Sugerencias para evitar la retención de líquidos

Aydee Castaño · 14 diciembre, 2013
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas el 10 septiembre, 2019
La retención de líquidos puede estar provocada por hábitos alimenticios deficientes. En sí misma, no es una afección grave, pero debemos estar atentos porque podría ser indicio de alguna otra dolencia.

La retención de líquidos puede ser un síntoma muy molesto para muchos pacientes, independientemente de la edad, el sexo y otros factores. Por ello, es conveniente que todos conozcan algunas pautas para evitarla.

Algunos ejemplos de circunstancias desencadenantes de la retención de líquidos son la menopausia, el embarazo y la menstruación; asimismo, también puede ser provocada por enfermedades renales, hepáticas o cardíacas, entre otras.

La retención de líquidos

Edema o retención de líquidos

Si de repente te has encontrado con un inexplicable aumento de peso, que se nota principalmente en las piernas y manos, que se han vuelto más gruesas, y además sientes mucha debilidad y padeces calambres en el cuerpo, esto puede interpretarse como los primeros síntomas de alerta sobre una posible retención de líquidos.

Aunque esta no sea es una condición de salud que represente alguna consecuencia grave, sí hay que prestarle atención porque puede ser uno de los signos que nos anuncien el padecimiento de alguna enfermedad que amerita ser revisada, como puede ser la hipertensión o una cardiopatía.

Por otra parte, la retención de líquidos también puede ser ocasionada en gran medida por los malos hábitos alimenticios. Es por esta razón que a continuación te vamos a ofrecer algunas sugerencias que pueden ayudarte a evitar la retención de líquidos y, de este modo, mejorar tu salud de manera integral.

Sugerencias para evitar la retención de líquidos

Alimentación

Batidos caseros para la retención de líquidos.

La Fundación Española del Corazón indica que, para evitar la retención de líquidos es recomendable tener en cuenta lo siguiente:

  • Evitar consumir tanto sal como azúcar, ya que ambas sustancias favorecen la retención de líquidos.
  • Darle preferencia al consumo de frutas y verduras frescas.
  • Evitar otros comestibles industriales, tales como: la ketchup, la mostaza, la salsa de soja, la mayonesa, los caldos, la bollería, las golosinas, los snacks, los alimentos precocinados y las comidas rápidas.
  • Reemplazar la sal en la preparación de alimentos por hierbas aromáticas y otras especias.
  • Darle preferencia al consumo de pescados, carnes magras y frescas ante la carne roja.
    • Evitar los embutidos, la charcutería, los patés, las salchichas, entre otros; así como el consumo de pescados ahumados y salados.

Una dieta baja en sodio puede ayudar a evitar la retención de líquidos. Sin embargo, han de ponerse en práctica otros hábitos de vida saludables para que sea posible apreciar mejoras.

Hidratación

En cuanto a la hidratación, los expertos recomiendan mantenerse bien hidratado, consumiendo suficiente cantidad de líquido al día. Julio Basulto, experto en nutrición, recomienda beber en función de la sed

Antes que la bebidas industriales (aguas saborizadas, zumos, refrescos y afines) es preferible beber simplemente agua o bien, infusiones herbales, sin azúcar ni edulcorantes añadidos. Otra buena opción puede ser introducirle a una jarra de agua de un litro, un par de rodajas de limón o naranja.

De acuerdo a Manual MSD: «Las personas con trastornos relacionados con retención de sodio también se benefician con diuréticos de asa o tiazídicos».

Ejercicio físico y descanso

Debes programar algunas actividades físicas que te ayuden a mejorar la circulación. En lo posible, se recomienda practicar estos ejercicios o actividades todos los días y durante al menos media hora. Puedes incluir caminatas, dar un paseo en bicicleta o incluso ir a bailar, sea en una clase o en tu propia casa.

La contracara de la actividad física es igual de importante. Se debe hacer todo lo posible para realizar un buen y adecuado descanso, ya que este es muy importante para evitar la retención de líquidos. Si este inconveniente se produce con más frecuencia en los miembros inferiores, esta sugerencia cobra todavía más importancia.

Te puede interesar: 10 tips que te ayudan a evitar la aparición de venas varices

Otras recomendaciones

Más allá de que los citados hasta el momento constituyen factores clave para prevenir este problema, también podemos agregar algunos consejos más a la lista. Por ejemplo, es conveniente tomar té y algunas infusiones de hierbas que tengan efectos diuréticos.

La postura también ocupa un rol esencial. No se recomienda permanecer durante mucho tiempo sentadas; si por razones de trabajo debes hacerlo, puedes pararte al menos una vez cada hora para estirar las piernas y dar una pequeña caminata por la oficina.

Como último consejo, aunque no por eso menos importante, vale remarcar que es muy conveniente no utilizar prendas de vestir demasiado apretadas.

En síntesis, si además de seguir todos estos consejos evitas el consumo de bebidas gaseosas, café y harinas refinadas, de seguro te vas a sentir y a ver mucho mejor. ¡Cambia tu estilo de vida y verás los resultados de inmediato!

  • Light, K. C., Koepke, J. P., Obrist, P. A., & Willis IV, P. W. (1983). Psychological stress induces sodium and fluid retention in men at high risk for hypertension. Science220(4595), 429–431. https://doi.org/10.1126/science.6836285
  • Rakova N, Kitada K, Lerchl K, et al. Increased salt consumption induces body water conservation and decreases fluid intake. J Clin Invest. 2017;127(5):1932–1943. doi:10.1172/JCI88530
  • Skerrett PJ, Willett WC. Essentials of healthy eating: a guide. J Midwifery Womens Health. 2010;55(6):492–501. doi:10.1016/j.jmwh.2010.06.019
  • Warburton DE, Nicol CW, Bredin SS. Health benefits of physical activity: the evidence. CMAJ. 2006;174(6):801–809. doi:10.1503/cmaj.051351