Sopa de brócoli con queso

Irene Peláez Díaz-Laviada 21 marzo, 2015
Gracias a su gran versatilidad la sopa de brócoli admite todo tipo de vegetales que queramos añadirle. Combinado con tomate y zanahoria potencia sus propiedades anticancerígenas

El brócoli es una verdura de la familia de las crucíferas (como la coliflor o el repollo). Aunque en otras partes de Europa es muy apreciada, en España no es un plato muy común. Esta verdura contiene mucha vitamina C, además de sustancias anticancerígenas y su consumo está muy recomendado por los expertos.

La sopa de brócoli con queso es una excelente idea para una cena de invierno. Es una comida sabrosa y reconfortante muy fácil de hacer. Puede prepararse con brócoli fresco o congelado y cualquier tipo de queso que se derrita bien, es perfecto para esta sopa. Estas recetas llevan queso Cheddar maduro y una variedad de vegetales frescos, además del brócoli.

Opción 1: Sopa de brócoli con queso

Brocoli

Ingredientes:

  • 1 cucharada de mantequilla derretida
  • ½ cebolla mediana picada
  • ¼ de taza de mantequilla derretida (además de la cucharada)
  • ¼ de taza de harina
  • 2 tazas de caldo de pollo o consomé
  • 1 taza de leche
  • 1 taza de nata
  • 225 g de brócoli fresco picado
  • 225 g de queso Cheddar maduro rallado
  • 1 taza de zanahoria cortada en juliana
  • Sal y pimienta al gusto
  • ¼ cucharadita de nuez moscada (opcional)

Procedimiento:

  • Derretir un poco de mantequilla en una sartén pequeña.
  • Cuando esté caliente, agregar la cebolla picada y cocinarla hasta que esté traslúcida. Retirar la sartén del fuego y reservar.
  • Derretir más mantequilla en una olla sopera pesada o en una cacerola de hierro fundido. Calentar a fuego medio hasta que la mantequilla se derrita y empiece a chisporrotear, con cuidado de que no se queme.
  • Con la batidora, mezclar la harina con la mantequilla batiendo constantemente para que no se ponga oscura la mezcla. Estará lista cuando adquiera un color dorado.
  • Añadir la leche y la nata sin dejar de batir.
  • Vierte el caldo de pollo removiendo todo el tiempo, hasta que se forme una mezcla homogénea.
  • Agregar pimienta negra y pimienta de cayena (opcional).
  • Hervir el líquido a fuego lento durante 20 minutos.
  • Pasado este tiempo, añadir el brócoli, las zanahorias y la cebolla, todo cortado. Cocer los vegetales a fuego lento unos 25 minutos hasta que se suavicen.
  • Retirar la sopa del fuego cuando tenga la textura que se quiere.
  • Salpimentar al gusto.
  • Batir la sopa en una batidora o robot de cocina. Una vez batida, volver a poner en el fuego a fuego medio. Si se desea conservar tropezones de brócoli y vegetales, puede batirse solo la mitad de cantidad.
  • Agregar el queso rallado a la sopa caliente. Remover con una cuchara y permitir que se derrita por completo.
  • Probar para regular la cantidad de queso. La sopa está terminada cuando el queso se ha derretido y los sabores se han mezclado.

Opción 2: Sopa casera de brócoli y queso Cheddar

sopa cebolla queso

Ingredientes:

  • ½ taza de mantequilla
  • 1 cebolla grande picada
  • ½ taza de harina
  • 3 tazas de caldo de pollo
  • 3 tazas de leche
  • 2 cucharaditas de salvia
  • 2 tazas de queso Cheddar rallado
  • 1 cabeza o 4 tazas de brócoli cortado en pedazos
  • 2 zanahorias limpias y picadas (opcional)

Procedimiento:

  • Pon a calentar el agua en una olla grande.
  • Cuando hierva, añadir el brócoli y las zanahorias y dejar hervir entre 2 y 3 minutos. Escurrir y apartar.
  • En una olla grande, saltear la mantequilla y la cebolla a fuego medio, hasta que esté traslúcida.
  • Verter la harina sobre la cebolla y remover constantemente, hasta que la mezcla comience a burbujear.
  • Añade el caldo de pollo y la leche, dejando que la mezcla se cocine a fuego medio hasta que empiece a espesar.
  • Agregar la salvia y batir hasta que todos los ingredientes se mezclen bien.
  • Pon el queso Cheddar rallado, el brócoli y las zanahorias y remover todo hasta que quede una mezcla homogénea.
  • Hervir a fuego lento unos 20 minutos o hasta que el brócoli esté tierno.
  • Pasar por la batidora para que no queden grumos ni tropezones.
Te puede gustar