Sufro retención de líquidos en las piernas: ¿qué puedo hacer?

Valeria Sabater · 4 diciembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli el 2 diciembre, 2018
La retención de líquidos puede aparecer como consecuencia de la acumulación de sal en nuestro organismo, ya que esta inflama los tejidos. Evita también el alcohol y las grasas saturadas

La retención de líquidos (edema) es una molestia común que puede afectar a las personas por diversas razones. Dentro de las principales causas de su aparición se destacan el sedentarismo y el consumo excesivo de sal. Aunque también puede estar relacionado con trastornos cardiovasculares o renales, sobrepeso y obesidad.

Suele afectar sobre todo las extremidades inferiores. ¿Alguna vez has llegado a casa al final del día y has notado que tienes las piernas hinchadas y pesadas? En ese caso, sabes lo molesto que resulta esa sensación. Ahora, ¿sabes cómo obtener el alivio y sentirte mejor?

¿Cómo obtener alivio?

Si sufres de retención de líquidos y tus piernas tienden a hincharse y ponerse pesadas con regularidad, es recomendable que acudas al médico para un diagnóstico y, adicionalmente, empieces a mejorar tus hábitos de vida.

En tu día a día, deberás empezar a reducir tu consumo de sal. Hay que recordar que el organismo, a través de un complejo sistema de hormonas, se ocupa de ajustar los niveles de líquidos. Por ello, si llevas una dieta rica en sodio, la sal se acumulará en el organismo y los tejidos se inflamarán, lo cual hará que se presente la retención de líquidos.

Cuando el cuerpo no puede eliminar el exceso de agua a través de la orina o el sudor, se hincha.

Hay que tener en cuenta que la sal no es lo único que puede causar problemas. El azúcar, las grasas saturadas, las harinas refinadas, los ultraprocesados, las bebidas y comestibles industriales en general son igualmente perjudiciales.

Los expertos de la Fundación Española del Corazón indican que es recomendable mantener una dieta equilibrada, en la que predominen los alimentos frescos y las preparaciones saludables (al vapor, a la plancha, al horno, etcétera).

Bebidas naturales para la retención de líquidos

Cuando sufres de retención de líquidos es indispensable que te asegures de beber agua a lo largo del día. No necesariamente un litro o dos, pero sí lo suficiente para mantenerte bien hidratado.

Si te cuesta beber agua, porque no te agrada que sea insípida, considera comenzar a incorporar algunas bebidas naturales, como el agua de cáscara de piña y las siguientes infusiones que vamos a comentarte.

  • Té verde
  • Manzanilla.
  • Menta poleo.
  • Yerbabuena.
  • Diente de león.
  • Cola de caballo.

Descubre: Diente de león: ¿aportes a la actividad hepática?

Infusión de hinojo

Hinojo para la retención de líquidos

Ingredientes

  •  1 vaso de agua (250 ml).
  • 1 cucharadita de hinojo (5 g).
  • ½ cucharadita de anís (3 g).

Preparación

  • Pon a hervir el agua
  • Una vez alcance su punto de ebullición, agrega el hinojo.
  • Deja que se cueza durante unos 15 minutos.
  • Añade el anís y deja cocer otros 10 minutos más.
  • Apaga el fuego y deja reposar el líquido unos 10 minutos.
  • Sirve y bebe con moderación. 

Mantente activo y despídete de la retención de líquidos

Caminar para la retención de líquidos

Por último, es recomendable que te mantengas activo y practiques cierta actividad física, al menos media hora, a diario.

Ponte ropa cómoda, un buen calzado y desconecta tu mente. Sal a caminar, despéjate, libera tu mente y observa cómo este ejercicio suave mejora tu circulación sanguínea e hinchazón. A las pocas semanas de realizar actividad física con regularidad, notarás tus piernas más ligeras y descansadas.

Evita el sedentarismo y comienza a ganar en salud. ¡Vale la pena! 

  • Rather, M. A., Dar, B. A., Sofi, S. N., Bhat, B. A., & Qurishi, M. A. (2016). Foeniculum vulgare: A comprehensive review of its traditional use, phytochemistry, pharmacology, and safety. Arabian Journal of Chemistry. https://doi.org/10.1016/j.arabjc.2012.04.011
  • Wright, C. I., Van-Buren, L., Kroner, C. I., & Koning, M. M. G. (2007). Herbal medicines as diuretics: A review of the scientific evidence. Journal of Ethnopharmacology. https://doi.org/10.1016/j.jep.2007.07.023
  • Férez Gutiérrez, R. M., Yescas Laguna, G., & Walkowski, A. (1985). Diuretic activity of Mexican equisetum. Journal of Ethnopharmacology. https://doi.org/10.1016/0378-8741(85)90093-5