Sopas quemagrasas ricas y eficaces

Yamila Papa · 27 octubre, 2016
Aunque la mayoría de nosotros relacionemos el concepto de sopa con una comida calórica, lo cierto es que podemos prepararla con ingredientes que nos ayuden a bajar de peso.

Son muchas las personas que no les importa la estación del año en la que están porque siempre les parece un buen momento para tomarse una sopa bien caliente. Sin embargo, si estas personas están intentando bajar de peso, muchas veces se lo piensan dos veces a la hora de tomar una sopa, ya que normalmente, estas aportan bastantes calorías. Por ello, queremos explicar algunas recetas de sopas quemagrasas ideales para estas situaciones.

Si además añadimos ciertos ingredientes al prepararlas, podemos convertirlas en una opción ideal para bajar de peso. Si eres una de estas personas, te animamos a que disfrutes de algunas de las siguientes recetas de sopas quemagrasas ricas y eficaces.

Sopa de puerro

Los puerros son deliciosos y, además, saciantes. Le aportan un sabor único a tus comidas y son perfectos para añadirlos a nuestras sopas quemagrasas.

Ingredientes

  • 1 puerro grande entero.
  • Una cebolla.
  • 1 diente de ajo.
  • Una zanahoria.
  • 1 litro de caldo de verduras.
  • Un poco de aceite.
  • Sal y pimienta.

Preparación

Lo primero que debes hacer es cortar y picar el puerro, la cebolla y el ajo. Después, en un cazo, echa un poco de aceite y sofríe los tres ingredientes picados.

Por otro lado, pela la zanahoria y córtala en cubitos. Agrégala al salteado cuando se haya dorado el sofrito anterior. Cuando a zanahoria esté cocinada, echa el caldo de verduras, salpimenta y cocina todo junto unos 20 minutos.

Pasado este tiempo, con una licuadora o batidora mezcla bien todos los alimentos hasta obtener una crema con la textura adecuada.

Sopa de col, tomate y apio

Los ingredientes que lleva esta sopa son muy saludables y, combinados, sacian nuestro apetito y ayudan a quemar grasas.

Ingredientes

  • ½ col blanca.
  • 6 cebollas.
  • 6 tomates.
  • 3 tallos de apio.
  • 2 pimientos verdes.
  • Sal y pimienta.
  • Agua o caldo de verduras.

Preparación

Primero, pica la col en trozos lo más pequeños posibles. También debes corta las cebollas en juliana, es decir, en tiras alargadas y finas, y los tomates en cubitos. Trocea los apios en rodajas y los pimientos en tiras pequeñas.

Cuando termines, echa todas las verduras en una cazuela y llena de agua o caldo hasta ¾ partes de su capacidad. Añade un poco de sal y pimienta y déjalo a cocer al mejor 30 minutos, o simplemente hasta que todos los alimentos estén tiernos.

Sopas quemagrasas: sopa de espárragos

Sopa de espárragos

Los espárragos son mucho más ricos de lo que creemos y se pueden comer en cualquier época del año. No aportan demasiadas calorías y sacian el apetito.

Ingredientes

  • 1 manojo de espárragos.
  • Una patata.
  • 1 puerro.
  • ½ litro de caldo de verduras o agua.
  • Sal y pimienta.

Preparación

Pela la patata y córtala en cubos pequeños. Después cuécela con un poco de sal y a fuego lento. Cuando empiece a estar tierna, añade el puerro previamente picado junto con la parte dura de los espárragos. Si ves que te estás quedando sin agua o que la sopa necesita más agua, no dudes en añadir la que necesites.

Condimenta con sal y pimienta a tu gusto y déjalo cocinando hasta que todos los alimentos estén bien tiernos. Cuando los retires del fuego, pásalos por una batidora o un procesador de alimentos para triturarlos y obtener una crema. Verás que es una de las sopas quemagrasas más deliciosas.

Sopa crema de brócoli

Sopa crema de brócoli

El también brécol o brócoli es una verdura exquisita aunque un poco “demonizada”. Tiene muchas propiedades y no aporta demasiadas calorías, además de saciar nuestro apetito. Existen decenas de recetas para disfrutar del brócoli como, por ejemplo, esta sopa o crema.

Ingredientes

  • ½ kg de brócoli.
  • Una patata.
  • 1 taza de leche desnatada (250 ml).
  • 2 tazas de caldo de verduras (500 ml).
  • Sal y pimienta.

Preparación

  • Lava los brócolis y separa las flores. Cocínalo con agua y un poco de sal.
  • Pela la patata, córtala en cubos y cuécela junto con el brócoli.
  • Cuando ambas verduras estén cocidas, cuélalas y ponlas en el vaso de la licuadora.
  • Agrega la leche (también puede ser nata) y el caldo de verduras.
  • Añade salpimenta a tu gusto y procesa todos los alimentos bien.
  • Si es necesario, agrega más agua o más leche para lograr la consistencia deseada.

 

  • Lowry, R., Galuska, D. A., Fulton, J. E., Wechsler, H., Kann, L., & Collins, J. L. (2000). Physical activity, food choice, and weight management goals and practices among U.S. college students. American Journal of Preventive Medicine. https://doi.org/10.1016/S0749-3797(99)00107-5
  • Michon, C., O’Sullivan, M. G., Sheehan, E., Delahunty, C. M., & Kerry, J. P. (2010). Study on the influence of age, gender and familiarity with the product on the acceptance of vegetable soups. Food Quality and Preference. https://doi.org/10.1016/j.foodqual.2010.01.003