Suplementos nutricionales en el embarazo y la lactancia

4 febrero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
Todas las etapas del embarazo -preconcepcional, gestación y lactancia- tienen requerimientos nutricionales específicos. Los suplementos nutricionales para el embarazo vienen en ayuda de dichas necesidades.

Los suplementos nutricionales en el embarazo y la lactancia contribuyen a un buen estado de salud de la madre y, por lo tanto, también a la salud del hijo. La ciencia ha demostrado que la alimentación de la madre influye de forma determinante en el desarrollo del embarazo y la gestación.

Se pueden prevenir muchos problemas cuidando el estado nutricional de la mujer durante los períodos de la preconcepción, embarazo y lactancia. Cada etapa tiene sus requerimientos y las indicaciones precisas de lo que se ha demostrado mejor según los procesos fisiológicos en marcha.

La nutrición en la preconcepción

La nutrición materna preconcepcional tiene un papel fundamental en la salud reproductiva, ya que afecta tanto la fertilidad como los inicios de la gestación. El crecimiento y el desarrollo del feto reciben influencia del estado nutricional de la madre desde el primer momento. Además, en el periodo anterior a la concepción están las bases para lo que vendrá.

Si quieres quedarte embarazada, acude al médico para revisar tu estado de salud antes de planificar el embarazo. De esta forma puedes instaurar pautas de estilo de vida saludable y corregir, si fuera necesario, los hábitos inadecuados.

Los ácidos grasos omega-3 de cadena larga, principalmente el ácido eicosapentaenoico (EPA) y docosahexaenoico (DHA), contribuyen en el mantenimiento de la salud en general. Intervienen en la correcta función del corazón, los vasos sanguíneos, los pulmones, el sistema inmunitario y el sistema endócrino. Por otro lado, las vitaminas y minerales son esenciales en el momento de la concepción e implantación del óvulo fecundado.

suplementos nutricionales en el embarazo y la preconcepción
Desde antes de contar con un test de embarazo positivo, el estado nutricional de la madre ya está interviniendo en la gestación

Suplementos nutricionales en el embarazo

Hay estudios que ponen de manifiesto la conveniencia de incluir suplementos nutricionales en la dieta de la embarazada. Estos suplementos incluyen nutrientes como ácido fólico, vitamina B12, hierro, yodo y otros micronutrientes como las vitaminas y los minerales

Ácido Fólico (Vitamina B9) y Vitamina B12

Son esenciales para la multiplicación y la división celular. El ácido fólico actúa desde el comienzo de la gestación, por lo que se recomienda su suplementación en la mujer embarazada.

Yodo

Durante el embarazo aumentan las necesidades de yodo que están relacionadas con un correcto crecimiento y desarrollo intelectual del niño. Su déficit puede acarrear un hipotiroidismo congénito.

Lee también: Beneficios del yodo para la salud

Hierro

En el embarazo aumentan mucho las necesidades de hierro para asegurar las reservas de la madre y el adecuado aporte al bebé. Es un mineral muy importante, ya que interviene en el transporte de oxígeno a las células.

Ácidos grasos Omega-3

Se trata de nutrientes esenciales para el organismo. El DHA contribuye al desarrollo cerebral, visual y ocular del bebé.

Vitamina D

Es necesario mantener niveles adecuados de vitamina D en la madre durante el embarazo para que el calcio se absorba correctamente. Además, la vitamina D es necesaria para el crecimiento y el desarrollo de los huesos en los niños.

¿Qué componentes hay en los suplementos nutricionales para la lactancia?

 

Durante la lactancia las necesidades nutricionales son considerablemente mayores que durante el embarazo. El bebé recibe la mayoría de los nutrientes esenciales para su desarrollo a expensas de los depósitos maternos, a través de la leche. Entre los nutrientes que llevan los suplementos nutricionales indicados para esta etapa se encuentran:

Ácido Fólico (Vitamina B9)

Durante la lactancia los folatos de la madre pueden disminuir debido a su paso a la leche materna. El ácido fólico contribuye a la función psicológica, y disminuye el cansancio y la fatiga.

Vitaminas A y D

La leche materna es la mejor fuente de vitamina A para el lactante. La vitamina D contribuye a la absorción y utilización normal del calcio. La concentración de vitamina D en leche materna depende de los niveles de vitamina D de la madre.

suplementos nutricionales en la lactancia

Yodo

La mujer lactante necesita casi el doble de la cantidad de yodo que un adulto para garantizar que su hijo reciba toda la cantidad que necesita a través de la leche. El yodo contribuye a la función cognitiva normal.

Calcio y hierro

Las necesidades de calcio de la madre se incrementan considerablemente. El calcio contribuye al metabolismo energético normal y es necesario para el mantenimiento de los huesos. El hierro intervine en la formación de los glóbulos rojos y de la hemoglobina.

También te puede interesar: Alimentos para subir los niveles de hierro

Ácidos Grasos Omega-3

Son nutrientes necesarios para el organismo. El DHA contribuye al desarrollo normal del cerebro y ojos del lactante alimentado con leche materna.

Este efecto beneficioso se obtiene con una ingesta diaria de 200 mg de DHA, además de la ingesta diaria recomendada de ácidos grasos omega-3 para los adultos. Esto serían unos 450 mg de DHA y de EPA diarios totales.

En conclusión

Los suplementos nutricionales en el embarazo y la lactancia están formulados específicamente para cubrir las necesidades de cada etapa. No solo debes cuidar tu salud cuando ya sabes que estás embarazada, sino que también es conveniente que prepares tu gestación de antemano.

En la consulta con un profesional podrás encontrar las indicaciones adecuadas y las prescripciones necesarias. Cada situación tiene sus particularidades y, a veces, es preciso evaluar el contexto para saber cómo suplementar correctamente.

  • Martinez M. (2002). Lípidos y desarrollo cerebral: importancia del ácido docosahexaenoico (DHA) en el niño sano y en el enfermo con síndrome de Zellweger. Pediatrika.

  • Yurko-Mauro, K., McCarthy, D., Rom, D., Nelson, E. B., Ryan, A. S., Blackwell, A., … Stedman, M. (2010). Beneficial effects of docosahexaenoic acid on cognition in age-related cognitive decline. Alzheimer’s and Dementia. https://doi.org/10.1016/j.jalz.2010.01.013

  • Fernández Molina, L., Soriano del Castillo, J. M., & Blesa Jarque, J. (2016). La nutrición en el periodo preconcepcional y los resultados del embarazo: revisión bibliográfica y propuesta de intervención del Dietista-Nutricionista. Revista Española de Nutrición Humana y Dietética. https://doi.org/10.14306/renhyd.20.1.143