Tacos caseros

Belén Gisbert 23 febrero, 2015
Además de los típicos tacos mexicanos puedes optar por preparar una versión dulce para el postre o la merienda y rellenar las tortillas de trigo con frutas

Los tacos son un plato típico y muy popular de México. Son muy fáciles de preparar, así como divertidos, ya que puedes rellenarlos de múltiples ingredientes y variedades.

Los tacos mexicanos más populares son los de pollo o de carne, aunque puedes incorporar el relleno que prefieras, con solamente verduras e incluso con dulce. En esta receta os proponemos una forma sencilla de disfrutar unos tacos caseros, acompañados de una deliciosa salsa mexicana.

Las tortillas de harina, tienen la peculiaridad de que se hace a base de harina de trigo y que no requieren de levadura en su empleo. Estas tortillas de harina, puedes rellenarlas con dulce o salado, así como prepararlas con antelación y guardarlas en la nevera, para después rellenarlas a tu gusto de manera fácil y rápida, ante una cena o comida en la cual no dispones de tiempo para prepararla (también es valido para un día de pereza).

Ingredientes:

cebola

Para el relleno:

  • 2 tazas de carne picada
  • 1/2 taza de aceite de oliva
  • 2 tazas de queso cheddar rallado
  • 1 tomate cortado en cubitos
  • 1 cucharada de cebolla verde picada
  • 1/2 cabeza de lechuga o repollo rallado
  • 1 taza de salsa mexicana

Para las tortillas de harina:

  • 4 tazas y 1/2 de harina
  • 3 cucharadas de mantequilla
  • 1/2 taza de agua tibia
  • 1 cucharadita de levadura
  • Sal al gusto

Preparación de las tortillas de harina:

Tacos

Para hacer las tortillas, mezcla en un bol la harina, la levadura y la sal.  Abre un hueco en medio de la mezcla.

Después incorpora la mantequilla y el agua tibia. (Es muy importante que el agua esté tibia para que se mezcle bien con la mantequilla y la pueda derretir.

Mezcla todos los ingredientes. Cuando tengas como resultado una masa suave, tienes que ir tomando porciones con las manos forma unas bolitas. Extiende sobre la mesa de trabajo o encimera un poco de harina para evitar que la masa se pegue al trabajarla. Con la ayuda de un rodillo, extiende cada una de las bolitas hasta que las tortillas de harina queden muy delgadas.

Vierte aceite sobre una sartén y caliéntalo. Incorpora una a una las tortillas de harina hasta que se doren. Si toman aire mientras se fríen, no te preocupes, dales la vuelta sin más y retíralas sobre un plato con papel de cocina, para que absorba el resto de aceite de la fritura.

Ahora llegó el momento de rellenar las tortillas de harina:

Opción 1. Salpimienta la carne y sofríela con un poquito de ajo en una sartén, con unas cucharadas de aceite. Añádela a un taco e incorpora la lechuga, la cebolla, la salsa mexicana, el tomate y el queso cheddar. Repite en todos los tacos.

Opción 2. No frías previamente los tacos. Incorpora el relleno sobre las tortillas de harina extendidas con el rodillo, envuélvelas y añádelas en una bandeja de horno con papel para cocinar. Hornea los tacos caseros a 180 grados unos 10 minutos. ¡Una delicia!

Opción 3. Puedes hacer los tacos caseros como en la primera opción, sólo añadiendo más queso cheddar sobre cada taco, y gratinarlo unos minutos en el horno.

Puedes añadir a cada opción unas tiras de pimiento rojo y verde horneadas una media hora a unos 200 grados.

Como ves, las opciones de los tacos caseros son múltiples, variadas y van acorde al gusto de cada uno. Puedes hacer una variedad de rellenos con distintas preparaciones, para ser del agrado de cada uno de los comensales.

Si tienes niños en casa, opta por hacer un postre con tacos caseros dulces, rellenándolos, por ejemplo, con plátano y fresas con chocolate, o con mermelada y frutas. ¡Acertarás seguro!

Y tú, ¿Qué relleno pondrías o pones a tu taco casero?

Te puede gustar