¿Qué tan efectiva en la avena para controlar el colesterol?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Elisa Morales el 24 diciembre, 2018
Yamila Papa Pintor · 12 mayo, 2017
Aunque por sí sola ya supone una ayuda, para obtener los máximos beneficios de la avena a la hora de bajar el colesterol es conveniente combinarla con una dieta sana y ejercicio.

Las recetas de avena para controlar el colesterol y mejorar la salud cardiaca son una excelente opción. No solo por lo sanas que son sino por su buen sabor. Y es que, a diferencia de lo que muchos piensan, la avena es un cereal muy sabroso.

A continuación, te contamos por qué deberías añadirla a tus comidas si tienes los niveles de triglicéridos demasiado elevados.

¿Qué tiene de especial la avena?

El consumo de este cereal a diario nos aporta energía a la vez que nos nutre de diversas maneras. Sin embargo, se suele destacar alto aporte en fibras solubles.

Si bien las fibras solubles están presentes en otros alimentos, como las manzanas, los frijoles o las ciruelas, lo cierto es que en la avena, se encuentran en mayor concentración.

¿Y cómo actúa la avena sobre el colesterol? El proceso viene a ser el siguiente: la fibra soluble (beta-glucano) inhibe la tasa de absorción de las grasas en el tracto intestinal. De esta manera, no pasan a la sangre ni permanecen en el cuerpo.

Por otra parte, debes saber que las avenantramidas, gracias a su potente acción antioxidante, traen muchos beneficios a la salud en general, y evitan que la acumulación de radicales libres.

Avena y colesterol

Te puede interesar: 4 batidos para controlar tus niveles de colesterol

¿Avena sola o acompañada?

Una pregunta muy habitual entre aquellas personas que quieren reducir el colesterol con la ayuda de la avena es qué hacer con ella a la hora de consumirla: ¿prepararla sola o aprovecharla junto con otros ingredientes?

Es importante saber que no todos los productos que contengan este cereal son buenos para conseguir el objetivo.

Por ejemplo, las galletas de avena que compramos en el mercado también tienen azúcares y grasas trans, los cuales no ayudan a combatir el colesterol alto.

Avena sola o como ingrediente

Los demás alimentos que contengan harina o copos de avena, siempre que no añadan ingredientes nocivos para la salud, serían aconsejados, ya que son de gran ayuda para equilibrar los niveles de colesterol en sangre.

Las barras de cereal con avena, miel y frutas (sin azúcar) son cada vez más populares y nos pueden servir también.

La mejor opción para muchos es la avena molida. También podemos elegir la que viene en copos (instantánea). La cantidad adecuada, en ambos casos, es de media taza en el desayuno.

Para aumentar los efectos de la avena, se recomienda añadirle una cucharada de semillas de lino. Si queremos que tenga mejor sabor y no aburrirnos, se le pueden agregar fresas, arándanos o frambuesas.

Descubre: Los 4 mejores cereales para tu desayuno. ¡Descúbrelos!

Bebida de avena para controlar el colesterol

Este rico cereal se adapta a cualquier receta. Podemos usarlo para preparar batidos, zumos, postres varios, o bien, como complemento de sopas, salsas y ensaladas. También se puede utilizar para preparar carnes.

Sin embargo, una de las recetas más versátiles viene a ser la bebida de avena para controlar el colesterol. En muchos casos se le llama ”leche de avena” o ”agua de avena”.

Se prepara de una forma muy sencilla y puede tanto consumirse sola como añadirse a diversas preparaciones.

El agua de la cocción de este cereal tiene un alto contenido de beta-glucanos, una fibra soluble que “se pierde” en el proceso y que mejora el tránsito intestinal.

Si queremos bajar de peso, este líquido es muy eficaz para evitar el “pica pica” entre comidas debido a su poder saciante. Asimismo, la bebida ayuda a regular el metabolismo y a mantenernos activos a lo largo del día.

Gracias al aporte de minerales, antioxidantes y vitaminas, el consumo de esta bebida ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro de las células.

Beneficios de la avena

Ingredientes

  • 1 taza de avena (100 g).
  • 7 tazas y media de agua (750 ml).

Preparación

  • En una olla, coloca a calentar el agua.
  • Cuando el agua llegue a su punto de ebullición, añade la avena.
  • Deja cocer el cereal durante unos minutos, hasta que esté tierno.
  • Filtra el contenido, pero sin desechar el líquido de cocción.
  • Apaga el fuego y deja enfriar a temperatura ambiente.
  • Puedes endulzar con vainilla o un poco de miel. 
  • Bebe a lo largo del día, a menudo, para obtener todos sus beneficios.

Algunas recomendaciones

No te recomendamos que añadas azúcar ni edulcorantes artificiales a esta bebida de avena para controlar el colesterol, ya que la idea es aprovechar sus propiedades de la forma más natural posible.

Recuerda que es importante seguir una dieta equilibrada y reducir la ingesta de grasas y azúcares para mantener el colesterol “a raya”.

Bajo ninguna circunstancia se recomienda seguir un régimen basado exclusivamente en la bebida de avena para controlar el colesterol.

  • Brown, L., Rosner, B., Willett, W. W., & Sacks, F. M. (1999). Cholesterol-lowering effects of dietary fiber: A meta-analysis. American Journal of Clinical Nutrition. https://doi.org/10.1093/ajcn/69.1.30
  • Thies, F., Masson, L. F., Boffetta, P., & Kris-Etherton, P. (2014). Oats and bowel disease: A systematic literature review. British Journal of Nutrition. https://doi.org/10.1017/S0007114514002293
  • Lásztity, R. (1998). Oat grain - A wonderful reservoir of natural nutrients and biologically active substances. Food Reviews International. https://doi.org/10.1080/87559129809541150