Sopa de brócoli y queso

En función de nuestros gustos podemos añadir las verduras más o menos cocidas, así como procesarlas y conseguir una crema que, a su vez, facilitará la digestión

Las verduras son un complemento nutricional muy necesario en cualquier dieta y sin embargo, son de los alimentos que menos gustan a la gente en general y a los niños en particular. Por ello las madres de todos los tiempos han ido inventando distintas maneras de disimular la verdura a la hora de comer, y así han nacido platos como las espinacas con bechamel, el pudding de espárragos o la empanada de acelgas. Aquí te enseñamos a realizar uno de estos platos: la sopa de brócoli y queso.

Opción 1: Sopa de brócoli y queso

Ingredientes:

  • ½ cebolla mediana
  • ¼ taza de mantequilla ablandada
  • ¼ taza de harina
  • 2 tazas de nata líquida
  • 2 tazas de caldo o consomé de pollo
  • 225 g de brócoli fresco
  • 1 taza de zanahoria
  • Sal
  • Pimienta
  • ¼ de cucharadita de nuez moscada (opcional)
  • 225 g de queso cheddar rallado

Procedimiento:

sopa de brocoli y queso

  • Derretir un poco de mantequilla en una sartén pequeña y saltear la cebolla picada. Cocinar hasta que esté translúcida y retirar la sartén del fuego.
  • Derretir el resto de la mantequilla en una cacerola alta. Calentar hasta que la mantequilla empiece a “chisporrotear”, con cuidado de que no se queme.
  • Agregar la harina poco a poco mientras se bate constantemente con unas varillas. Calentar sin dejar de remover hasta que la mezcla adquiera un color dorado.
  • Incorporar la nata, la leche y el caldo de pollo. Seguir removiendo hasta que la mezcla esté completamente integrada.
  • Hervir el líquido a fuego lento durante 20 minutos sin que rompa el hervor en ningún momento.
  • Picar la cebolla y el brócoli muy finos y cortar la zanahoria en juliana.
  • Agregar el brócoli, la cebolla y las zanahorias a la sopa y remover bien. Cocer a fuego lento durante unos 25 minutos, hasta que se suavicen sin que se rompa el hervor.
  • Retirar la cacerola del fuego cuando la sopa esté espesa.
  • Agregar sal y pimienta al gusto y remover bien.
  • Poner la sopa en un vaso de batidora o en una licuadora y batirla hasta que quede uniforme. Cuando ya no queden trozos de verduras, devolver la sopa a la olla y calentar a fuego medio.
  • Agregar el queso rallado a la sopa caliente, remover para mezclarlo bien y esperar a que se derrita por completo. Cuando el queso esté derretido y los sabores se hayan mezclado, retirar del fuego y servir.

Opción 2: Sopa casera de brócoli y queso cheddar

Ingredientes:

  • ½ taza grande de mantequilla
  • 1 cebolla grande picada
  • ½ taza de harina
  • 3 tazas de caldo de pollo
  • 3 tazas de leche
  • 2 cucharaditas de salvia
  • 2 tazas de queso cheddar rallado
  • 1 cabeza de brócoli
  • 2 zanahorias

Procedimiento:

  • Limpiar y picar las zanahorias y el brócoli en trozos muy pequeños.
  • Llevar a ebullición una cacerola grande con agua. Añadir el brócoli y las zanahorias y hervirlos de 2 a 3 minutos. Escurrir y reservar.
  • En otra cacerola, saltear la mantequilla y la cebolla a fuego medio, hasta que la cebolla esté translúcida.
  • Añadir la harina y cocinar sin dejar de remover hasta que la mezcla comience a burbujear.
  • Verter el caldo de pollo, la leche y dejar que la mezcla se vaya cocinando a fuego medio hasta que espese.
  • Agregar la salvia y batir hasta que se integre todo bien y la mezcla sea homogénea.
  • Añadir el queso, el brócoli y las zanahorias y batir bien.
  • Dejar hervir unos 20 minutos hasta que el brócoli esté tierno.

Opción 3: Crema de brócoli con queso

sopa samuel gardiner

Ingredientes:

  • 1 brócoli
  • 1 l de leche
  • 2 cucharadas grandes de Maizena
  • ¼ kg de queso fresco
  • ½ cebolla
  • 250 g de mantequilla
  • 2 cucharadas soperas de caldo de pollo

Procedimiento:

  • Partir el brócoli en trozos e introducirlo en una cacerola con agua hirviendo. Hervirlo hasta que esté blando y escurrir.
  • Con una batidora, batir el brócoli hasta conseguir una crema espesa.
  • En una cacerola aparte, poner la mantequilla, la cebolla muy picada y el brócoli batido. Mezclar bien.
  • Disolver la maizena en un vaso con leche y remover bien. Incorporar la mezcla de maicena y leche y el resto de la leche a la olla removiendo poco a poco.
  • Dejar que espese y agregar el queso fresco en dados a la crema antes de servir.