Superalimentos del mundo. Parte I

Tanto las aceitunas como el aceite que se obtiene de estas, el de oliva, son ricos en grasas monoinsaturadas, que nos pueden ayudar a prevenir enfermedades cardíacas y a regular los niveles de colesterol

Probar diferentes alimentos de todo el mundo es una gran manera de encontrar nuevos sabores que puedes incorporar en tu dieta. Para asegurarte de que estás eligiendo las opciones más saludables, te indicamos cuáles son los superalimentos que se encuentran en los platos tradicionales de todo el mundo. Echa un vistazo a nuestra lista de los mejores superalimentos del mundo y prueba algunos nuevos sabores saludables en tu próxima comida.

La cúrcuma

Es la especia principal que se encuentra en el curry de la India, es muy poderosa. Solo una cucharada de cúrcuma posee un 16 por ciento de la ingesta diaria necesaria de hierro. También es una gran fuente de vitaminas A y B6. Los extractos de la cúrcuma tienen altas cantidades de la curcumina, compuesto que tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. La cúrcuma también puede prevenir los ataques al corazón después de la cirugía de bypass, mejorar el éxito de la quimioterapia en pacientes con cáncer de mama y suprimir el crecimiento de los cánceres de cabeza y cuello.

Las aceitunas

En Grecia, las aceitunas son estrellas saludables para el corazón. Las aceitunas contienen grasas monoinsaturadas, que puede reducir el colesterol y regular la insulina. Las aceitunas contienen el hidroxitirosol fenol, que puede impedir el crecimiento de células anormales y daño en el ADN. El aceite de oliva también es una buena opción, ya que es rico en polifenoles, que se cree protegen contra el cáncer y la inflamación. El aceite también es conocido por su contenido en vitamina E y beta-caroteno. Las grasas monoinsaturadas del aceite de oliva pueden ayudar a prevenir la coagulación y la enfermedad cardíaca. También puede ayudar a fortalecer los huesos y mejorar la salud del cerebro.

El cilantro

El cilantro se puede encontrar en diversos platos como el guacamole mexicano o la sopa portuguesa, así como en la cocina vietnamita. Esta hoja verde puede ayudar a controlar el azúcar en la sangre, el colesterol y también tiene propiedades que combaten las bacterias. El cilantro es bueno para aliviar el dolor de los cólicos menstruales, gas digestivo y artritis y prevenir las infecciones del tracto urinario. Como una buena fuente de zinc, puede ayudar a combatir los síntomas desagradables del resfriado común.

Frijoles de soya

La soya se consume de muchas formas en la cocina japonesa. Una taza de frijoles de soya contiene 33 gramos de proteínas, lo que puede reducir el colesterol en sangre y altas cantidades de muchos aminoácidos esenciales. La soja también contiene isoflavonas naturales que parecen tener propiedades anticancerígenas.

El tomate

¿Qué comida italiana estaría completa sin ese increíble sabor a tomate? Los tomates están llenos de vitaminas A y C, potasio y fibra. Como si eso no fuera suficiente, los tomates contienen licopeno, un antioxidante que da a la fruta su color rojo que se cree promueve el crecimiento celular normal y previene el crecimiento de células de cáncer de mama, colon y próstata. Los estudios muestran que los tomates también contienen poderes antiinflamatorios y tienen el potencial de reducir riesgo de apoplejías y prevenir la coagulación de la sangre.

Imagen cortesía de Saucy Salad.