Cómo hacer un suavizante para la ropa en 5 sencillos pasos

Además de lograr un producto mucho más amigable con el medio ambiente al emplear este suavizante casero también conseguiremos eliminar el exceso de cal de la lavadora

El suavizante para ropa se ha convertido en uno de los productos más utilizados al momento de lavar.

Con este protegemos las telas de nuestras prendas favoritas, neutralizamos los malos olores y les dejamos una sensación más agradable para su próximo uso.

En la actualidad lo podemos adquirir en muchas presentaciones comerciales, de diversos tamaños, aromas y precios.

No obstante, para quienes prefieren las opciones ecológicas y saludables, existen algunas recetas caseras que podemos hacer con ingredientes naturales muy económicos y fáciles de adquirir.

A continuación te queremos compartir sus beneficios y los pasos que debes seguir para hacerlo tú misma.

¡Toma nota!

¿Por qué hacer un suavizante para ropa casero?

Usa ropa fresca

Algunos podrían pensar que por qué complicarse en fabricar suavizantes caseros cuando se pueden adquirir listos en el mercado. Lo cierto es que es bastante sencillo y cuenta con unos beneficios extra que deberíamos considerar.

El que te compartimos en esta ocasión es bueno para dejar las prendas suaves, con su color intacto y sin manchas.

Se recomienda para realzar los tonos de la ropa oscura, pero también para quitar esas marcas de sudor que suelen alterar los colores blancos.

A diferencia de otros artículos con el mismo fin, este producto ecológico es beneficioso para la lavadora, ya que facilita la eliminación de la cal del agua, los restos de jabón y el moho.

Como no contiene químicos agresivos para el ambiente y la piel, es una buena alternativa para los que sufren alergias o sensibilidades.

Por si fuera poco, es una buena opción para suavizar y dejar en perfectas condiciones las prendas de los bebés.

Ver también: No compres más suavizantes de telas químicos, prepara uno natural y barato

No contiene fragancias ni sustancias perjudiciales

Aunque lo ignoramos casi todo el tiempo, muchas de las fragancias y químicos que contienen los suavizantes comerciales pueden derivar en problemas de salud.

Si bien su aroma nos resulta agradable, está comprobado que en algunos puede empeorar la rinitis y las irritaciones en la piel.

Como ocurre con los demás productos comerciales para la limpieza del hogar, la mayoría de sus efectos negativos no se notan de forma inmediata. Las reacciones pueden comenzar días o semanas después de haber hecho contacto con sus sustancias.

Todo indica que estos contienen ftalatos, unos compuestos químicos que ayudan a que el aroma perdure más tiempo. Sin embargo, hay investigaciones que sugieren que estos mismos serían los responsables de causar desordenes hormonales en varios animales.

Por todo esto, no cabe duda que las alternativas ecológicas son más convenientes en todos los sentidos.

Si ya quedaste convencido, no dudes en hacer la siguiente receta cada que quieras obtener todos sus beneficios.

Pasos para hacer un suavizante natural para la ropa

Suavizante-casero

Este suavizante natural consiste en aprovechar las propiedades de ingredientes básicos como el bicarbonato de sodio y el vinagre blanco, ampliamente conocidos en lo que tiene que ver con la limpieza natural.

Los dos unen sus compuestos activos para dejar las prendas limpias y con sus tonos vivos.

Ingredientes

  • 2 tazas de agua (500 ml)
  • 1 taza de vinagre (250 ml)
  • ⅓ de taza de bicarbonato sódico (66 g)
  • 6 gotas de aceite esencial de tu aroma preferido

Paso 1

Diluye la taza de vinagre blanco con las dos partes de agua y viértelo en un recipiente.

Paso 2

Con mucho cuidado, añade poco a poco el bicarbonato de sodio en la mezcla, tratando de no desperdiciar el material.

Ten en cuenta que esto tendrá un efecto efervescente, el cual aumentará si echas todo el bicarbonato de una vez.

Paso 3

Mezcla con una cuchara y asegúrate de que todo quede bien disuelto. A continuación, agrega las gotas de tu aceite esencial favorito para darle un aroma más especial.

Paso 4

Incorpora el suavizante en tu lavadora, tal y como lo haces con el comercial.

Paso 5

Realiza el ciclo de lavado normal, extiende las prendas y nota la diferencia.

¿Quieres conocer más? Lee: ¿Por qué el bicarbonato de sodio es uno de los mejores ingredientes que puedes utilizar?

Consejos que debes tener en cuenta

canasta-ropa

  • Si quieres que el producto tenga una consistencia más espesa, de forma opcional le puedes agregar un poco de acondicionador para el cabello.
  • En caso de manchas en las axilas o los cuellos, sumerge la prenda en el suavizante unos 30 minutos antes del lavado común. También puedes aplicarle vinagre blanco sobre las zonas afectadas.
  • Para fijar los colores en las prendas teñidas, agrega una taza de vinagre blanco en el último enjuague del ciclo de lavado.

Como puedes notar, no tienes que invertir demasiado ni exponer tu salud para darle buen trato y suavidad a tus prendas. Anímate a probar este truco y cámbiate ahora mismo.

Te puede gustar