¿Por qué son tan alarmantes las dietas sin gluten?

Las dietas sin gluten pueden ocasionar deficiencia de minerales y vitaminas. Descubre el resto de problemas relacionados.

¿Estás siguiendo dietas sin gluten sin que el médico te la haya recomendado solo porque escuchaste que es la nueva moda? Debes saber que si no tienes intolerancia al gluten, seguir este tipo de dieta puede afectar severamente tu salud.

Esta dieta se ha puesto de moda porque al eliminar ciertos tipos de carbohidratos, genera la idea de que perderás peso. Si ese es tu objetivo, elige otro tipo de dieta o aprovecha los servicios de un nutricionista.

En caso de que sospeches que tienes intolerancia al gluten, acude con tu médico para asegurarte. De lo contrario, podrías experimentar los siguientes problemas de las dietas sin gluten.

Riesgos de las dietas sin gluten

Deficiencia de vitaminas y minerales

Las dietas sin gluten pueden ocasionar deficiencia de minerales y vitaminas debido a que tus intestinos tendrán problemas para absorber nutrientes. Este es un problema común al dejar de comer alimentos sin gluten. Por ello, es común que los médicos indiquen un suplemento para cubrir las carencias.

Vitaminas y minerales.

Sin embargo, cuando sigues este tipo de dieta sin supervisión, es común que pases por alto este requerimiento. Las deficiencias nutricionales más comunes son la de hierro y la de vitamina B.

Es posible que cuando la deficiencia sea grave, experimentes problemas para realizar tus actividades normales. La solución es comer alimentos de todo tipo para suplir los nutrientes que no obtendrás al eliminar el gluten.

Tendrás problemas estomacales y de tránsito intestinal

Otro riesgo de las dietas sin gluten es que sufrirás estreñimiento la mayor parte del tiempo. Esto se debe a que los alimentos con gluten también suelen ser altos en fibra.

Recuerda que la fibra ayuda a liberar el intestino de todo lo que se va acumulando. En caso de que ya tengas problemas de estreñimiento, evita esta clase de dietas a menos que sea muy necesaria.

Te interesa leer: 6 semillas muy beneficiosas que no pueden faltar en tu dieta

En caso de que no puedas evitarla, recuerda añadir otra clase el alimentos altos en fibra:

  • Nueces.
  • Semillas.
  • Avena.
  • Quinoa.
  • Maíz.

Además de experimentar molestos síntomas del estreñimiento, comenzarás a subir de peso. Este efecto será ocasionado por la acumulación de toxinas en el intestino. La buena noticia, es que en cuanto comiences a consumir fibra, perderás ese peso.

Podrías consumir altos niveles de arsénico

Las personas que siguen las dietas sin gluten suelen incorporar el arroz como sustituto. Esto se debe a que es muy económico, fácil de preparar y muy versátil. El problema es que el arroz puede contener pequeñas cantidades de arsénico que al acumularse pueden ocasionar problemas cardíacos.El arroz es un ingrediente base.

Cuando eres intolerante al gluten, el médico suele dar recomendaciones sobre qué alimentos incluir y las cantidades. Si sigues la dieta sin necesidad, con facilidad te excederás con las cantidades.

Si no te queda otra opción, recuerda incluir una gran variedad de granos integrales en tu dieta. El arroz debe ser solo una parte, no la mayor parte de tu dieta.

Debes leer: 5 tips para potenciar tu rutina para quemar grasa abdominal

Tu bolsillo se verá resentido

Las dietas sin gluten requieren de una gran inversión. Aunque existen muchos productos libres de gluten, la gran mayoría cuestan mucho más que las versiones comunes.

Eso se debe a que esta clase de alimentos requiere mayor investigación e inversión. Recuerda que estos productos son parte de un tratamiento médico por lo que no serán demasiado baratos.

Dietas sin gluten

La mejor opción si deseas perder peso sin afectar tu bolsillo es comer productos naturales. Es decir, organiza tu menú semanal pensando en alimento que sean fáciles de comprar en la temporada. Luego, adquiere dichos productos en los mercados locales.

Estarás consumiendo una gran cantidad de alimentos procesados

Las dietas sin gluten suelen basarse en alimentos que debieron pasar por varios procesos para eliminar el gluten. Esto se traduce en varios factores:

  • Consumirás altas cantidades de edulcorantes. Debido a que los alimentos están muy procesados, algunos pierden su capacidad para mantenerse en buen estado. Para mantenerlos en buenas condiciones, las marcas requerirán añadir algunos conservadores.
  • Estás añadiendo demasiada grasa a tu dieta. Ya que los alimentos procesados pierden parte de sus propiedades, requieren de grasas añadidas para recuperar suavidad y la sensación de frescura. Por este motivo, seguir una dieta sin gluten podría ocasionarte problemas cardíacos, hígado graso y diabetes, entre otros.

¿Estás siguiendo una dieta sin gluten sin haberlo hablado con tu médico? No lo hagas más. Como puedes ver, presenta varios riesgos innecesarios.

  • Vazquez-Roque, M., & Oxentenko, A. S. (2015). Nonceliac Gluten Sensitivity. Mayo Clinic Proceedings. https://doi.org/10.1016/j.mayocp.2015.07.009
  • Bel’mer, S. V, Mitina, E. V, Karpina, L. M., & Smetanina, N. S. (2014). [Iron deficiency anemia and anemia in chronic celiac disease in children]. Eksperimental’naia i Klinicheskaia Gastroenterologiia = Experimental & Clinical Gastroenterology.
  • Welstead, L. (2015). The Gluten-Free Diet in the 3rd Millennium: Rules, Risks and Opportunities. Diseases. https://doi.org/10.3390/diseases3030136