Supera el miedo a ser criticado con los siguientes consejos

Raquel Lemos Rodríguez · 21 octubre, 2018
El miedo a ser criticado puede limitarnos mucho y evitar que llevemos adelante determinados sueños que nos harían muy felices. Debemos afrontar este temor para que deje de condicionarnos.

El miedo a ser criticado es mucho más común de lo que creemos.

La persona que lo experimenta siempre está alerta ante lo que puedan pensar los demás sobre cada paso que da. Esto limita sus acciones, su libertad de ser y termina provocando que no se arriesgue y se mantenga en su zona de confort.

El autor motivacional Scott Mautz asegura que el miedo a la crítica es debilitante cuando no sabemos manejarlo.

Según Mautz, autor del libro Encuentra el Fuego, a nadie le gusta la crítica, pero algunos la manejan mejor que otros.

¿De dónde viene el miedo a ser criticado?

Lo más probable es que su origen se remita a la infancia, donde la desvalorización por parte de los progenitore y la falta de reconocimiento, haya generado una dependencia negativa a las opiniones ajenas.

El miedo a ser criticado está en tu mente

Miedo a ser criticado

A veces, el miedo a la crítica tan solo es imaginación nuestra.

Puede que hayamos pasado por una experiencia traumática en la que nos juzgaron y nos avergonzaron. Por eso, en un escenario similar, nos viene a la mente lo que sucedió tiempo atrás.

Pero ¿quién nos asegura que va a ocurrir lo mismo?

Tal vez, en esta ocasión nadie nos critique. Es más, quizás lo que consigamos nos va a llenar tanto que esas críticas quedarán en el pasado.

Así que la próxima vez que tengamos un proyecto o queramos cumplir un sueño y el miedo aparezca, atrevámosno a seguir adelante sin temor.

Busquemos comprobar mediante la acción que eso que pensamos de verdad se hará realidad. No nos adelantemos. Arriesguémonos.

Descubre: Cómo tomar mejores decisiones

Muchas críticas camuflan envidia

Otra manera de superar el miedo a ser criticado es empezar a ver las críticas como lo que muchas veces son: envidia.

Las personas que no se atreven a perseguir sus sueños o que también tienen miedo a que las juzguen envidian a aquellas que siguen adelante sin temer nada.

Si eres una persona que tiene miedo a la crítica, tal vez te sientas identificado con este aspecto. Es completamente normal.

Cuando no nos atrevemos a hacer aquello que deseamos, observamos con cierta envidia a quienes les da igual todo y van hacia adelante sin importar lo que puedan pensar los demás.

En lugar de seguir refugiados en nuestra zona de confort, deberíamos ver esto como una oportunidad para empezar a hacerlo nosotros lo mismo.

La única manera de vencer un miedo es afrontarlo y pasando a la acción.

Si fracasas, aprendes

Mujer decepcionada

Aunque las críticas del pasado puedan doler, es importante que no permitas que te limiten.

Es cierto que fracasaste, pero ¿a quién no le ha sucedido nunca? Lo interesante es que conviertas los fracasos en tus verdaderos aliados, que de cada tropiezo aprendas.

Entiende la crítica como algo inevitable. El escritor americano Elbert Hubbard dijo que «La única forma de no ser criticado es no hacer nada y no ser nada».

Cambia el concepto que tienes de los fracasos. Empieza a tomarlos como oportunidades para aprender, para mejorar y para seguir esforzándote en conseguir aquello que crees. Construir algo desde cero nunca es sencillo. Los errores y las equivocaciones te ayudan a seguir adelante.

Lee este artículo: El valor de aceptar los errores cometidos

Recuerda que eres el dueño de tu vida

Si tienes miedo a ser criticado recuerda que eres el dueño de tu vida. Escríbelo en una nota adhesiva si es necesario y ponla en un lugar visible de tu hogar.

Nadie va a vivir la vida por ti. Es más, tu vida es un papel en blanco. ¿Permitirás que otros escriban en él?

En el momento en que dejas que aquello con lo que sueñas se quede en tu mente y no pasas a la acción, entonces el fracaso si estará asegurado. No te sentirás feliz.

El miedo a ser criticado, como muchos otros temores, puede superarse. Tan solo necesitas algo fundamental que es empezar a tomar decisiones.

Si lo piensas, las opiniones de los demás realmente no son tan importantes. Porque solo deberían preocuparte las tuyas propias.