Sopa de cebolla y ajo, la receta para aumentar las defensas

La combinación de la cebolla y el ajo constituye un remedio natural muy potente para la prevención de algunas enfermedades y para ayudar en la dieta balanceada a la vez que nos aporta múltiples beneficios.

La sopa de cebolla y ajo es una receta perfecta para aumentar las defensas de cualquier persona. Tanto la cebolla como el ajo son alimentos que se caracterizan por tener muchas vitaminas, minerales y antioxidantes. Además, tienen propiedades antibióticas que ayudan a prevenir y combatir distintas infecciones.

La buena alimentación es fundamental para aumentar las defensas y combatir algunas enfermedades. La sopa de cebolla y ajo es un método cada vez más popular usado contra algunas patologías, como la gripe.

Receta de sopa de cebolla y ajo

Ajos y cebollas.

Ingredientes:

  • 3 cebollas
  • 1 zanahoria
  • 2 dientes de ajo
  • 1 nabo blanco pequeño
  • 2 ¼ tazas de caldo vegetal (570 ml)
  • Una pizca de mostaza en polvo
  • 1 hoja de laurel
  • 2 cucharadas de aceite de oliva (30 ml)
  • Pimienta
  • Sal

Preparación

  1. En primer lugar, cortar la cebolla finamente en tiras finas o juliana.
  2. Pelar los dientes de ajo y machacarlos un poco con un mortero.
  3. Lavar la zanahoria, pelarla y cortarla en trozos. Realizar el mismo procedimiento con el nabo blanco.
  4. En una cacerola, colocar un poco de aceite y calentarlo a temperatura baja.
  5. Agregar las cebollas, la zanahoria, el ajo y el nabo blanco cortados.
  6. Rehogar la verdura a fuego lento, para que se vaya dorando poco a poco.
  7. Añadir un poco de sal y pimienta. A gusto.
  8. Pasados unos minutos, agregar la hoja de laurel, la mostaza y el caldo vegetal.
  9. Remover bien, de manera que todos los ingredientes se vayan mezclando.
  10. Dejar hervir a fuego lento durante 20 minutos, con la olla tapada. De esta forma, los aromas y propiedades se concentrarán.
  11. Una vez finalizado el proceso, retirar la hoja de laurel. También se puede retirar la zanahoria o dejarla en la presentación final, según el gusto personal.
  12. Rectificar el punto de sal y pimienta.

No te pierdas: 4 recetas para preparar mostaza antigua

Beneficios de la sopa de cebolla y ajo

Los beneficios de la cebolla y el ajo son muchos y variados. Entre los más importantes hay que destacar que ambos alimentos son útiles para reforzar el sistema inmunitario de las personas. Aportan defensas y previenen frente a posibles infecciones o enfermedades.

A continuación, veremos una interesante lista de las propiedades que tienen cada uno de estos alimentos.

Propiedades de la cebolla

  • Actúa como antiinflamatorio natural.
  • También tiene propiedades antibióticas y antibacterianas.
  • Combate los parásitos intestinales que se encuentran en el organismo.
  • Su consumo habitual ayuda a bajar la presión arterial alta.
  • Limpia al cuerpo de toxinas.
  • Es un excelente estimulante de la digestión. Previene la hinchazón y el estreñimiento.
  • Aumenta la cantidad de colesterol bueno (HDL) y elimina los excesos de colesterol malo (LDL).
  • Funciona como expectorante. Es conocido el efecto reparador que produce la cebolla para paliar los cuadros de tos intensa.
  • También tiene la virtud de ayudar a despejar las vías respiratorias.
  • Regula el nivel de azúcar en sangre.
  • Reduce síntomas de resfriados, gripes y tos, proporcionando alivio.

Descubre: Dos caldos para sobrellevar la gripe

Propiedades del ajo

  • Actúa como antiinflamatorio y antibiótico natural.
  • Tiene propiedades antisépticas y antibacterianas.
  • Ayuda en la eliminación de sustancias tóxicas y metales pesados en el cuerpo. Es decir, que ayuda a desintoxicar el organismo.
  • Funciona como vasodilatador.
  • Ayuda a reducir el colesterol malo (LDL) y baja la presión sanguínea.
  • Es muy bueno para el sistema respiratorio. También funciona como expectorante, de forma parecida a la cebolla.
  • Mejora problemas relacionados directamente con el hígado.
  • También es bueno para el sistema gastrointestinal, siendo útil, por ejemplo, en casos de colitis o diarrea, entre otros.
  • Alivia poderosamente la artritis.
  • Es un excelente remedio para aquellas personas que tiene diabetes.

Cualquier sopa o caldo elaborado con ingredientes naturales es una excelente opción durante los meses de frío, y para tomar templada durante todo el año. En el aspecto nutritivo, la combinación de la cebolla y el ajo es una muy buena manera de potenciar las propiedades individuales de cada ingrediente. Con ello aumentaremos nuestras defensas y se aliviarán síntomas gripales o de resfriados.

La receta de la sopa de cebolla y ajo es muy fácil de preparar y se puede consumir en grandes cantidades. Es una receta ideal para reducir el frío en los meses de invierno y, además de sus propiedades saludables, es una opción muy satisfactoria y sabrosa.