Relación entre la falta de calcio, la leche y la osteoporosis

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gerardo Paganeli el 6 enero, 2019
Elena Martínez · 18 marzo, 2017
En este artículo conocerás la relación entre la osteoporosis, la leche y la falta de calcio. Además descubre otros alimentos ricos en calcio.

Muchas personas sufren osteoporosis, en especial las mujeres, a partir del climaterio y la menopausia. Estas se preguntan por qué tienen una falta de calcio a pesar de beber leche cada día o incluso tomando suplementos de este mineral.

En este artículo damos una posible explicación a esta duda y ofrecemos alternativas saludables para aportar a nuestro organismo el calcio que necesita, de manera sencilla y natural.

¿Qué es la osteoporosis?

La osteoporosis por falta de calcio

La osteoporosis es una enfermedad que se caracteriza por una disminución de la masa ósea y un deterioro progresivo del esqueleto. Este trastorno aumenta la fragilidad de los huesos y, por lo tanto, el riesgo de sufrir fracturas.

Esta enfermedad es sufrida más por mujeres que hombres, sobre todo a partir de la edad madura. Sin embargo, también determinada por cuestiones genéticas y hereditarias. Además de la falta de calcio influyen factores como:

  • La desnutrición.
  • Una dieta desequilibrada.
  • Algunos medicamentos.
  • El sedentarismo.
  • Cuestiones hormonales.

Uno de los problemas para detectar esta patología es que no presenta síntomas hasta que sufrimos una fractura o dolor. Por este motivo, debemos estar más atentos si tenemos antecedentes familiares que la hayan padecido.

Ver también: Los 6 mejores remedios naturales para prevenir la osteoporosis

¿La leche es una buena fuente de calcio?

Uno de los principales consejos para obtener el calcio necesario y prevenir, entre otros trastornos, la osteoporosis, consistía desde hace décadas en beber al menos un vaso de leche de vaca cada día.

No obstante, con el paso de los años, la osteoporosis es cada vez más frecuente y, además, aparece a una edad más temprana.

En primer lugar, podríamos decir que la leche ha visto reducida su calidad hasta convertirse en una bebida procesada muy diferente a la original. Sin embargo, sigue siendo un producto rico en calcio en forma de sales (caseinatos y fosfatos) y que, gracias a la lactosa, se facilitaría su asimilación.

Además, hay muchos otros factores que dificultan la absorción de este mineral como, por ejemplo, las proteínas o la intolerancia a la lactosa. Y es que muchas personas la sufren sin saberlo y empeora la capacidad del intestino para asimilar nutrientes.

La leche y la osteporosis

La leche, la osteporosis y falta de calcio

Cada vez más estudios demuestran que el consumo habitual de leche de vaca no solamente no previene ni combate la osteoporosis, sino que aumenta el riesgo de padecer cáncer de ovario y de próstata, así como de enfermedades cardiovasculares. Con estos resultados, parece interesante buscar otro tipo de fuentes de calcio para nuestro organismo.

Los suplementos de calcio

Cuando tomamos un suplemento medicinal, nuestro organismo no siempre asimila ese nutriente de la manera que esperamos. En el caso del calcio, si lo tomamos como suplemento también podemos estar aumentando el riesgo a sufrir calcificaciones, cálculos renales y enfermedades cardiovasculares.

Si nos vemos obligados a tomarlo, procuraremos dividir las tomas a lo largo del día y consumir siempre el suplemento junto con la comida.

A la vez que nos aseguramos estar obteniendo la cantidad necesaria de vitamina D. No obstante, si estamos a tiempo de prevenir, sugerimos optar por alimentos que sean naturalmente ricos en calcio.

Alternativas naturales con calcio para combatir la falta de calcio

Alternativas naturales para combatir la falta de calcio

Si queremos llevar una dieta rica en calcio, deberemos incorporar a diario los siguientes alimentos libres de leche y derivados lácteos:

  • Sardinas.
  • Marisco y caviar.
  • Vegetales (puerro, acelgas,brócoli o espinacas).
  • Semillas de sésamo, que podemos tomar crudas, tostadas, en aceite de primera presión en frío o en pasta untable (tahín).
  • Frutos secos (almendra, avellana).
  • Frutas secas (higos secos, dátiles).
  • Legumbres (garbanzos, lentejas).
  • Comino.
  • Perejil.

Te recomendamos leer: 10 síntomas que demuestran que tienes deficiencia de calcio

Otros factores que evitan la osteoporosis

Si queremos abordar la osteoporosis de manera completa, tanto para prevenirla como para tratarla, deberemos tener en cuenta todos los factores que influyen:

  • Tomar el sol (a diario, pero con sentido común) o consumir un suplemento de vitamina D3 con el seguimiento de un profesional.
  • Regular las hormonas durante las etapas de cambios, como la menopausia. Esto mantiene los niveles equilibrados de estrógenos en las mujeres y testosterona en los hombres.
  • Evitar el consumo de bebidas alcohólicas.
  • Reducir el consumo de azúcar y alimentos azucarados.
  • Realizar ejercicio físico de intensidad media al menos dos o tres veces por semana. Esto influye de manera directa en la calidad ósea.

Sigue estos consejos para evitar la falta de calcio. Recuerda que la prevención es la mejor medicina. Sin embargo, si tienes alguna dolencia, debes asistir a consulta con tu médico de confianza cuanto antes.

  • Dodington, D. W., & Ward, W. E. (2014). Osteoporosis. In Diet, Exercise, and Chronic Disease: The Biological Basis of Prevention. https://doi.org/10.1201/b16783
  • Hammett-Stabler, C. (2014). Osteoporosis in men. Clinical Biochemistry. https://doi.org/10.1016/j.clinbiochem.2014.03.026
  • Kanis, J. A. (2002). Osteoporosis III: Diagnosis of osteoporosis and assessment of fracture risk. Lancet. https://doi.org/10.1016/S0140-6736(02)08761-5
  • Mesquita, P. N., Maia, J. M. C., & Bandeira, F. (2014). Postmenopausal osteoporosis. In Endocrinology and Diabetes: A Problem-Oriented Approach. https://doi.org/10.1007/978-1-4614-8684-8_24
  • Rachner, T. D., Khosla, S., & Hofbauer, L. C. (2011). Osteoporosis: Now and the future. The Lancet. https://doi.org/10.1016/S0140-6736(10)62349-5
  • Sheu, A., & Diamond, T. (2016). Secondary osteoporosis. Australian Prescriber. https://doi.org/10.18773/austprescr.2016.03