¿Sufres de estreñimiento? Te ofrecemos las pautas para evitarlo

Para evitar el estreñimiento debemos cambiar nuestros hábitos alimenticios, incluir más fibra, frutas y verduras en la dieta y hacer ejercicio para favorecer el movimiento intestinal

Un problema de salud muy común en nuestra sociedad y que prácticamente todos hemos sufrido en algún momento es el estreñimiento. Dicho problema está íntimamente relacionado con el intenso ritmo de vida y los deficientes hábitos alimenticios de la sociedad actual.

El estreñimiento ocasional como puede ser el debido al embarazo o en momentos de estrés, no debe preocuparnos en exceso; el verdadero problema es el estreñimiento crónico. Cuando esto ocurre, lo más importante es buscar las causas y ponerles remedio.

Causas del estreñimiento

La principal causa es una alimentación inadecuada, con demasiada ingesta de proteínas animales, lo que supone un aumento de la flora intestinal nociva causante de gases intestinales, y una ingesta disminuida de frutas, verduras, legumbres y cereales, que son los que nos aportan la fibra necesaria para un control óptimo del tránsito intestinal.

El beber poco agua es una de las principales causas, pues las heces con bajo contenido en agua son mucho más difíciles de evacuar.

Además de lo que comemos, también es importante cuándo y cuánto es lo que comemos. Es decir, las cenas abundantes y tarde, más allá de las 9 de la noche y, como consecuencia, los desayunos escasos, favorecen el estreñimiento.

El alto ritmo de vida y el estrés nos impiden defecar en cuanto sentimos la necesidad de hacerlo, haciendo que poco a poco se pierda el reflejo de defecación y tengamos que recurrir al uso de laxantes, lo que no hace más que volver al intestino perezoso.

El consumo de algunos fármacos como los antidepresivos, antiácidos, diuréticos, suplementos de calcio o hierro, codeína, etc. y algunas enfermedades como las hemorroides, problemas tiroideos, colon irritable…y algunas situaciones como el embarazo o la edad avanzada, son factores de riesgo para sufrir estreñimiento.

Remedios naturales para el estreñimiento

Una vez detectada la causa o causas, pues lo más común es que el problema sea la suma de varias de ellas, lo importante es ponerle remedio, para ello:

– Empezaremos el día con un desayuno completo que nos aporte fibra (cereales, fruta), proteínas (queso bajo en grasa, yogur, huevos) y muchos líquidos (leche, zumos, agua).

– Todos los días deberemos comer verduras, fruta con piel, si es posible, hortalizas y pan integral. Debemos intentar tener horarios regulares para comer y hacerlo sin prisa.

– La cena deberá ser frugal y pronto, pues durante la noche el tránsito intestinal se enlentece, por lo que deberemos procurar acostarnos al menos dos  o tres horas después de haber cenado.

– Beber abundante agua, sobre todo entre comidas.

– Realizar ejercicio físico que ayuda a activar la musculatura abdominal.

– Educación intestinal: es muy importante acudir al baño en cuanto lo necesitemos y no reprimir ese deseo. Si conseguimos establecer el hábito de ir siempre a la misma hora, mucho mejor.

Si con estos consejos no consigue aliviar su estreñimiento, no recurra a laxantes, pues lo único que logrará es una dependencia a ellos para evacuar, acuda a su médico.

Te puede gustar