcionales del individuo, como los estudios y el trabajo.

  • Lira, D., & Custodio, N. (2018). Los trastornos del sueño y su compleja relación con las funciones cognitivas. Revista de Neuro-Psiquiatría81(1), 20-28.
  • Moreno, J. R. (2017). Comprender la ansiedad, las fobias y el estrés. Ediciones Pirámide.
  • Navarro, J. F., & Dávila, G. (1998). Psicopatología y sueño. II. Trastornos por ansiedad. Psicología Conductual6(1), 103-114.