¿Sufres ardor o acidez? ¡No son lo mismo!

Elena Martínez 8 diciembre, 2014
Aunque tengan los mismos síntomas y a menudo los confundamos, el ador y la acidez son contrarios. El ardor aparece por la escasez de jugos gástricos y la acidez por exceso

Muchas personas han sufrido puntualmente alguna de estas molestias después de comer, generalmente por no haber comido de manera equilibrada, pero hay quienes los sufren casi diariamente, coman lo que coman.En este artículo te explicamos por qué se dan el ardor y la acidez, ya que conocerlos y diferenciarlos te ayudará a determinar qué desequilibrio tienes para tratarlo con los remedios naturales que también te proponemos.

Factores que influyen

Hay algunas cuestiones que sí que son comunes para estos dos trastornos y por ello las destacamos en primer lugar:

  • Combinar diferentes alimentos en una misma comida: por ejemplo, carne y pescado, legumbres y carne, lácteos y carne, etc. Deberíamos elegir comidas más sencillas.
  • Comer demasiada cantidad: si a nuestro estómago le cuesta digerir, lo más saludable será consumir pequeñas cantidades y más repetidas a lo largo del día, para evitar que se sobrecargue.
  • Tomar postres ricos en grasas, lácteos y/o azúcares: resultan poco digestivos y engordan, por lo que siempre será mejor tomarlos a media mañana o a media tarde.
  • Comer frutas cítricas de postre, ya que los ácidos no se digieren bien después de la comida. Elegiremos mejor la manzana o la pera y dejaremos los cítricos para la mañana.
  • Comer demasiado rápido, sin masticar correctamente los alimentos.
  • Beber mucho agua en la comida: es mucho más sano beberla hasta media hora antes o después de haber hecho la digestión.
  • Comer en estados de estrés, nerviosismo, ansiedad o irritabilidad. Intentaremos comer tranquilos, en un entorno agradable, sin hacer otras actividades y evitando las compañías que alteren nuestro estado de ánimo.
  • Haber consumido durante largas temporadas medicamentos antiácidos, que pueden haber alterado el pH naturalmente ácido de nuestro estómago.

citricos veronicasheppard

El ardor

Quienes sufren ardor se diferencian del resto porque su estómago produce pocos jugos gástricos, lo cual provoca que los alimentos fermenten al no ser bien digeridos.

Además, los síntomas más habituales son:

  • Digestiones lentas, con pesadez.
  • Ardor que aparece después de comer.
  • Hambre con ansiedad.
  • Se llena fácilmente.
  • También puede sufrir estreñimiento, gases y problemas de inflamación de encías.

Remedios para el ardor

Para poder combatir estos síntomas deberemos seguir los siguientes consejos:

  • Comer cantidades más pequeñas a lo largo del día.
  • No tomar alimentos muy calientes o muy fríos.
  • Aunque sintamos ansiedad por comer, intentar masticar bien y comer a ritmo lento.
  • Tomar algún suplemento natural a base de enzimas digestivas, adecuado para nosotros según el tipo de alimentos que más nos cueste digerir (grasas, proteínas, hidratos de carbono).

La acidez

La acidez gástrica es todo lo contrario al ardor: el estómago segrega demasiados ácidos, por lo que los alimentos se digieren con mucha más rapidez. La distinguiremos también por los siguientes síntomas:

  • La acidez aparece antes de comer.
  • También hay mucho apetito y además la comida precisamente calma la acidez.
  • Mucha sed de bebida fría.
  • También se puede sufrir estreñimiento y encías inflamadas

Remedios para la acidez

  • Aunque comer calme la acidez, intentaremos hacerlo siempre masticando bien los alimentos y eligiendo los que sean saludables y refrescantes
  • Evitaremos alimentos ácidos o de naturaleza acidificante, como los cítricos, las harinas refinadas, los azúcares, los fritos, los lácteos o la carne roja. Sí que podemos tomar limón, ya que aunque es ácido tiene la propiedad de neutralizar los ácidos en nuestro estómago.

patatas fritas avlxyz

Antiácidos naturales

Si tenemos necesidad de tomar un antiácido, tanto para los síntomas de ardor como de acidez, elegiremos uno de estos remedios naturales que alcalinizan sin alterar el pH natural del estómago e intentaremos evitar los medicamentos e incluso el bicarbonato sódico, que a la larga pueden resultar perjudiciales.

  • Ciruelas umeboshi: las ciruelas umeboshi japonesas tienen un sabor muy fuerte, que es salado y ácido a la vez, ya que están fermentadas. Sin embargo son muy beneficiosas. Bastará con poner la puntita de una cuchara en el medio de nuestra lengua, dejarla unos instantes y tragar.

umeboshi mo foods

  • Arcilla blanca (de uso oral): la arcilla blanca es un suplemento muy beneficioso, ya que nos ayuda a eliminar toxinas de nuestro organismo y es un excelente alcalinizante que neutraliza la acidez. Pondremos un vaso de agua con una cucharadita de arcilla. Removeremos con una cuchara que no sea de plástico ni de metal. Dejaremos reposar diez minutos y nos tomaremos el preparado.
  • Jugo de patata cruda: el jugo de la patata, a pesar de tener una textura y un sabor un poco extraños, es un antiácido natural que deberíamos tener siempre a mano. Podemos licuar una patata bien lavada y pelada o bien comprar el jugo en un herbolario.

Imágenes por cortesía de veronicasheppard, avlxyz y mo foods

Te puede gustar