Suplementos y vitaminas para el estrés

06 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la nutricionista Florencia Villafañe
El estrés puede afectar la calidad de vida cuando no se interviene de manera oportuna. Sin embargo, el consumo de algunos suplementos y vitaminas ayuda a mitigar sus efectos. ¿Quieres saber más al respecto?

Hay muchas estrategias para mitigar los efectos del estrés diario; una de ellas es el uso de suplementos y vitaminas que mejoran el ánimo y la sensación de bienestar. ¿Por qué son beneficiosas? ¿Cuáles son las más recomendadas?

En primer lugar, cabe recordar que el estrés es una forma de tensión nerviosa que puede causar dificultades a nivel físico y mental. A su vez, está relacionado con situaciones de conflicto, problemas sociales, insatisfacciones, entre otros.

Sin embargo, como lo evidencian algunos estudios, una adecuada nutrición repercute de forma positiva en la salud mental y facilita el control del estrés. Para saber más al respecto, te invitamos a seguir leyendo.

Suplementos y vitaminas para el estrés

El estrés suele ocurrir a raíz de situación que causan presión y sobrecarga. Sin una intervención adecuada, se prolonga en el tiempo y es cada vez más difícil de sobrellevar. Asimismo, es posible que se origine por malos hábitos alimentarios y la deficiencia de ciertos nutrientes esenciales.

Por fortuna, está comprobado que hay suplementos y vitaminas que colaboran en la salud mental y contribuyen a disminuir los síntomas asociados con este trastorno. Si bien hay que identificar el origen del mismo para poder solucionarlo, estos son un complemento idóneo para lograr el bienestar.

Las deficiencias nutricionales más comunes observadas en pacientes con estrés, así como en otros trastornos mentales, son los ácidos grasos omega 3, las vitaminas del complejo B, los minerales y los aminoácidos que son precursores de los neurotransmisores.

Lee también Suplementos durante el embarazo: ¿son seguros?

Ácidos grasos omega 3

Varios estudios vinculan el consumo regular de pescado con una baja incidencia de esta problemática. Esto, a su vez, ha demostrado ser resultado directo de la ingesta de ácidos grasos omega 3.

Uno o dos gramos de este compuesto, tomados a diario, es la dosis aceptada para individuos sanos;no obstante, para pacientes con trastornos mentales, se sugiere que hasta 9,6 gramos son seguros y eficaces.

Ácidos grasos Omega 3
Los ácidos grasos omega 3 han sido ampliamente estudiados por sus beneficios para la salud. Por eso, hoy se sabe que contribuyen a paliar los efectos del estrés.

Vitamina A

Las personas con estrés pueden tener niveles bajos de vitamina A o beta-caroteno. En un estudio publicado en Indian Journal of Psychiatry se determinó que quienes consumían alimentos fuente o suplementos de este compuesto se sentían mejor, en especial si la combinaban con vitaminas C y E.

En adición, un bajo contenido de este nutriente puede aumentar el riesgo de sufrir ansiedad. Una forma segura para lograr el aporte recomendado es consumir alimentos de color naranja, como zanahoria, calabaza, mango, papaya, entre otros.

Suplementos de vitamina B

Uno de los efectos de las vitaminas del complejo B es disminuir los niveles sanguíneos del aminoácido homocisteína. Con esto se logra aliviar los síntomas provocados por el estrés, se obtiene una mejoría del estado de ánimo y aumentan los niveles de energía. Además, estas son esenciales para la salud del corazón y el cerebro.

Entre las fuentes alimenticias que las contienen se incluyen:

  • Los huevos.
  • La carne.
  • Los granos.
  • Las legumbres.
  • Los lácteos.
  • Las verduras de hoja verde.

En un estudio publicado en Human Psychophamacology se sugirió que tomar dichos suplementos disminuye la depresión, el enojo y la fatiga. En general, estos pueden contener otros elementos que influyen en ello.

Melatonina

El estrés está asociado con la dificultad para conciliar el sueño o permanecer dormidos, ya que empeora su gravedad.La melatonina es una hormona natural que regula el ciclo de sueño-vigilia, la misma, se aumenta de noche y disminuye con la luz del día.

El meta análisis «Melatonina para el tratamiento de los trastornos primarios del sueño» expuso que la suplementación con este compuesto aumenta el tiempo y mejora la calidad del mismo, lo cual indica que su uso puede ser recomendable cuando este problema altera el descanso.

Lisina

La lisina es uno de los suplementos aconsejados en caso de estrés. Es un aminoácido que puede influir en los neurotransmisores relacionados con los síntomas de este trastorno. Cuando las personas con deficiencia de lisina ingieren más a través de su dieta, los niveles de estrés disminuyen porque equilibran el cortisol.

Ver también 6 alimentos para aumentar el magnesio en la dieta

Magnesio

El magnesio desempeña un importante papel en una serie de funciones cerebrales, pero, sobre todo, regula las hormonas del estrés en el cerebro. Si bien se puede incorporar en muchos alimentos, usar un suplemento quelado del mismo permite un aporte y absorción seguros.

Suplemento de magnesio
Los suplementos de magnesio resultan idóneos en caso de estrés. Este mineral ayuda a regular la actividad de las hormonas asociadas al estado de ánimo. 

¿Qué recordar sobre los suplementos y vitaminas para el estrés?

Si tienes problemas de estrés, es probable que notes malestar, dolor de cabeza, nerviosismo o enojo. Si bien su aparición está asociada a muchas situaciones que a veces no puedes manejar, es recomendable que lo detectes a tiempo para evitar que esto interfiera en tu día a día.

Cuando tienes una nutrición adecuada, tu cuerpo recibe todo lo necesario para mejorar el estado de ánimo y el bienestar general. Además, si realizas actividad física, mejoras la calidad del sueño y utilizas los suplementos y vitaminas mencionados puedes contribuir en gran parte en el manejo del mismo.

  • Wattick RA, Hagedorn RL, Olfert MD. Relationship between Diet and Mental Health in a Young Adult Appalachian College Population. Nutrients. 2018;10(8):957. Published 2018 Jul 25. doi:10.3390/nu10080957
  • Rao TS, Asha MR, Ramesh BN, Rao KS. Understanding nutrition, depression and mental illnesses. Indian J Psychiatry. 2008;50(2):77-82. doi:10.4103/0019-5545.42391
  • Firth J, Teasdale SB, Allott K, et al. The efficacy and safety of nutrient supplements in the treatment of mental disorders: a meta-review of meta-analyses of randomized controlled trials. World Psychiatry. 2019;18(3):308-324. doi:10.1002/wps.20672
  • Núñez, D. P., Viamontes, J. G., González, T. E. G., Ortiz Vázquez, D., & Cabreras, M. C. (2014). Conocimientos sobre estrés, salud y creencias de control para la Atención Primaria de Salud. Revista Cubana de Medicina General Integral30(3), 354-363.
  • Ferracioli-Oda, E., Qawasmi, A., & Bloch, M. H. (2013). Meta-analysis: melatonin for the treatment of primary sleep disorders. PloS one8(5), e63773.
  • Stough, C., Scholey, A., Lloyd, J., Spong, J., Myers, S., & Downey, L. A. (2011). The effect of 90 day administration of a high dose vitamin B‐complex on work stress. Human Psychopharmacology: Clinical and Experimental26(7), 470-476.
  • Smriga M, Ghosh S, Mouneimne Y, Pellett PL, Scrimshaw NS. Lysine fortification reduces anxiety and lessens stress in family members in economically weak communities in Northwest Syria. Proc Natl Acad Sci U S A. 2004;101(22):8285-8288. doi:10.1073/pnas.0402550101
  • Reis, L. C., & Hibbeln, J. R. (2006). Cultural symbolism of fish and the psychotropic properties of omega-3 fatty acids. Prostaglandins, Leukotrienes and Essential Fatty Acids75(4-5), 227-236.
  • Boyle NB, Lawton C, Dye L. The Effects of Magnesium Supplementation on Subjective Anxiety and Stress-A Systematic Review. Nutrients. 2017;9(5):429. Published 2017 Apr 26. doi:10.3390/nu9050429