¿Qué sucede cuando el hierro está bajo?

Carmen Martín · 24 enero, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 22 enero, 2020
Tener el hierro bajo puede provocar que suframos anemia ferropénica. Los síntomas principales en estos casos son el cansancio y la debilidad. En algunos casos esconde un problema mayor, y por eso debe detectarse a tiempo.

El hierro es un componente básico en nuestro organismo. Forma parte de la hemoglobina, que es la molécula que permite que nuestros glóbulos rojos capten el oxígeno y lo distribuyan por todas las células del organismo. Este oxígeno es indispensable para las funciones corporales.

Tener el hierro bajo a menudo suele confundirse con tener anemia. Sin embargo, esto no es así, ya que existen muchos tipos diferentes de anemias causadas por otros motivos. Lo que sí es cierto es que tener el hierro bajo se asocia a la anemia ferropénica.

La deficiencia de hierro es una de las carencias nutricionales más extendidas en el mundo. Tanto este déficit como la anemia ferropénica pueden tener consecuencias graves para la salud. Por ello, en este artículo te explicamos todo lo que debes saber sobre este problema.

¿Qué pasa si tengo el hierro bajo?

Para saber qué ocurre cuando los niveles de hierro están bajos, primero debemos saber cuáles son los niveles adecuados. El hierro que circula en sangre de manera normal está entre los 50 y los 150 mg/dl. 

Sin embargo, en nuestro cuerpo existen ciertas formas de almacenamiento de hierro. La ferritina es una proteína que se encarga de almacenarlo, y también hay que tener en cuenta sus valores a la hora de medir el hierro total.

Lo cierto es que existen muchas causas de este déficit. La mayoría de los casos se dan en mujeres, debido a la menstruación. Esto es así porque, con la pérdida de sangre, también se produce un descenso en los niveles de hierro.

También hay que tener en cuenta que este producto lo obtenemos a través de la alimentación. De hecho, se encuentra mayoritariamente en la carne. Por eso, ciertos hábitos alimenticios, como ser vegetariano, pueden provocar un déficit.

Lo mismo ocurre cuando existe algún problema digestivo que nos impide absorber el hierro. Por ejemplo, que el hierro esté bajo suele ser uno de los primeros síntomas de la celiaquía o de otras enfermedades digestivas crónicas, como la enfermedad de Crohn.

Anemia

Podría gustarte: Infusiones para la anemia

¿Qué síntomas tiene el déficit de hierro?

Lo cierto es que, al principio, cuando el déficit no es demasiado acusado, no suele haber síntomas. Sin embargo, a medida que avanza la anemia, van apareciendo diferentes signos. En primer lugar, la persona tiende a estar más cansada y sentirse débil. Pero no sólo eso, sino que también aparecen:

  • Caída del cabello
  • Uñas quebradizas
  • Piel pálida y fría
  • Cefalea: dolor de cabeza
  • Menos apetito: sobre todo en los niños

Quizá te interese: ¿Qué es la anemia de Fanconi?

¿Qué hacer para diagnosticar y tratar el hierro bajo?

hierro bajo cansancio
Los bajos niveles de hierro en la sangre generan cansancio desmedido

Lo más importante es acudir al médico con frecuencia y, aún más, ante cualquier de los síntomas que mencionamos. Con un simple análisis de sangre se podrá comprobar cómo están los niveles de hierro y si existe o no anemia.

Para poder solucionar este problema, es esencial mantener una alimentación adecuada. Se recomienda consumir legumbres, carne, pescado y huevos. Lo cierto es que, si la dieta es equilibrada y sana, es mucho menos común que aparezca este trastorno.

En muchos casos se necesitan ciertas pruebas para encontrar cuál es la causa de este déficit. Por ejemplo, la endoscopía digestiva puede servir para comprobar si existe alguna úlcera o problema gástrico que esté influyendo.

Por otra parte, la colonoscopía sirve para descartar que se estén produciendo hemorragias en la parte final del aparato digestivo. Esta situación se da, frecuentemente, en el cáncer de colon, por lo que la anemia en un paciente sospechoso es indicativa y sugestiva de la neoplasia.

En algunas ocasiones, los médicos recetan suplementos de hierro para poder solventar esta carencia. No obstante, es importante que se tome bajo receta, ya que estos suplementos también presentan efectos secundarios y deben usarse con moderación.

En conclusión

Tener el hierro bajo no es infrecuente. Mayoritariamente las mujeres son quienes padecen anemia a causa de las pérdidas de hierro que genera la menstruación. En el otro extremo, a los varones mayores de 50 años con déficit de hierro les cabe la sospecha de cáncer de colon.

Es fundamental realizar los controles recomendados anualmente para detectar un problema con el hierro. Debes visitar a tu médico regularmente para que te solicite los métodos complementarios adecuados a tu edad y tu situación clínica.

  • Osungbade, K. O., & Oladunjoye, A. O. (2012). Preventive treatments of iron deficiency Anaemia in pregnancy: A review of their effectiveness and implications for health system strengthening. Journal of Pregnancy. https://doi.org/10.1155/2012/454601
  • OPS/OMS | Anemia ferropénica: Investigación para soluciones eficientes y viables. (n.d.). Retrieved January 16, 2020, from https://www.paho.org/hq/index.php?option=com_content&view=article&id=11679:iron-deficiency-anemia-research-on-iron-fortification-for-efficient-feasible-solutions&Itemid=40275&lang=es
  • ¿Te falta hierro? Las señales para sospecharlo. (n.d.). Retrieved January 16, 2020, from https://www.sabervivirtv.com/nutricion/te-falta-hierro-las-senales_280
  • Anemia por deficiencia de hierro | National Heart, Lung, and Blood Institute (NHLBI). (n.d.). Retrieved January 16, 2020, from https://www.nhlbi.nih.gov/health-topics/espanol/anemia-por-deficiencia-de-hierro