Talones agrietados: exfoliación y mascarilla de pies

16 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la médica Karla Henríquez
Aunque solemos prestarles más atención en verano, lo cierto es que los talones agrietados conviene tratarlos e hidratarlos todo el año para que la condición no llegue a ser grave.

Los talones agrietados son una consecuencia común de no hidratar la piel de los pies con regularidad. Y es que, por lo general, no le prestamos demasiada atención a esta parte del cuerpo. Nos lavamos los pies en la ducha, pero pocas veces nos preocupamos por aplicarnos un poco de crema hidratante después de secarnos.

Cuando la piel de los pies se reseca en exceso, aparecen unas grietas que causan incomodidad, sobre todo en la zona de los talones. En esos casos, es conveniente buscar una solución y aplicarla antes de que las molestias empeoren.

A continuación te comentaremos más acerca de este problema y cómo puedes solucionarlo fácilmente en casa.

Causas de los talones agrietados

No solo la falta de aplicación de una crema hidratante a diario puede promover la aparición de grietas, también el uso de un calzado inadecuado o una mala postura al caminar. Sin embargo, es cierto que la falta de hidratación suele ser la más común (y la más fácil de solucionar por cuenta propia).

¿Por qué siempre nos olvidamos de la salud de nuestros pies?

Piel seca

La piel seca o xerosis es uno de los motivos que puede facilitar que se produzca este problema. Esto se debe a que a la piel seca le falta hidratación y elasticidad.

Hay que tener en cuenta que algunas personas tienen la piel muy seca por problemas de salud, como puede ser un trastorno de tiroides.

Zapatos inadecuados

Un calzado inadecuado también favorece que los talones se agrieten con más facilidad. En especial, esto suele suceder con los zapatos de mala calidad y bajo costo, que aparte de estar elaborados con materiales que resultan muy duros para la piel de los pies, impiden la correcta transpiración. Por esto, es común que promuevan ampollas.

Mala postura

Si no se apoya bien el peso del cuerpo al caminar y al estar de pie, los talones tendrán que soportar una carga mayor y se agrietarán con más facilidad. Esto ocurre sobre todo si se pone la mayor parte del peso en los talones en vez de repartirlo en toda la planta. Por esto mismo, es común que se produzca dolor de espalda.

Rutina de cuidados

Esta rutina es recomendable realizarla durante todo el año. Esto es así porque, si se empieza el tratamiento cuando los talones ya están resecos, será mucho más difícil que sea efectiva.

Cabe mencionar que además de esta práctica, hay que tener siempre en cuenta los factores que se mencionan en el punto anterior. Elegir el calzado adecuado y realizar ejercicios posturales que nos ayuden a apoyar bien los pies.

También se suele recomendar realizar alguna sesión de reflexología podal de manera regular. Es importante acostumbrarse a caminar descalzo por zonas de arena y hierba lo cual, además, puede ser muy beneficioso para la salud en general.

Tratamiento casero para los talones agrietados

Ingredientes

  • 2 cucharadas de sal marina gruesa, 30 gramos.
  • 1 plátano muy maduro o ½ aguacate, bien machacados con un tenedor.
  • 3 cucharadas de aceite de oliva, de almendra o de coco, 42 gramos.

Preparación

  • Mezclar bien todos los ingredientes hasta conseguir una pasta que no sea ni demasiado líquida ni demasiado espesa.
  • Si queda demasiado espesa, se le deberá añadir un poco de agua.
  • Se colocan los pies en un barreño con agua caliente (a una temperatura soportable, nunca hirviendo) y se dejan en remojo unos 5 minutos.
  • Luego, con ayuda de una piedra pómez, se remueven con cuidado las células muertas de la planta del pie. No se debe frotar con fuerza.
  • Después, se saca uno de los pies y se aplica la mezcla preparada anteriormente y se coloca sobre una toalla.
  • Se hace lo mismo con el otro pie.
  • Pasados unos 10 minutos, se secan los pies con una toalla y se realiza un masaje suave.
  • Se repite el procedimiento cada 5 días para poder eliminar los talones agrietados.

Descubre: Las mejores hierbas para hacer baños de pies

Cuida tus pies siempre y así evitarás las grietas

Es importante acostumbrarse a hidratar bien los pies a diario con una buena crema (o un poco de vaselina) para que la piel se mantenga hidratada, elástica y en buenas condiciones, sin grietas.

Es posible usar una loción hidratante específica para pies o bien un aceite vegetal que sea muy nutritivo. Entre las opciones naturales más comunes se encuentra el aceite de oliva, así como el de sésamo, el de almendra, el de argán y, por otra parte, la manteca de karité.

Si bien es cierto que se pueden aplicar en cualquier momento del día, se dice que lo idea es hacerlo por la noche, antes de ir a dormir. Dejar al aire unos minutos para que se absorba bien el producto y luego colocarse unos calcetines secos y limpios para conseguir un mejor resultado.

También se pueden realizar baños relajantes y exfoliaciones suaves para mantener la piel lo más suave y cuidada posible.

  • Tu, P., & Bytomski, J. R. (2011). Diagnosis of heel pain. American Family Physician. https://doi.org/d9026 [pii]
  • Yung-Hui, L., & Wei-Hsien, H. (2005). Effects of shoe inserts and heel height on foot pressure, impact force, and perceived comfort during walking. Applied Ergonomics. https://doi.org/10.1016/j.apergo.2004.11.001
  • Aldridge, T. (2004). Diagnosing heel pain in adults. American Family Physician.