¿Cómo ayuda el suero fisiológico contra la gripe en niños?

La congestión nasal y la fiebre son de los síntomas más molestos de cualquier gripe. Esta infección afecta por igual a niños y a adultos, y puede ser tratada con suero fisiológico.

Cuando bajan las temperaturas, la gripe aparece. Es una infección causada por los virus Influenza. Entre las recomendaciones fundamentales de cualquier tratamiento para aliviar esta enfermedad, el suero fisiológico contra la gripe en niños cumple un rol protagónico en esta lucha.

Ya sea que se utilice para fluidificar los mocos que se producen a consecuencia de la infección, o para la hidratación general del organismo, el suero fisiológico es un aliado para aliviar los síntomas que genera la gripe en niños y adultos.

¿Cómo se produce la gripe?

La gripe es una enfermedad respiratoria contagiosa. Es producida por tres tipos de virus Influenza. La mayor parte de las epidemias de gripe se deben al virus tipo A; mientras que las gripes más suaves son por los tipos B y C. Cuando la temperatura ronda los 5°C y el índice de humedad es de 20 a 25%, es el ambiente ideal para la propagación de la gripe.

El virus se transmite a través de las partículas de saliva que son expulsadas al estornudar, hablar o toser. Estas minúsculas gotas de saliva se evaporan y el virus queda en el aire, con lo que fácilmente puede ser respirado por otra persona.

Niño con fiebre por gripe.

Los adultos pueden contagiar el virus a partir del primer día de contagio, antes de que los síntomas se desarrollen; y hasta 5 a 7 días después del inicio de la enfermedad. Los niños pueden contagiar la gripe durante más de 7 días. Los síntomas comienzan entre los días 1 y 4 , después de que el virus entró al cuerpo.

Debes leer: 7 formas naturales de subir tus defensas para evitar enfermedades respiratorias y gripe

¿Cuáles son los principales síntomas de la gripe?

  • Fiebre. También es común sentir escalofríos.
  • Tos y dolor de garganta producto de la irritación.
  • Congestión nasal, mucosidad o nariz tapada.
  • Dolores musculares y corporales. El enfermo de gripe puede tener gran fatiga o cansancio.
  • Dolores de cabeza, producto de la misma congestión nasal.
  • Algunas personas pueden presentar vómitos y diarrea, aunque esto es más común en los niños que en los adultos.

Cómo ayuda el suero fisiológico contra la gripe

Aunque la gripe es una enfermedad común y leve, con frecuencia niños y adultos reciben tratamiento con medicamentos para fluidificar el moco, disminuir la tos, o antibiótiocs para combatir la fiebre, los cuales son innecesarios.

El sistema inmunitario tiene la capacidad para vencer en la lucha contra la gripe pero generalmente no lo dejamos actuar. Una fiebre de 38° C puede acabar con el virus pero tenemos mucho miedo a que suba la fiebre, sobre todo en bebés y niños. Efectivamente, es correcto no dejarla subir, pero también debemos permitir que el organismo se defienda.

Lo mejor que podemos hacer es aliviar los síntomas de la gripe de forma natural. Para ello el suero fisiológico contra la gripe es un gran aliado. Lo podemos utilizar para limpiar las fosas nasales que se han congestionado con mucosidad, o para mantener el organismo hidratado mientras hay fiebre.

¿Cómo usar el suero fisiológico?

El sueño fisiológico se puede usar en bebés, niños y adultos, porque no tiene efectos secundarios. Tiene múltiples beneficios para el cuidado y tratamiento no solo de la congestión nasal, sino que también se puede usar en el cuidado de los ojos y en la limpieza de heridas abiertas en la piel.

Suero fisiológico para la gripe.

El suero fisiológico es de venta libre en farmacias o puede ser preparado en el hogar, ya que es básicamente una solución salina que contiene 9% de sal. No obstante, el suero fisiológico preparado en el hogar solo se puede utilizar para el lavado de fosas nasales. No se puede utilizar en los ojos o en heridas abiertas ya que no cumple con los requisitos de esterilidad.

Para eliminar la mucosidad en bebés y niños, lo mejor es aplicar la solución con sprays o goteros. Se acuesta al bebé o al niño de costado y se aplica el suero en la fosa nasal que está hacia arriba. Luego se gira al bebé o al niño sobre el otro costado y se aplica la solución salina.

En el caso de adultos, se puede recurrir al uso de una jeringa pero teniendo sumo cuidado en no aplicar mucha presión porque se puede lastimar la mucosa nasal. Sin embargo, siempre será mejor usar gotero o spray.

¿Cómo mantenerse hidratado durante la fiebre?

El mejor tratamiento para la fiebre producto de la gripe es mantenerse hidratado. Se puede ingerir simplemente agua. También sirve hidratarse con el suero fisiológico en presentaciones de libre venta en farmacia, o solución salina preparada en el hogar.

El agua de coco es el suero fisiológico de la naturaleza. Tiene una concentración de minerales que incluso puede ser suministrado vía intravenosa. También se puede preparar esta versión del suero oral de la naturista Lutecia Adam, que la dió a conocer en su famoso libro “Laboratorio de la Naturaleza”.

Agua de coco para la salud.

Cómo preparar el suero fisiológico contra la gripe oral

Ingredientes

  • 1 zanahoria mediana.
  • 1 cucharadita (5 gramos) de sal.
  • 2 cucharadas (20 gramos) de azúcar morena o miel.
  • Una pizca de bicarbonato de soda
  • Un litro de agua filtrada o mineral preferiblemente.

Preparación

  • Hierve el agua con la zanahoria rallada. Se deja refrescar.
  • Una vez frío, se cuela.
  • El envase que se utiliza para preparar el suero debe estar muy limpio y debe ser preferiblemente de vidrio.
  • Agregas la sal, azúcar y bicarbonato de soda.

Te interesa leer: Remedios caseros que te pueden ser de gran utilidad para bajar la fiebre

Recomendación final

La mejor forma de curar una gripe es dejar que el sistema inmunitario actúe. La fiebre es tu aliada en el combate de la enfermedad. En bebés y niños, es recomendable no administrar mucolíticos, antitusígenos o antibióticos sin haber sido recetados por su pediatra.

Los spray o gotas de medicamentos fluidificantes de la mucosidad nasal pueden no tener el resultado esperado. Incluso pueden ocasionar el efecto rebote, es decir, que tras una aparente mejoría luego la situación empeore. Además, de que generan dependencia. El suero fisiológico contra la gripe siempre será el mejor aliado.