3 sopas orientales que te gustará preparar

Maite Córdova 2 julio, 2018
Las sopas orientales tienen un sabor muy particular y con cierto toque picante. Además, permiten múltiples variaciones para adaptarlas a los gustos de los comensales sin perder su esencia.

Por lo general, cuando pensamos en sopas orientales, de inmediato nos imaginamos las típicas instantáneas de bote que se preparan en el microondas. Y es que, a pesar de que estas puedan presentarse como un formato “tradicional” de la gastronomía asiática, no son el mejor exponente. Por eso hemos decidido presentarte algunas recetas para que puedas degustarlas como es debido y, sobre todo, con un auténtico y delicioso sabor.

Las siguientes recetas no contienen ingredientes difíciles de encontrar y se preparan en tan poco tiempo. Así, bien pueden servir para salvar el día cuando no disponemos de mucho margen para preparar una comida. Cabe destacar que lo más recomendable es disfrutar de las sopas orientales a modo de entrante o como una cena ligera.

3 recetas de sopas orientales

1. Sopa china de pollo y vegetales

Ingredientes

  • Aceite de girasol
  • 2 dientes de ajo
  • ½ cebolla (20 g)
  • 1 cucharada de apio en rama (15 g)
  • ½ puerro
  • 1 zanahoria pequeña
  • ½ pechuga de pollo
  • 1 cucharada de pimienta (15 g)
  • ½ cucharada de cilantro (5 g)
  • 2 pimientos (rojo y verde)
  • ¾ taza de fideos chinos (150 g)
  • ½ vaso de vinagre blanco (100 ml)
  • 1 taza de caldo de pollo (250 ml)
  • ½ vaso de salsa de soja (100 ml)
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

  1. Pelamos y machamos los ajos. Añadimos sal, pimienta y cilantro. Luego, añadimos la salsa de soja y el vinagre blanco. Dejamos macerar esta preparación durante, al menos, dos horas.
  2. Procedemos a cortar y lavar las verduras en trozos pequeños. Aparte, calentamos con un chorrito de aceite de girasol a fuego medio.
  3. Salteamos las zanahorias sin dejar de remover para que no se quemen. Una vez estén ligeramente tostadas, añadimos la cebolla y el apio. Dejamos los pimientos y el puerro de último.
  4. Por otro lado cortamos la pechuga de pollo en julianas y las llevamos a saltear junto con las verduras. Para evitar que se deshidraten los ingredientes, hay que añadir, de vez en cuando, agua y salsa de soja.
  5. Cuando la carne esté bien cocida, añadimos el caldo de pollo y la preparación que hicimos en el primer paso.
  6. Añadimos los fideos chinos y dejamos cocer durante 5 o 6 minutos.

Lee también: Aprende a hacer una deliciosa sopa de fideos

2. Sopa japonesa de miso y fideos

Ingredientes

  • 1 cebolleta
  • 3 vasos de agua (600 ml)
  • ¾ taza de tofu (150 g)
  • 1 sobre de caldo de bonito (5 g)
  • ¼ vaso de fideos de arroz (25 g)
  • 1 cucharadita de miso (5 g)
  • 1 cucharadita de alga wakame (5 g)

Preparación

  1. En primer lugar, tenemos que colocar el alga wakame en un bol con agua durante 10 minutos, para que se hidrate. Una vez transcurridos los 10 minutos, la cortamos en trozos pequeños.
  2. En una olla, colocamos agua a hervir y una vez alcance el punto de ebullición, añadimos el caldo de bonito y dejamos reposar un par de minutos.
  3. Aparte, cortamos la cebolleta en aros finos; hacemos lo mismo con los fideos de arroz.
  4. Retiramos la olla del fuego y añadimos la cebolleta junto con los fideos.
  5. Mientras tanto, diluimos el miso en una olla con agua y, una vez listo, lo añadimos a la sopa.
  6. Finalmente, cortamos el tofu en cubos y lo añadimos a la sopa junto con el alga wakame. Salpimentamos y servimos en caliente.

Ver también: Receta de sopa azteca

3. Sopa tailandesa de fideos

Ingredientes

  • 1 pimiento rojo mediano
  • Cilantro fresco (al gusto)
  • 4 dientes de ajo
  • ½ taza de fideos (100 g)
  • 1 cucharada de curry rojo (10 g)
  • 1 trozo pequeño de jengibre
  • 2 vasos de caldo vegetal (400 ml)
  • 1 vaso de leche de coco (200 ml)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva (30 g)
  • 1 cucharada de azúcar moreno (15 g)
  • 2 cucharadas de salsa de soja (30 ml)
  • 1 bote de champiñones laminados (100 g)

Preparación

  1. Para preparar esta receta, primeramente procederemos a lavar y cortar el pimiento en trozos pequeños. Haremos lo mismo con el jengibre y reservamos.
  2. Machacamos bien el ajo y se lo añadimos a los champiñones laminados.
  3. En una sartén impregnada con un chorrito de agua, sofreímos el ajo, el jengibre, los champiñones y el pimiento rojo, a fuego medio, sin dejar de remover. Poco a poco, añadimos el curry rojo y cocinamos todo durante un par de minutos más.
  4. Subimos la llama del fuego y vertemos la leche de coco y el caldo vegetal. Removemos y, a continuación, añadimos el azúcar moreno y la salsa de soja. Cuando llegue al punto de ebullición, dejamos de remover y dejamos cocinar durante 10 o 15 minutos, aproximadamente.
  5. Aparte, preparamos los fideos según nuestra costumbre y, una vez listos, los colocamos al fondo de un tazón. Añadimos el caldo por encima y decoramos con cilantro fresco.

Nota: Cabe destacar que esta receta también se puede preparar con arroz en lugar de fideos. 

Las sopas orientales son una verdadera delicia para el paladar y no toman mucho tiempo. Y lo mejor de todo es que, aunque no contemos con todos y cada uno de los ingredientes, tenemos un margen amplio para introducir otros. Por ejemplo, si no tenemos pollo, podemos añadir otro tipo de carne blanca o, incluso, gambas. Lo importante es mantener, en la medida de lo posible la base de condimentos para que el caldo quede bien.

¡Anímate a preparar en casa tus propias sopas orientales!

Te puede gustar