Sustituye solo estos 8 alimentos y restarás 500 calorías a tu ingesta diaria

Lorena González 22 octubre, 2017
Algo tan sencillo como cambiar el sabor de nuestro helado de chocolate a uno de frutos u optar por atún natural en lugar de en aceite puede suponer un gran cambio

¿Quieres reducir la cantidad de calorías que consumes al día y no sabes cómo lograrlo sin que ello suponga pasar hambre?

Presta atención a estas recomendaciones que te acercamos que te permitirán lograrlo y solo con sustituir estos alimentos.

Así que ya sabes si quieres bajar de peso y estar tonificado tendrás que aprender a no comer ciertos alimentos y a reducir las porciones, además, como decimos, de seguir estos consejos.

Así verás como puedes reducir notablemente la cantidad de calorías que ingieres en tu día a día sin apenas hacer esfuerzos que acaben dándote más hambre o poniéndote de mal humor.

1. Helado

Helados

¿Te gusta el helado y no querrías renunciar al placer de darte un capricho? Sustituye el helado de chocolate por el de fruta.

Simplemente con este gesto pasarás de ingerir 227 calorías por una porción de dos bolas a 132, además de reducir la cantidad de grasa que tomas.

¿Quieres conocer más? Lee: ¡Tomar helado también puede ser saludable!

2. Magdalenas

Si te gustan las magdalenas o muffins pero sueles tomarlos de chocolate presta atención porque puedes no renunciar a ellas si las ingieres de jengibre.

Mientras que la opción de chocolate te aportará 535 calorías por porción, la de jengibre hará lo propio con 230 calorías.

  • Debes tener en cuenta que el chocolate es bastante calórico así que, si tu cuerpo lo que te pide es ingerir algo dulce, puedes hacerlo a través de esta alternativa a base de jengibre y listo.

3. Atún

Atún

Reducir las calorías que ingieres a través de una lata de atún te resultará mucho más sencillo de lo que podrías llegar a pensar. Y es que será tan sencillo como sustituir el atún en aceite de girasol por el natural.

De este modo y a través de este sencillo gesto lograrás que una lata de atún contenga 96 calorías y no 190 como ocurre con las latas de atún en aceite.

Además no perderás ninguna de las propiedades de este tipo de producto porque a pesar de tener menos grasa conserva las vitaminas (A, B12, D, E), aminoácidos y minerales (yodo, potasio, hierro, fósforo).

4. Snacks

Si de vez en cuando te das un pequeño capricho y tomas algún snack piensa que las palomitas, por ejemplo, son menos calóricas que los frutos secos.

  • 100 gramos de mix de frutos secos tienen algo más de 600 calorías, mientras que la misma cantidad de palomitas aporta 375 calorías.

5. Frutas en lugar de galletas

las frutas más antioxidantes

Las galletas solemos tomarlas entre horas para aguantar mejor hasta la próxima comida, pero esta no es la mejor opción que tienes a tu alcance.

Si quieres comer algún aperitivo debes tener en cuenta que las propias galletas tienen más azúcar de la que el organismo necesita.

  • De este modo puedes optar por piezas de frutas a través de las cuales obtendrás una buena cantidad de vitaminas y las sustancias minerales necesarias para pasar el día.

Visita este artículo: Los mejores batidos de frutas para la mañana

6. Avena en lugar de cereales

La avena puede ser la perfecta sustituta para tus cereales. Debes tener en cuenta que venden avena con frutas o nueces y que esta es una opción más saludable que los cereales que ya están preparados.

En las mezclas preparadas se añaden aromatizantes y azúcares para que quieras comerla en cantidades mucho mayores. Por esta gran cantidad de aditivos el contenido calórico de estos dos alimentos es diferente.

  • Y es que mientras que la avena tiene 184 calorías cada 100 gramos, los cereales preparados tienen 375.

7. Patatas

patatas

Aunque no lo creas, optar por patatas congeladas en lugar de frescas hará que comas menos.

Y es que si bien es cierto que las patatas congeladas no tienen menos propiedades que las frescas si tomas patatas congeladas, te sentirás saciado más tiempo.

¿Por qué ocurre esto? Las patatas congeladas contienen un tipo de almidón más saludable y que hace que no se te despierte la sensación de hambre.

8. Chips

Si sueles tomar chips opta por los de verdura que incluso tú mismo podrás preparar en casa.

Es una opción bastante menos calórica que las patatas fritas convencionales que puedes comprar y que sí son altamente calóricas.

De este modo, mientras que los chips de bolsa pueden tener algo más de 500 calorías a los 100 gramos, los chips de verdura caseros tienen 221 calorías.

¡Sin duda, una rebaja calórica que conviene tener en cuenta!

Te puede gustar