Suplementos básicos para mantener tu piel hidratada y sana

Brunilda Zuñiga · 25 febrero, 2014
Gracias a los alimentos ricos en vitamina A conseguiremos mantener la piel hidratada, reduciremos la apariencia de las líneas de expresión y podremos controlar los brotes de acné y psoriasis

A todos nos gusta lucir una piel hidratada y sana, pero esto no siempre es fácil cuando sacrificamos la comida sana por aquella que nos resulta más fácil y rápida de preparar. Debido a que hemos tomado conciencia de la necesidad de consumir la cantidad adecuada de vitaminas y minerales, cada vez es más común el uso de suplementos alimenticios.

Algunas vitaminas y minerales son particularmente buenos para mantener la piel hidratada y sana, dándole más juventud, brillo y mejor textura. Muchos de estos nutrientes también sirven como antioxidantes al reducir el efecto de los radicales libres en las células.  

Aunque existe una gran cantidad de suplementos útiles para mantener tu piel hidratada y sana, los listados a continuación son los más básicos:

Vitamina K

Aunque la vitamina K no ayudará demasiado a tu piel por dentro, sin duda mantendrá una piel hidratada y sana. Varios estudios han demostrado que la vitamina K combinada con la vitamina A en serums o cremas facilita la reducción y eliminación de ojeras y bolsas en los ojos. Podemos encontrar esta vitamina en vegetales de hoja verde, brócoli, huevos, cereales y pescado, entre otros.

Vitamina A

Los cereales integrales son otros de los alimentos más eficaces contra el estreñimiento.
Los cereales integrales son otros de los alimentos más eficaces contra el estreñimiento.

La vitamina A, que podemos encontrar en cereales, huevos, hígado y leche, es esencial para mantener la piel hidratada y sana. La cantidad adecuada de vitamina A le ayudará a la piel a repararse o regenerarse a sí misma, disminuye la apariencia de líneas en la piel y arrugas y ayuda a combatir la resequedad y el acné. La dieta básica provee la cantidad adecuada de vitamina A, pero si llevas una dieta restrictiva podrías necesitar un suplemento. Sabremos que necesitamos aumentar la ingesta de esta vitamina cuando la piel esté reseca y se vea escamosa.

La vitamina A en forma tópica hace una gran diferencia en la piel, algunos estudios demuestran que de esta forma se pueden reducir líneas de expresión y arrugas, controlar el acné y disminuir la psoriasis mucho más rápido y eficiente. También se puede optar por incluir un suplemento alimenticio, para lo que debemos recordar que las mujeres requieren 700 microgramos, los hombres necesitan 900 microgramos y los niños entre 300 y 600 microgramos dependiendo de su edad.

Vitamina C

Uno de los descubrimientos más importantes que han realizado los dermatólogos es el poder de la vitamina C para mantener la piel hidratada y sana. Entre los beneficios de esta vitamina está la capacidad de reducción del daño causado por los radicales libres, un efecto negativo causado por la exposición al sol, el hábito de fumar y la contaminación del ambiente. Los radicales libres devoran el colágeno y la elastina, fibras que son el soporte de la estructura de nuestra piel. Esto causa la aparición de arrugas y otros signos de envejecimiento.

Jugo de naranja

Es importante incluir en nuestra dieta alimentos ricos en vitamina C (cítricos y vegetales, entre otros), de esta forma el cuerpo puede reemplazar la vitamina C cuando haga falta. En caso de usar suplementos alimenticios, lo ideal es entre 500 y 1000 miligramos por día. Una buena cantidad de vitamina C combinada con vitamina E generan un buen escudo contra los daños por exposición al sol.

Vitamina E

Diferentes estudios han demostrado que la vitamina E, al igual que la vitamina C, es un potente antioxidante capaz de reducir los efectos dañinos del sol en la piel. De acuerdo con estudios publicados por la AAD, tomar 400 unidades de vitamina E diariamente reduce considerablemente el riesgo de daño en las células y reduce la producción de células cancerígenas. Otros estudios indican que cuando se toma vitamina E y vitamina A juntas hay una reducción de hasta el 70% en carcinoma de células basales, una forma común de cáncer de piel.

Así mismo, esta vitamina mantiene a la piel lisa, combate la aparición de arrugas y líneas de expresión. Debido a estos beneficios es común encontrar una gran variedad de productos para el cuidado de la piel enriquecidos con vitamina E, sin embargo existen ciertos medicamentos con los que reacciona de forma negativa. Tomando esto en cuenta, es importante que antes de agregar un suplemento de vitamina E a tu rutina diaria visites a tu médico.

Selenio

Se considera que este mineral juega un papel fundamental en la prevención de cáncer. Ya sea que se tome en forma de suplemento o de crema, tiene la capacidad de proteger a la piel de los daños causados por el sol. El selenio también ayuda a combatir los efectos de los radicales libres al proteger tus células. Una dieta equilibrada contiene la cantidad necesaria de selenio, por lo que no es necesario añadir suplementos extra, sino comer alimentos como nueces, pescado fresco, pescado, ajo, granos y aves, entre otros.

Vitamina B

Cuando se trata de tener una piel hidratada y sana, la vitamina B más importante es la biotina. Este nutriente es la base estructural de las células de la piel, uñas y cabello. Si no se cuenta con la cantidad apropiada de este nutriente se presenta dermatitis y pérdida de cabello. Encontramos biotina de forma natural en una gran variedad de alimentos, como avena, huevos, arroz y plátano.

Las cremas que contienen vitaminas B aumentan de forma instantánea la hidratación de la células y mejoran la apariencia de la piel. La niacina, un tipo de vitamina B, ayuda a mejorar la elasticidad de la piel, dando una apariencia de mayor juventud en pocos días. Otros de sus beneficios son sus propiedades antiinflamatorias, humectantes y calmantes. En altas cantidades, también puede actuar como un aclarante natural.

Apuesta por una alimentación natural para tener una piel hidratada y sana

Aunque podemos encontrar una gran cantidad de cremas y lociones que garantizan una piel hidratada y sana, lo mejor que podemos hacer es llevar una dieta sana. Los expertos de la salud dicen que las vitaminas y minerales en cualquier forma nos causan el mismo efecto, por lo que no es necesario gastar de más en productos “milagro”.