Sopa de lasaña

Podemos variar los ingredientes en función de nuestros gustos o según los que tengamos en casa y adaptar la receta a nuestras necesidades. Incluso podemos prepararla vegetariana con caldo de verduras

No has leído mal, puedes hacer una sopa diferente (o una lasaña distinta) a partir de estas recetas. Es realmente delicioso, original y con un sabor único. ¡No podrás dejar de prepararla y comerla! Además es muy simple. Conoce cómo se realiza la sopa de lasaña en este artículo.

Alternativa 1 de sopa de lasaña

Cuando tus hijos te pregunten qué hay de cenar y les respondas “sopa de lasaña”, pensarán que les estás mintiendo, hasta que se sienten en la mesa y prueben este invento. ¿A quién se le habrá ocurrido? No lo sabemos. Lo que si sabemos es que dejará a todos boquiabiertos y pidiendo repetir.

Ingredientes (para 3 porciones)

  • 6 salchichas de cerdo o pollo
  • 2 chalotas o puerros
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharada de orégano
  • 1 lata de tomate al natural o 400 gramos de tomates
  • 1 pizca de azúcar
  • ½ litro de caldo de pollo
  • Sal y pimienta al gusto
  • 5 placas de lasaña
  • 200 gramos de queso mozzarella
  • 2 cucharadas de queso parmesano rallado

Paso a paso:

sopa-de-ajo-

  • 1-Abre las salchichas de forma longitudinal, “por el medio” y extrae la carne.
  • 2-Amasa el relleno y forma bolitas del tamaño de una nuez aproximadamente.
  • 3-En una sartén, calienta el aceite y dora las bolitas de salchicha por ambos lados.
  • 4-Retira el exceso de aceite con un papel de cocina.
  • 5-Pela y pica las chalotas o puerros y rehoga en el aceite que te sobró, sazona.
  • 6-Echa el caldo, el tomate, el orégano y calienta hasta que empiece a hervir.
  • 7-Baja el fuego y deja que se cocine 5 minutos semitapado.
  • 8-Cocina las placas de lasaña como indican las instrucciones del paquete.
  • 9-Parte las lasañas e incorpora al caldo.
  • 10-Ralla el queso mozzarella y mezcla con el queso parmesano rallado.
  • 11-Echa encima de la sopa y deja que se derrita un poco.
  • 12-Apaga el fuego y sirve enseguida.

Alternativa 2 de sopa de lasaña

¿Qué tal si combinamos dos de las comidas más ricas que existen en el mundo? La sopa y la lasaña pueden llevarse de maravillas. Si no nos crees, prueba preparar esta receta.

¿Qué se necesita?

  • 500 gramos de carne picada de res
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 litro de caldo de carne
  • 1 taza de agua
  • 1 cucharadita de albahaca
  • ½ cucharadita de orégano
  • 1 lata de 350 gramos de tomate natural
  • 1 lata de 250 gramos de salsa de tomate
  • 1 cucharada de azúcar moreno
  • 2 láminas de lasaña
  • 1 taza de espinacas
  • Sal y pimienta al gusto
  • ½ taza de requesón
  • ¼ taza de queso parmesano rallado
  • ½ taza de queso mozzarella rallado
  • 2 cucharadas de perejil picado

¿Cómo se preparar?

Beneficios de la sopa de miso

  • 1-Primero realiza la “mezcla de quesos” con el requesón, el parmesano y la mozzarella. Lleva a la nevera hasta el momento de servir la sopa.
  • 2-Corta la cebolla en trocitos y sofríe con el aceite durante 5 minutos.
  • 3-Pica bien el ajo y añade, junto a la albahaca y el orégano.
  • 4-Incorpora la carne molida y remueve bien, cocina hasta que no queden partes rojas o rosadas (unos 6 minutos a fuego alto).
  • 5-Agrega el tomate pelado, la salsa de tomate, el azúcar y el caldo de res.
  • 6-Pon las láminas de lasaña para que se hidraten y cocinen en esta mezcla también y corta en pedazos más pequeños.
  • 7-Cuando empiece a hervir, tapa el cazo y deja que se cocine unos 15 minutos removiendo de vez en cuando.
  • 8-Añade la espinaca cortada en tiras.
  • 9-Cuando todo esté cocido, sirve en platos o cazuelas individuales.
  • 10-Coloca dos cucharadas de la mezcla de quesos en cada porción.

Otra opción para no usar tanto queso es añadir ricotta a la preparación antes de servir. Puedes también preparar la sopa como estás acostumbrado con vegetales a elección (zanahoria, apio, puerro, etc) e incorporar las láminas de lasaña ya cocidas justo al final, antes de servir. Esta es una opción vegetariana interesante, sin carne ni salchichas (recuerda usar caldo de verduras). Por lo demás, puedes innovar como desees para disfrutar de la sopa de lasaña y que se convierta en tu comida preferida.

Categorías: Recetas Etiquetas:
Te puede gustar