¿Son buenos los masajes para bebés?

30 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas
Los masajes pueden fortalecer el vínculo entre madre e hijo y, además pueden favorecer su desarrollo cognitivo.
 

En algunas ocasiones, de seguro hemos visto a una madre realizarle un masaje a su bebé en el abdomen para ayudarlo a calmarse. Pues bien, los masajes para bebés no solo se aplican en este tipo de situaciones. Y cabe destacar que no siempre se llevan a cabo con la misma técnica.

En momentos de estrés o malestar, los masajes pueden resultar muy útiles puesto que permiten calmar y aliviar al bebé. Ahora bien, según se cree, pueden haber muchos más beneficios, según el tipo de masaje que se realice al bebé.

¿Qué son los masajes para bebés?

Canción para hacer reír a los bebés.

Los masajes pueden ayudar que los bebés se sientan más atendidos y queridos, con lo cual, puede que a través del tacto desarrollen un vínculo más fuerte con ellos. En este sentido, el sentido del tacto viene a ser un factor clave y los investigadores lo saben, por ello se han realizado diversas investigaciones al respecto.

Mediante el contacto piel con piel, el vínculo entre madre e hijo puede verse reforzado en gran medida, aumentando así el bienestar de ambos y la sensación de relajación. Y dado que el masaje se realizaría con afecto, esto podría suponer aún más beneficios para el desarrollo del bebé a largo plazo.

 

El masaje vendría a ser entonces una forma de estimulación sensorial. Según un artículo publicado en la Revista Fuentes:

“La sensación, tiene la gran tarea de recibir la información del exterior a través de los sentidos; la percepción por su parte, cumple el papel de llevar la información al cerebro, activándolo para procesar la información, elaborando respuestas que generarán conductas y comportamientos de acuerdo al entorno que va creando”.

En un estudio realizado en roedores se observó que los masajes tienen cierta influencia en el desarrollo cerebral y el sentido de la vista.

Tipos de masajes para bebés

Desde el momento en que los bebés llegan al mundo, necesitan estar cerca de la madre para recibir su calor y caricias.

Por eso, es importante incluir la técnica de los masajes para bebés desde el nacimiento y durante su desarrollo. De esta manera, le estarás ayudando a resolver algunas de sus necesidades.

A continuación, te mostraremos varios tipos de masajes que puedes realizar a tu bebé.

1. Masajes para la estimulación

Masajear las extremidades del bebé desde el nacimiento es de gran ayuda para su correcto desarrollo motriz. Puedes realizar un masaje determinado y sencillo. Debes hacer movimientos circulares con las manos, en el sentido de las agujas del reloj, en las articulaciones, brazos y piernas.

  • Para que el masaje sea efectivo, coloca al bebé boca arriba sobre la cama o en un espacio agradable y cómodo para él.
  • Es importante que la madre también tenga una posición cómoda. Si lo deseas, puedes colocar música suave en la habitación.
 

2. Masajes para ayudarlo a expulsar gases

Es común que los bebés inhalen un poco de aire cuando están alimentándose del pecho o biberón. Este aire que aspiran se convierte en gases, y es posible que se les dificulte expulsarlos. Esto les origina muchas molestias, hasta el punto de no poder conciliar el sueño.

Cuando ocurra, puedes realizar un pequeño masaje:

  • Pon a tu bebé boca arriba y coloca las palmas de tus manos abiertas a la altura de su ombligo.
  • Luego desliza las manos poco a poco hacia arriba y hacia abajo. Con este sencillo masaje conseguirás que poco a poco vaya expulsando los gases.

3. Masajes para bebés que sufren de cólicos

Al igual que los gases, es común que los bebés manifiesten episodios que llamamos cólicos. Se trata de una contracción de los músculos que rodean la zona del intestino y es producida por el organismo del bebé. Cuando esto sucede, el pequeño comienza a llorar por el malestar que siente.

  • Para aliviarlo, coloca al bebé boca arriba y ponle las manos sobre su abdomen.
  • Luego, realiza leves movimientos circulares en el sentido de las agujas del reloj.
  • Además, para que las manos se deslicen mejor, puedes utilizar algún aceite o crema para bebés.

4. Masajes para aliviar el estreñimiento

Algunos bebés manifiestan estreñimiento desde muy pequeños, especialmente si se alimentan de fórmula y no de leche materna. En el caso que tu bebé presente este tipo de malestar, puedes ayudarlo con el siguiente masaje:

  • Primero, coloca al bebé boca arriba sobre la cama o el cambiador.
 
  • Luego, ponte en las manos un poco de aceite de oliva, ligeramente tibio, y masajea suavemente su abdomen moviendo las manos de un lado a otro.
  • Se debe centrar el masaje en la zona inferior del abdomen, es decir, del ombligo hacia abajo. Así, estarás activando el funcionamiento adecuado de los órganos internos, en especial los intestinos.

Beneficios de los masajes para bebés

Cuidados de un bebé recién nacido en casa

Según se cree, los masajes ayudan a que el bebé se sienta en un ambiente más favorable, ayudándolo a sentir así mayor seguridad y confianza y menos estrés. Por otra parte, se considera que ayudan a brindarle un descanso nocturno de mayor calidad, ya que los relaja y prepara para tener un sueño largo, profundo e ininterrumpido.

Otros beneficios comentados son:

  • Apoyo al sistema digestivo y endocrino.
  • Contribuye al desarrollo del sistema respiratorio.
  • Potencia el desarrollo de su sistema neurológico.

Los masajes para bebés tienen muchas formas y no todos tienen el mismo objetivo. Por ello, cada madre debe elegir cuál es el que considera más conveniente en el momento y desarrollar su propia técnica.

Te aconsejamos que realices masajes a tu bebé en el momento en que lo consideres oportuno y durante un tiempo determinado. Y por último, no olvides preguntarle al pediatra si tienes alguna inquietud o si deseas obtener algún beneficio en concreto con la práctica regular de algún tipo de masaje en particular.

 
  • “The benefits of infant massage” artículo en web de la Infant Massage USA