El tabaco aumenta el riesgo de sufrir enfermedades degenerativas: ¡Evítalo!

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López el 5 febrero, 2019
Valeria Sabater · 5 febrero, 2019
Dado que las sustancias químicas del tabaco pasan de nuestros pulmones al torrente sanguíneo puede acelerar el desarrollo de distintas enfermedades, ya que todo nuestro organismo se ve afectado

Todos sabemos que, a largo plazo, el tabaco ocasiona graves problemas de salud. La mayoría de la población suele asociar el hábito de fumar con el riesgo de padecer cáncer, pero existen otras muchas enfermedades implícitas que debemos conocer.

Además, hay otro aspecto que deberíamos tener en cuenta: cuando nos diagnostican determinadas dolencias, el tabaco puede acelerar su empeoramiento. Un ejemplo de ello son las enfermedades cardíacas o incluso la esclerosis múltiple.

Te damos toda la información en el siguiente artículo.

El tabaco y el alzhéimer

La enfermedad de Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa progresiva de la que aún no se tiene claro el origen.

Sabemos que es más frecuente entre personas mayores de 65 años y que, a pesar de no saber qué lo origina, existen una serie de condicionantes:

  • Un déficit en un tipo de proteína que, generalmente, está asociada al colesterol elevado.
  • El estrés oxidativo y la edad avanzada.
  • La interacción entre enfermedades cardiovasculares y la diabetes.
  • El estilo de vida y el sedentarismo.

Descubre 10 beneficios secundarios de dejar de fumar

¿Qué relación existe entre el tabaco y el alzhéimer?

  • El tabaco puede incrementar el riesgo e incluso agravar la enfermedad del Alzheimer. Según un estudio llevado a cabo por el Centro de enfermedades neurodegenerativas de la Universidad de Málaga, la nicotina puede ejercer una acción inflamatoria.
  • El tabaco ataca a la mielina que rodea las neuronas, provocando una respuesta inflamatoria y un daño neuronal en el hipocampo y la corteza cerebral.
  • El tabaco por sí solo nunca hará que desarrollemos la enfermedad de Alzheimer. Sin embargo, lo que hace es interaccionar con otros factores acelerando su desarrollo.
  • A día de hoy, el alzhéimer no se puede prevenir pero, según este estudio, si dejásemos de fumar tardaría 20 años más antes de aparecer.

El tabaco y la esclerosis múltiple

Mujer fumando

El tabaco no provoca esclerosis múltiple. Sin embargo, lo que puede hacer es empeorar la enfermedad en caso de que nos la hayan diagnosticado.

Según un reciente estudio llevado a cabo por la Universidad de Karolinska de Estocolmo (Suecia), y publicado en la revista «Neurology», las personas que siguen fumando después de ser diagnosticadas con esta enfermedad experimentan un aceleramiento de la misma.

¿Qué relación existe entre el tabaco y la esclerosis múltiple?

  • La esclerosis múltiple suele empezar con pequeñas recaídas. Después, suele iniciarse un empeoramiento progresivo de la movilidad. Ahora bien, las personas fumadoras tienen el riesgo de experimentar este empeoramiento de un modo más rápido.
  • Este estudio demuestra que el tabaco tiene un efecto muy negativo sobre enfermedades degenerativas como la esclerosis múltiple. El simple hecho de dejar de fumar nos ofrece la oportunidad de tener una mejor calidad de vida y posponer la degeneración.

El tabaco y la degeneración macular

Degeneración macular

Otro aspecto menos conocido sobre los efectos del tabaco son las cataratas y la degeneración macular (DMAE). Es muy posible que este dato te sorprenda y te preguntes si fumar tiene una relación directa sobre la salud de nuestra visión.

La respuesta es sencilla: el tabaquismo acelera nuestro envejecimiento y, por tanto, eleva el riesgo de enfermedades asociadas al paso del tiempo. Veámoslo con más detalle.

Lee también qué alimentos te ayudarán a dejar de fumar

¿Qué relación existe entre el tabaco y la degeneración macular?

  • El riesgo de cataratas se eleva entre un 40 y un 60% en personas que a lo largo de su vida han consumido más de un paquete al día.
  • Los ojos pierden agudeza y se inflaman. Tampoco podemos pasar por alto que nuestros pulmones se llenan de sustancias químicas que llegan al torrente sanguíneo. Todo ello revierte en nuestra salud general.
  • El riesgo de sufrir cataratas o degeneración macular es algo que todos tenemos. No obstante, ser fumadores eleva las probabilidades de padecer estos problemas visuales en un porcentaje muy importante.
  • Según nos indican los médicos, casi un 20% de las cataratas que cada día se diagnostican están relacionadas con el hábito de fumar.
  • El tabaco influye en múltiples enfermedades vasculares del ojo, así como en las relacionadas con la sequedad ocular.

Prepara tu plan para dejar de fumar

Mujer haciendo ejercicio

Si a día de hoy sigues con el hábito del tabaco, merece la pena que empieces a dejarlo. A pesar de que nos llegue información de múltiples sitios informándonos de lo peligroso que es, a menudo no terminamos de concienciarnos.

Si no lo haces por ti, al menos inténtalo por los tuyos, por los que te quieren y no desean verte enfermo el día de mañana. Te ofrecemos unas pautas básicas.

  • Acude al médico para que te haga un chequeo previo. Tu salud y tu estado físico son importantes. A partir de ahí tu médico puede ofrecerte pautas adecuadas.
  • No se trata, por ejemplo, de empezar a hacer ejercicio físico de gran intensidad. Dejar de fumar es algo progresivo que debe hacerse según tu particularidad física. Así pues, tómatelo con calma y mentalízate sobre ello.
  • Controla esos momentos del día y esas situaciones en las que más necesitas un cigarrillo: al levantarte, después de las comidas, en las reuniones con amigos.

Lee también qué consejos pueden ayudarte a tratar la ansiedad

  • Informa a tu círculo personal y social de que vas a dejar de fumar. Deben apoyarte.
  • Elimina todo recuerdo del tabaco: encendedores, ceniceros de casa y del coche… Elimina también el olor a tabaco de tu casa y tus pertenencias.
  • Descubre tus propias estrategias para hacer frente a la abstinencia: caminar, pintar, bailar, hacer punto, llevar un blog en internet contando tu experiencia día a día…
  • Timothy C. Durazzo et al. “Smoking and increased Alzheimer’s disease risk: A review of potential mechanisms”, Alzheimers Dement. 2014 Jun; 10(3 0): S122–S145.
  • Tiffani Stroup, “Multiple Sclerosis and Smoking”, National Multiple Sclerosis Society, 2015
  • Solberg Y et al. “The association between cigarette smoking and ocular diseases”, Surv Ophthalmol. 1998 May-Jun;42(6):535-47.
  • Ministerio de Sanidad de España, “Ayuda para dejar de fumar”, https://www.mscbs.gob.es/ciudadanos/proteccionSalud/tabaco/ayuda.htm