Strudel de verduras

Mariela Ibarra 6 abril, 2015
Aunque la más conocida es la versión con manzana (Apfel Strudel), el strudel nos permite experimentar con todo tipo de verduras.

El strudel de verduras es una pasta rellena que permite una gran variedad de combinaciones y  preparaciones. El strudel es muy apreciado dentro de la cocina vegetariana, recordándonos las mejores recetas de la cocina italiana o alemana. Tiene un tiempo de preparación y una dificultad media y puede lograrse con ingredientes de fácil acceso.

En general, la mayor dificultad para preparar el strudel radica en hacer la masa de manera casera. Sin embargo, existen muchas opciones precocinadas en el mercado, como la que usaremos nosotros para realizar esta preparación.

Strudel de verduras, ingredientes

  • 4 hojas de pasta filo
  • 1 cebolla tierna
  • 1 puerro
  • 1 zanahoria
  • 1 cucharada sopera de champiñones en láminas
  • Medio pimentón rojo
  • 1 calabacín
  • 1 huevo grande
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Guisantes frescos
  • Habas frescas
  • 200 ml de nata vegetal
  • Sal, pimienta negra y nuez moscada

Preparación

strudel verduras 2

Esta receta es muy fácil de preparar, deberás tomar en consideración los tiempos de cocción de cada uno de los ingredientes. Al ser un plato con una variedad de verduras tan amplia, ten cuidado con no dejar algunas crudas o cocinar demasiado otras.

Lo primero que debes hacer es poner a precalentar el horno a 200ºC. Después quítale la piel a las verduras y córtalas en julianas. Ve salteándolas en una sartén, utilizando una cucharada de aceite de oliva. Antes de realizar este proceso, debes incorporarlas en orden de dureza, priorizando aquellas que tienen un tiempo de cocción más largo. Aparte, puedes cocinar los ingredientes que así lo requieran, como es el caso de la acelga. Debes reservar y adicionar al final.

Cuando las verduras estén blandas, incorpora la nata vegetal, prueba cómo están de sal y corrígela, también puedes adicionar la pimienta y en caso de que te guste, la nuez moscada. Revuelve hasta que todo se integre muy bien y deja que se cueza la nata durante 3 minutos a fuego lento.

Separa la yema del huevo y adiciónala a la cocción de verduras con nata, mezcla nuevamente y cuando todo esté bien cocinado, retíralo del fuego. Deja que se enfríe un poco antes de empezar a montar el strudel.

Toma una lámina de pasta de filo y úntala con un poco de aceite, usando un pincel de cocina. Pon sobre esta otra lámina y repite el procedimiento. Realiza el mismo proceso con las otras láminas que quedan, esto lo hacemos con el fin de darle el grosor adecuado a nuestro strudel.

Una vez termines de darle grosor a la pasta, extiende sobre la mayor parte de la superficie el contenido que has preparado con las verduras y la nata. Ahora corta la  acelga en tiras y ponla sobre el resto del relleno.

Unta el borde que dejaste sin relleno con la clara del huevo y enrolla el strudel dejando para el final el pedazo de masa que untaste con la clara. Después de que está enrollado, séllalo aprovechando la clara de huevo, usándola como si fuese pegamento.

Hornea durante 30 minutos a 200ºC, aunque debes vigilarlo para que no se queme, si te gusta la pasta bien tostada, deberás darle un poco más de tiempo. Una vez esté listo, retíralo del horno, acompáñalo de alguna guarnición y sírvelo mientras esté caliente.

Consejos adicionales

Las acelgas, una excelente verdura con muchos nutrientes

  • Al igual que en la mayoría de recetas con pastas, debemos tener en cuenta que los ingredientes que podemos usar son muy variados, siéntete con la libertad de remplazar las verduras que prefieras, eso sí, asegúrate que combinen bien.
  • Para este plato, puedes preparar una salsa blanca o alguna que sea de tu preferencia. Sírvela en un recipiente en la mesa.
  • Los strudel también pueden ser dulces, dentro de las opciones más conocidas se encuentra el de manzana, que es originario de la cocina alemana.
  • Este strudel se puede consumir frío, eso dependerá de tus necesidades  y tus preferencias.
  • Recuerda que hay verduras que requieren cocción preliminar, como es el caso de las habas y los guisantes, así que deberás hacer esto primero, además de dejarlas en remojo desde el día anterior.
  • Te sugerimos al momento de cocer alguna clase de verdura, esperar hasta que el agua esté hirviendo. De esta manera disminuyes considerablemente el tiempo de preparación de las mismas.
Te puede gustar