¿Suministramos un exceso de complementos dietéticos a los niños?

Si tienes dudas acerca de la calidad nutricional que le brindas a tus hijos, no te pierdas los siguientes datos.

No quedan dudas de que una nutrición rica en vitaminas y minerales es indispensable para el crecimiento sano del organismo. Pero ¿qué sucede si suministramos un exceso de complementos dietéticos a los niños?

La necesidad de nutrientes

La necesidad de nutrientes

Los seres vivos necesitamos nutrientes para crecer, sobrevivir y garantizar la perpetuación de la especie. Las plantas realizan la fotosíntesis para nutrirse, mientras los animales y los seres humanos la obtienen mediante de la alimentación.

Con el paso del tiempo, el ser humano realizó cambios en su forma de nutrirse, lo cual conllevó al desarrollo del arte culinario. Este no solo resultó ser innovador sino también muy beneficioso.

Por ejemplo, la carne dejó de ser consumida solamente cruda. Los vegetales, generalmente, se cocinan, entre otros aspectos. Junto a ello, se añadieron más saborizantes e ingredientes químicos a la dieta.

Con el avance tecnológico y comercial, la forma de alimentación del ser humano se expandió aún más. La mayoría de las personas pueden disfrutar de múltiples productos y de sus respectivos beneficios. La cuestión está en el ritmo de vida y en la conciencia que se decida tomar respecto a la propia nutrición.

La vida moderna trajo consigo suplementos dietéticos para compensar deficiencias o potenciar los efectos favorables de ciertos elementos. En este sentido, se inventaron y comercializaron suplementos vitamínicos cuya presentación resulta muy diversa. Polvos solubles, cápsulas, pastillas, etcétera.

Pero ¿qué pasa si la modernidad nos lleva a perder el control sobre nuestra alimentación y exagerar cuando dice respecto a los complementos dietéticos a los niños?

Si bien es cierto que estos suplementos tienen como objetivo mejorar la nutrición, hay que tener cuidado con su uso. Recordemos que todos los excesos son perjudiciales.

Ver también: Alimentación saludable para niños

¿Cuándo es necesario dar complementos dietéticos a los niños?

Antes de empezar a suministrar este tipo de productos a nuestros hijos, debemos preguntarnos: ¿es realmente necesario dar complementos dietéticos a los niños?

No es recomendable elegir los suplementos solamente por prevención o por que se crea que se precisan muchas vitaminas. No siempre resulta beneficioso optar por el ”mientras más, mejor”.

Paracelso afirmó: “Nada es veneno. Todo es veneno. La diferencia está en la dosis”.

Hay que tener siempre en cuenta que el organismo de los niños está en pleno periodo de desarrollo. Por eso, las concentraciones desreguladas de substancias químicas pueden intoxicarlos fácilmente y no ser eliminadas de forma natural.

La consulta al especialista

La consulta al especialista

Lo ideal es consultar al pediatra y a un nutricionista especializado en niños, antes de decidirse a favor o en contra de los complementos dietéticos.

El médico pediatra analizará al niño y, en caso de ser necesario, derivará a un nutricionista para coordinar los suplementos más apropiados a su caso.

El criterio más definitivo para decidir dar o no complementos dietéticos a los niños es la alimentación. Normalmente solo es necesario completar la nutrición cuando esta es deficiente por algún motivo.

Deficiente no significa poca cantidad. En la mayoría de los casos, los niños de países desarrollados presentan una alimentación desequilibrada.

El tipo de alimentos necesarios

Te recomendamos leer: 10 tips para conseguir que los niños se alimenten de forma sana

Eso sucede principalmente porque los hábitos alimenticios son incorrectos. Hay un exceso de alimentos congelados, enlatados, artificiales, o con poco valor nutricional. Los vegetales y frutas acostumbran escasear en la dieta diaria de un niño europeo. En especial cuando se acerca el invierno.

Los alimentos menos aconsejables son consumidos con mayor frecuencia que los saludables.

Chocolates, galletas, caramelos, gomas de mascar, snacks industrializados, alfajores, pasteles, golosinas, frituras, azucares, grasas saturada, entre otros, ofrecen muy poco o ningún aporte nutricional al organismo.

Productos imprescindibles para los pequeños

Qué puede causar el suministro excesivo de complementos vitamínicos a los niños

Las verduras, las legumbres, los cereales, los granos, las semillas, entre otros productos, son indispensables para una buena nutrición y deben ser consumidos con frecuencia.

En especial, se debe mantener un consumo de proteínas regular. Estas son esenciales para la formación y fortalecimiento de los músculos, tejidos y órganos del cuerpo.

Los carbohidratos también son importantes, ya que aportan energía al cuerpo. Pero es menor cantidad y preferencialmente menos refinados y más naturales. Es necesario cambiar las harinas blancas por las integrales para agregar fibra a la dieta.

¿Qué puede causar el suministro excesivo de complementos vitamínicos a los niños?

Entre los niños de 2 a 4 años de edad, el abuso de complementos vitamínicos puede provocar vómitos, diarrea y, en consecuencia, deshidratación. En casos avanzados, pueden acarrear daños hepáticos y renales e, incluso, mala formación biliar.A los niños, la sobredosis de suplementos puede provocar intoxicación, entre otros problemas digestivos, hepáticos y renales.

Suministrar complementos dietéticos a los niños no sustituye ni excluye la necesidad de mantener una alimentación balanceada.