Tarta de calabaza y queso crema

Irene Peláez Díaz-Laviada 13 abril, 2015
Entre los múltiples beneficios de la calabaza destaca su contenido de carotenos, que nos ayudan a mejorar la vista, así como sus propiedades anticancerígenas

Las calabazas se dan sobre todo en octubre. Si celebras Halloween, esa costumbre americana que está invadiendo el país, y decides vaciar una calabaza para ponerle una cara fea y colocarle una velita dentro, te darás cuenta de que de repente tienes un montón de carne de esta verdura y no sabes qué hacer con ella. Pues tarta de calabaza y queso crema.

La calabaza es una baya (si, como los arándanos) de cáscara dura, que tienen propiedades antioxidantes, como los carotenos (que además ayudan a mejorar la visión y estimulan la melanina, es decir que te pones moreno) y tienen propiedades anticancerígenas. Dicho esto, aquí van las recetas:

Opción 1: Tarta de calabaza y queso crema

Ingredientes:

  • 1 lámina de masa de hojaldre
  • 750 g de calabaza
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de mostaza
  • ½ taza de queso rallado
  • 100 g de queso crema (tipo Philadelphia)
  • 1 pizca de nuez moscada
  • Sal y pimienta al gusto

Calabaza

Procedimiento

  • Precalentar el horno a 190ºC.
  • Cortar la calabaza en cubos y colocar en una olla con agua y sal. Cocinar a fuego medio durante 10 minutos o hasta que esté blandita.
  • Retirar la olla del fuego, colar bien la calabaza y aplastarla con un tenedor. Dejarla enfriar completamente.
  • Una vez fría la calabaza, incorporar el huevo batido, el queso crema y ¾ de la cantidad total del queso rallado.
  • Añadir la nuez moscada y salpimentar al gusto.
  • Engrasar un molde de horno mediano y redondo con aceite.
  • Cubrir el molde con la masa de hojaldre y untarla con la mostaza (sin pasarse). Este paso es para que la masa esté más crujiente y no se humedezca tanto con el relleno.
  • Verter el relleno de calabaza sobre el hojaldre y espolvorear el resto del queso rallado por encima.
  • Hornear durante 40 minutos, hasta que la masa se haya dorado y el relleno esté firme.
  • Retirar del horno y dejar reposar unos minutos antes de servir.

Opción 2: Tarta de calabaza con crema de queso

Ingredientes:

Para el bizcocho

  • 300 g de puré de calabaza
  • 300 g de harina
  • 300 g de azúcar
  • 100 g de mantequilla
  • 4 huevos
  • 1 sobre de levadura Royal

Para la crema

  • 225 g de queso tipo Philadelphia
  • 75 g de mantequilla
  • 100 g de azúcar glas

receta calabaza4

Procedimiento:

  • Preparar el puré de calabaza. Para ello, partir una calabaza en cuatro trozos, lavarla un poco, quitarle las pepitas y ponerla en una bandeja de horno forrada con papel manteca. Hornearla durante 20-30 minutos a 200ºC y dejar que se enfríe un poco al sacarla.
  • Extraer la carne con la ayuda de una cuchara y escurrirla en un colador. Una vez escurrida, triturarla hasta conseguir un puré denso. Reservar mientras se enfría.
  • Mientras tanto, hacer la crema. Para ello, batir la mantequilla ablandada a temperatura ambiente e incorporar el queso.
  • Mezclar bien y añadir el azúcar glas y la canela. Remover hasta que quede una mezcla homogénea, pero que no esté líquida. Reservar en la nevera.
  • Aparte, batir los 4 huevos y añadir el azúcar. Mezclar hasta que quede una mezcla algo densa y blanquecina.
  • Agregar la harina, la levadura y las especias (sal, nuez moscada, jengibre molido y pimienta). Las especias son opcionales, prescindibles y adaptables a lo que haya en la despensa.
  • Añadir la mantequilla para el bizcocho previamente derretida en el microondas y el puré de calabaza a la mezcla de harina y azúcar. Remover hasta que quede una mezcla homogénea.
  • Verter toda la mezcla en un molde previamente engrasado con mantequilla, harina y meter el bizcocho en el horno.
  • Hornear unos 50 minutos a 170ºC, hasta que al pinchar con un palillo este salga seco.
  • Dejar que se enfríe el bizcocho, desmoldarlo y partirlo con cuidado por la mitad.
  • Rellenarlo con parte de la crema y volver a montar el bizcocho.
  • Cubrirlo con el resto de la crema, por encima y por las paredes, intentando que quede lo más homogéneo y bonito posible. Cuanto más frío esté el bizcocho, mejor quedará.
Te puede gustar