Sumial: qué es y para qué sirve

28 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
Al igual que todos los medicamentos en el mercado, el sumial también produce una serie de efectos adversos que hay que tener en cuenta a la hora de administrar este fármaco.

El sumial es la marca comercial de un principio activo conocido como propranolol. El uso principal de este fármaco es el tratamiento de la hipertensión, así como problemas cardiovasculares en general.

Además de combatir estos problemas, también está indicado para el tratamiento de los síntomas de un ataque de ansiedad como por ejemplo las taquicardias o los temblores característicos

Es un medicamento beta bloqueante, en concreto, fue el primer betabloqueante efectivo producido y el único principio activo que ha demostrado tener eficacia para la prevención de las migrañas en los niños.

Como hemos dicho, el sumial es el nombre de la marca comercial bajo el que está comercializado el propranolol. Sin embargo, este principio activo ya está a la venta en forma de genérico, así como en presentaciones comerciales variadas.

Otra de las indicaciones del sumial es, como hemos mencionado, atenuar los síntomas de la ansiedad, sobre todo los propios al miedo escénico. Es por ello por lo que es una sustancia prohibida en los Juegos Olímpicos, ya que está determinada como un dopante deportivo.

Descubre: Interacción fármaco-diana: cómo funcionan los fármacos

¿Qué es la hipertensión?

La hipertensión arterial es una enfermedad crónica que se caracteriza por provocar un incremento continuo de la presión sanguínea hasta superar los límites sobre los cuales aumenta el riesgo cardiovascular.

Se ha demostrado que la morbilidad y la mortalidad de origen cardiovascular tiene una relación directa con el aumento de la presión sistólica sostenida por encima de 139 mmHg o una presión diastólica sostenida mayor de 89 mmHg.

La hipertensión es una enfermedad que no cursa con síntomas pero, a pesar de ello, es fácil de detectar. Sin embargo,  cursa con graves complicaciones y de carácter letal si no se trata a tiempo.

Además, la hipertensión arterial crónica es el principal factor de riesgo modificable para desarrollar enfermedades cardiovasculares, así como para la enfermedad cerebrovascular y renal.

Por otra parte, en cuanto a las causas del desarrollo de la hipertensión, en el 90% de lo casos es desconocida. Por ello, es estas situaciones se le asocia con una fuerte influencia hereditaria.

También se sabe que los hombres son más propensos a padecer esta enfermedad que las mujeres. Sin embargo, esta situación revierte cuando la mujeres llegan a la menopausia.

En este periodo de tiempo, las hormonas que protegen a la mujer de padecer esta enfermedad disminuyen sus concentraciones de forma significativa. De este modo, la frecuencia se iguala entre ambos sexos.

Mecanismo de acción: ¿cómo ejerce el sumial el efecto en el organismo?

Al igual que sucede con otros fármacos de la familia de los beta adrenérgicos, para desencadenar la acción, el propranolol compite con los neurotransmisores adrenérgicos. Estos receptores tienen estructura de catecolaminas en el lugar de la unión.

Al unirse a estos receptores, el propranolol bloquea la neurotransmisión simpática en el músculo liso de los vasos sanguíneos y del corazón, que es donde más receptores de este tipo hay.

La consecuencia de este bloqueo es una reducción de la frecuencia cardíaca tanto en reposo como durante el ejercicio. Además, la presión arterial también disminuye, de ahí sus efectos para combatir la hipertensión.

Te puede interesar: ¿Qué son los medicamentos fotosensibles?

Posibles reacciones adversas causadas por el sumial

Sumial

Al igual que todos los medicamentos en el mercado, el sumial también puede producir una serie de efectos adversos que hay que tener en cuenta a la hora de administrar este fármaco.

Aunque los efectos adversos sean común en todos lo medicamentos, varían en la intensidad en la que se desencadenan y en los efectos específicos que producen.

La razón de ello es que los fármacos son sustancias químicas que no solo afectan a la zona afectada, sino que también interaccionan con otras células desencadenando otros efectos diferentes al esperado.

Los efectos indeseados más frecuentes del uso de este medicamento están relacionados con sus efectos terapéuticos.

En este sentido, el paciente puede sufrir una disminución del ritmo de los latidos del corazón de forma muy aguda, llegando a producir hipotensión ortostática. Además, también puede desencadenar fatiga y una sensación de cansancio exagerada.

Otros efectos que se han descrito con menos frecuencia pero que también son probables si se está bajo un tratamiento con este fármaco son:

  • Náuseas.
  • Mareos.
  • Vómitos.
  • Diarrea.
  • Dificultades respiratorias.
  • Problemas de piel, como erupciones cutáneas, psoriasis, hematomas y caída del cabello.

Por otra parte, hay un síndrome que se puede desarrollar de forma ocasional que se conoce como el fenómeno de Raynaud. Este síndrome se caracteriza por provocar una sensación de entumecimiento y dolor en las manos.

Conclusión

El sumial es un medicamento utilizado principalmente para el tratamiento de la hipertensión. Sin embargo, también tiene otras indicaciones como el tratamiento de los síntomas de los ataques de ansiedad.

Debido a que presenta efectos adversos bastante frecuentes, su uso debe ser controlado y pautado por un médico. Consulta con el farmacéutico cualquier duda que te surja acerca de este medicamento.

  • Al-Majed, A. A., Bakheit, A. H. H., Abdel Aziz, H. A., Alajmi, F. M., & AlRabiah, H. (2017). Propranolol. In Profiles of Drug Substances, Excipients and Related Methodology. https://doi.org/10.1016/bs.podrm.2017.02.006
  • Cahill, L., Prins, B., Weber, M., & McGaugh, J. L. (1994). β-Adrenergic activation and memory for emotional events. Nature. https://doi.org/10.1038/371702a0
  • Steenen, S. A., Van Wijk, A. J., Van Der Heijden, G. J. M. G., Van Westrhenen, R., De Lange, J., & De Jongh, A. (2016). Propranolol for the treatment of anxiety disorders: Systematic review and meta-analysis. Journal of Psychopharmacology. https://doi.org/10.1177/0269881115612236