Sordera: consejos y plantas naturales para evitarla

La pérdida de nuestros sentidos más importantes siempre traerá sensaciones poco satisfactorias. El oído es una de los más sensibles, por lo que debemos cuidarlo y atender con pronta urgencia de ser necesario

La sordera está caracterizada por la pérdida total o parcial de la audición. Se habla de hipoacusia cuando esta disminuye, pero todavía se puede escuchar algo, y de sordera cuando no se percibe ningún sonido.

En este artículo te informaremos de esta condición y te enseñaremos algunos remedios hechos en casa para aliviar sus síntomas.

Causas

La sordera tiene muchas causas. Unas son curables y otras no. Aquí daremos a conocer las más comunes, con algunas consideraciones sobre la gravedad respectiva.

  • Cuerpos extraños en el canal auditivo: agua, cerumen. Por lo general, se cura con facilidad.
  • Líquido en el oído medio debido a una enfermedad aguda (pus). Es curable si no se descuida demasiado tiempo.
  • Falta de aire en el oído medio, debida una a una obstrucción de las trompas de Eustaquio por vegetaciones adenoides, resfriado o catarro. Si no se corrige hunde el tímpano hacia el interior. Es curable.
  • Arteriosclerosis de los vasos sanguíneos del oído interno, produce necrosis o muerte de las terminaciones nerviosas.
  • Inflamación del octavo nervio o neuritis aguda.
  • Destrucción del nervio por veneno, como la quinina.
  • Ruptura del tímpano deja una perforación permanente. la sordera puede ser solamente parcial.
  • Catarro, amígdalas enfermas, adenoides, resfriados repetidos, dolor de garganta y obstrucciones en los conductos nasales.

Tan pronto como nos demos cuenta de que nos estamos quedando sordos, debemos consultar a un médico, preferiblemente a un especialista. Este se encargará de examinarnos cuidadosamente.

Síntomas

Los síntomas sugestivos de un principio de sordera se pueden comprobar fácilmente y sin mucha dificultad. Entre estos encontramos:

  • Necesidad de concentrarse demasiado para escuchar lo que otras personas dicen o de pedir a estas que repitan lo que han dicho.
  • Zumbido en los oídos.
  • Escuchamos a los demás como si estuvieran hablando entre dientes.
  • Picazón por la presencia de algún líquido.
  • También en los casos más graves se pueden presentar dolores fuertes, más asociados a la ruptura de las terminaciones nerviosas.

Cuando hay una sordera súbita, la persona se da cuenta porque empiezan a haber cortes entre lo que escucha. En los niños, los signos de sospecha de sordera congénita son:

  • Dificultad para aprender a hablar
  • Problemas de aprendizaje
  • Cambios en su comportamiento

Complicaciones

Sordera

Este es un problema que puede tener un efecto muy significativo en  la calidad de vida de una persona. Los problemas más reportados entre adultos debido a la sordera son:

  • Depresión
  • Ansiedad
  • Sensación de que otras personas están enojadas

Es muy común que la mayoría de quienes se ven afectados por pérdida de audición o sordera vivan con esas dificultades durante años antes de buscar tratamiento. Algunas nunca buscan uno, lo que puede ocasionar problemas para aquellos con los que conviven en casa o trabajo.

Consejos

  • Es recomendable evitar los ruidos impulsivos. No se debe escuchar música a más de 110 decibelios, ya que se puede presentar pérdida auditiva precoz.
  • No se deben introducir objetos o sustancias extrañas, pues estos pueden empujar la cera hacia adentro y dañar el tímpano.
  • Es recomendable limpiar solo la parte externa del oído con una gasa o toalla. No introducir los dedos para su limpieza y rascado.
  • Se debe prestar mucho cuidado cuando se practican deportes de contacto, pueden provocar traumas en la zona del oído y ocasionar problemas.
  • En caso de exposición continua al ruido se debe usar protectores auditivos. 

Plantas naturales para la sordera

Mejorana

Esta planta se recomienda para tratar la pérdida de audición. Por sus propiedades hipotensoras y antiarterioscleróticas, puede ayudar a la persona que padece la enfermedad ya que regula la presión sanguínea.

Ingredientes

  • 1 cucharada de mejorana (15 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)  

Preparación

  • En un recipiente poner a hervir el agua.
  • Cuando llegue a ebullición, agregar la mejorana, taparla y dejar por 2 minutos más.
  • Retirar del fuego y dejar reposar unos 5 minutos.
  • Se recomienda tomar dos tazas diarias.

Cebolla

Cómo extraer el jugo de la cebolla y cuáles son sus usos

Por su infinidad de propiedades, esta resulta ser  muy adecuada para la sangre, evita la formación de coágulos, es antibiótica y analgésica.

Ingredientes

  • 1 cebolla
  • 4 tazas de agua (1 litro)

Preparación

  • Triturar la cebolla y colocarla en un recipiente.
  • Agregar el litro de agua.
  • Dejar reposar 12 horas antes de consumir, para que se concentre bien.
  • Tomar tres veces al día.

Ajo

El ajo tiene excelentes propiedades, antibióticas y antiinflamatorias, que serán de gran ayuda para este tipo de situación.

Ingredientes

  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharada de aceite de oliva (15 ml)

Preparación

  • Triturar bien el ajo hasta obtener una pasta.
  • Calentar el aceite en un recipiente y agregar el ajo.
  • Presionar con una cuchara para que suelte sus extractos.
  • Con un gotero colocar tres gotas en cada oído.Se puede repetir la aplicación varias veces a la semana.

Ginkgo biloba

Por sus propiedades mejora el flujo de la sangre, aumentando el abastecimiento de oxígeno hacia el cerebro. Es ideal para mantener los oídos saludables y  libres de molestias.

Ingredientes

  • 1 cucharada de ginkgo biloba (15 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • En un recipiente hervir el agua. Cuando ya esté lista agregar la cucharada de ginkgo biloba.
  • Tapar y dejar reposar por 5 minutos.
  • Se recomienda tomar una taza por día.

El malestar en los oídos o la falta de audición se suele presentar durante la vejez, pero son muchos los factores que conducen a ello. Por eso debemos cuidar nuestros sentidos vitales, para así llevar una vida más cómoda.

Si ya la padeces, los remedios naturales enseñados anteriormente serán de gran ayuda. No obstante, si tu caso es muy grave lo más recomendable es que acudas a un especialista de inmediato.

Te puede gustar