Sudoración en las manos: causas y remedios

Además de los remedios de uso tópico podemos consumir jugo de tomate por las mañanas, sin condimentar, para mantener nuestro cuerpo fresco y evitar la sudoración excesiva

Para las personas que padecen una sudoración excesiva en sus manos, no hay nada más molesto y preocupante. Puede limitarles su vida social, el estrechar la mano en un trabajo, el acariciar a otras personas… situaciones realmente estresantes que afectan a una parte importante de la población. Pero ¿a qué se debe? y mejor aún ¿existe algún remedio para esta realidad?

El fenómeno de la sudoración excesiva tiene el nombre de Hiperhidrosis palmar, y supone en muchos casos el tener verdaderos problemas para la calidad de vida de las personas, debido a un exceso de sudor de las glándulas sudoríparas. Puede existir el mismo problema en axilas y pies, pero en muchas ocasiones este hecho es más evidente en las manos. Véamoslo más detenidamente.

¿Por qué nos sudan las manos?

manos sudor

Sudar es algo normal. Nuestro cuerpo necesita reestablecer su temperatura y libera este líquido que se evapora en nuestra piel para que nos encontremos así más frescos y estabilizar nuestro equilibrio. Pero ahora bien, el sudor de las manos no funciona igual que el que podamos sentir en las axilas o los pies. La sudoración en las manos tiene una explicación diferente:

  • Las manos sudan más por factores emocionales que por motivos orgánicos. Esto es así por una zona de nuestro cuerpo llamado sistema nervioso autónomo. ¿Y qué es lo que hace? él es quien rige nuestros nervios, nuestra ansiedad, el estrés, la pena o la alegría… él quien ordena una sudoración en las manos cuando sentimos estas emociones.
  • Los expertos nos dicen que cuando esta sudoración es excesiva, sufrimos una alteración de las glándulas sudoríparas de las manos llamada Hiperhidrosis palmar. 
  • Esta alteración suele aparecer desde bien pequeños, y puede durar toda la vida si no aplicamos un tratamiento.
  • El 3% de la población padece hiperhidrosis, y aparece tanto en hombres como en mujeres.
  • Los especialistas nos dicen que el 40% de quienes la padecen, tienen a otro miembro de la familia el mismo problema. Podríamos decir pues que tiene una base hereditaria.

Remedios para la sudoración de las manos

Para las personas que sufran Hiperdrosis palmar existen varias soluciones con las que eliminar este problema. La mayoría de ellos requieren de una intervención médica que pasamos seguidamente a reflejarte. Nosotros, por nuestra parte, te aportamos sencillos remedios caseros con los que puedes paliar este problema. 

1. Solución médica: dermatológica y quirúrgica

hiperhidrosis

  • La solución dermatológica se plantea a través de una inyecciones de toxina botulínica (es lo que conocemos normalmente como bótox). Al igual que el bótox es efectiva para borrar las arrugas, también lo es para eliminar la sudoración excesiva, pero eso sí, su efecto no dura más allá de 6 meses.
  • La opción que los especialistas nos dan como definitiva, es la  cirugía laparascópica. Este procedimiento consiste en realizar punciones en diferentes puntos de la espalda, a través de una aguja conectada a un equipo emisor de ondas de alta frecuencia. Mediante este sistema se impide que aparezca la orden de generar sudor excesivo hacia las manos, aliviando así el problema de la persona de forma definitiva.

2. Remedios naturales

Bicarbonato de sodio

Como ya te hemos señalado anteriormente, estos remedios naturales pueden paliar el problema de la sudoración de las manos, pero no van a solucionarlo definitivamente. Pueden servirte de ayuda para el día a día, pero debes ser tú quién elija el mejor método dependiendo de la gravedad del problema.

  • Bicarbonato de sodio: es un método muy adecuado para tratar la sudoración excesiva. Gracias a su poder alcalino, el bicarbonato nos ayuda a tratar el sudor y mantener nuestras manos secas. ¿Cómo conseguirlo? No tienes más que disolver un poco en agua caliente y sumergir las manos en este preparado diez minutos. Tus manos quedarán secas.
  • Té: el té es un excelente controlador del sudor y un buen desodorante. Para ello hervimos un vaso de agua y ponemos 5 bolsitas de té. Una vez listo y cuando aún esté tibio, sumerge las manos en él unos diez minutos. El resultado siempre es bueno.
  • Jugo de tomate: si tomas el jugo de dos tomates por las mañanas, tu cuerpo se mantendrá fresco y evitarás una sudoración excesiva. Evita también consumir muchas especias, también cebolla, ya que nos hacen sudar de un modo más acusado de lo normal.
  • Infusión de salvia, té y manzanilla: un gran aliado para regular nuestra transpiración. Si tomas este preparado cada mañana durante 20 días, poco a poco verás como va reduciendo tu transpiración. No tienes más que hervir un vaso de agua, y añadir una cucharada de salvia y una cucharadita y media de manzanilla y un poco de té.. Deja reposar unos 10 minutos, filtra el contenido y pon un poco de miel.

Cortesía imagen Isabel Toledo

Categorías: Otros tratamientos Etiquetas:
Te puede gustar