Suplementos básicos para mantener tu piel hidratada y sana

Okairy Zuñiga · 16 marzo, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas el 2 enero, 2019
Los alimentos que contienen vitamina A, como la carne y los productos lácteos, contribuyen con la salud de la piel. A continuación te comentamos más al respecto.

Es normal que queramos lucir una piel hidratada y sana a simple vista. Sin embargo, cuando decidimos sustituir la comida saludable por aquella que resulta más fácil de obtener o preparar, estamos alejándonos de nuestro objetivo.

Hoy en día es común que las personas hagan un esfuerzo por obtener –a través de la alimentación– la cantidad adecuada de vitaminas y minerales. Estas últimas podrían ayudar a mantener la piel hidratada y sana, brindándole brillo y mejor textura.

Según este estudio publicado la revista Elsevier algunos alimentos contienen vitaminas, minerales y antioxidantes que podrían ayudar a reducir el efecto de los radicales libres en las células.

A continuación, te comentaremos algunos suplementos que podrían contribuir a mantener una piel hidratada y sana.

Vitamina K

La vitamina K, según esta información del National Institutes of Health, es un nutriente que el cuerpo necesita para estar sano. Es importante para la coagulación de la sangre, la salud de los huesos y para otras funciones del cuerpo. Así mismo, puede ayudar a mantener la piel hidratada y sana. Al combinarse con la vitamina A en serums o cremas podría ayudar a reducir las ojeras y las bolsas debajo de los ojos.

Algunas fuentes de vitamina K son:

  • Brócoli.
  • Huevos.
  • Pescado.
  • Cereales.
  • Vegetales de hoja verde.

Ver también: Los riesgos de la falta de vitaminas

Vitamina A

Los cereales integrales son otros de los alimentos más eficaces contra el estreñimiento.

Según esta información del National Institutes of Health la vitamina A es una vitamina liposoluble que se encuentra en algunos alimentos. Es importante para la visión normal y el sistema inmunitario. Además, la vitamina A podría ayudar al buen funcionamiento del corazón, los pulmones y los riñones.

La vitamina A es recomendada para mantener la piel hidratada y sana. Al consumir una cantidad adecuada puede ayudar a la piel a repararse o regenerarse a sí misma. La dieta básica del ser humano provee la cantidad adecuada de vitamina A, pero en los casos de dietas restrictivas se podría necesitar algún suplemento.

La podemos encontrar en algunos cereales, huevos, hígado y leche. También se puede optar por incluir un suplemento alimenticio. Para esto último se sugiere lo siguiente:

  • Las mujeres requieren 700 microgramos.
  • Los hombres necesitan 900 microgramos.
  • Los niños entre 300 y 600 microgramos (Dependiendo de su edad).

Vitamina C

Según este estudio de la Universidad de Oregon existe evidencia que sugiere que la vitamina C podría ser un complemento útil a la práctica médica convencional para reducir la lesión miocárdica y la arritmia. Podría ser beneficiosa si se consume después de un procedimiento cardíaco o una cirugía en pacientes con alguna enfermedad cardiovascular.

De la misma forma, el estudio explica que la vitamina puede aportar beneficios respecto al brillo de la piel, haciéndola lucir sana y con mejor textura.

Algunos datos de esta vitamina que se muestran en el estudio son los siguientes:

  • Una deficiencia severa de vitamina C ha sido conocida por muchos siglos como una enfermedad potencialmente fatal, el escorbuto.
  • La ingesta recomendada para los fumadores es de 35 mg al día más alta que para los no fumadores. Esto se debe a que los fumadores están sujetos a un incremento de estrés oxidativo por las toxinas en el humo de cigarrillo y por lo general tienen concentraciones más bajas de vitamina C.
  • Algunas investigaciones explican que no se ha encontrado asociación entre el nivel de ingesta de vitamina C y el riesgo de desarrollar hipertensión.
Jugo de naranja

Vitamina E

Según este estudio realizado en la Universidad Autónoma de México la vitamina E actúa como antioxidante en el cuerpo al ayudar a proteger las células contra los daños causados por los radicales libres. Estos últimos son compuestos que se forman cuando el cuerpo convierte los alimentos que consumimos en energía. También podría ayudar a reducir los efectos dañinos del sol en la piel.

Así mismo, explica que la vitamina E puede encontrarse en alimentos como:

  • El hígado.
  • Las yemas de huevo.
  • Los pescados azules.
  • Los cereales integrales.
  • El aguacate y la papaya.
  • La leche y la mantequilla.
  • Los frijoles y los garbanzos.
  • El aceite de oliva y de girasol.
  • Las verduras de hojas verdes.
  • Las semillas de chía y de girasol.
  • Los frutos secos como el cacahuete, las nueces y las almendras.

Selenio

Según esta información del National Institutes of Health el selenio es importante para la reproducción, la función de la glándula tiroidea, la producción de ADN y para proteger al cuerpo contra infecciones y el daño causado por los radicales libres.

Es decir, que al hablarse sobre los aportes y las funciones de las vitaminas A, E, C y K y el selenio, se encuentran algunas similitudes. Se cree que una dieta equilibrada contiene la cantidad necesaria de selenio que el organismo necesita, por lo que no es necesario añadir suplementos extra, sino comer alimentos como: nueces, pescado fresco, ajo y algunos granos integrales.

Te puede interesar: ¿Qué alimentos tienen mayor porcentaje de vitaminas?

Vitamina B

La vitamina B es la biotina que se encuentra en algunos alimentos y ayuda a convertir los carbohidratos, las grasas y las proteínas que se consumen en energía. Este nutriente, según esta información del National Institutes of Health, es la base estructural de las células de la piel, uñas y cabello.

Si no se cuenta con la cantidad apropiada de este nutriente se puede presentar dermatitis y pérdida de cabello. Encontramos biotina de forma natural en alimentos como la avena, los huevos, el arroz y el plátano.

Apuesta por una alimentación natural

Algunos pueden afirmar que gracias a algunas cremas y lociones que pueden encontrarse en el mercado se puede mantener la piel hidratada y sana.

Sin embargo, se sugiere llevar una dieta saludable y balanceada que permita incorporar alimentos de calidad que aporten vitaminas K, C, E, A y minerales como los que se han mencionado. De esta manera se pueden obtener los beneficios de estos nutrientes para la piel. Entonces podrá lucir más sana e hidratada.

  • Fernando Paredes Salido, Juan José Roca Fernández (2002). Influencia de los radicales libres en el envejecimiento celular. https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-articulo-influencia-los-radicales-libres-el-13034834
  • Ph.D. Jane Higdon. Universidad Estatal de Oregon (2004). Vitamina C (USA). https://lpi.oregonstate.edu/es/mic/vitaminas/vitamina-C
  • Jorge Luis Blé Castillo, Juan C. Díaz Zagoyab y José D. Méndez (2007). Suplementación con vitamina E: ¿Benéfica o dañina? (Méjico). https://www.anmm.org.mx/GMM/2008/n2/68_vol_144_n2.pdf