Tarta de calabaza y queso crema

¿Acabas de hacer una calabaza de Halloween y no sabes que hacer con la carne? Pues tarta de calabaza y queso crema. Aquí te enseñamos cómo.

Las calabazas se dan sobre todo en octubre. Puedes realizar muchas recetas con ella, dulces y saladas. Entre los postres está la tarta de calabaza y queso crema.

La calabaza es una baya (si, como los arándanos) de cáscara dura. Tiene propiedades antioxidantes, como los carotenos, que además ayudan a mejorar la visión y estimulan la melanina. Además tiene propiedades anticancerígenas.

Halloween es una costumbre americana que ha invadido el mundo. Si decides vaciar una calabaza para decorarla, te darás cuenta de que de repente tienes un montón de esta verdura y no sabes qué hacer con ella. En este artículo tienes dos recetas de tarta de calabaza y queso crema para que la aproveches.

Tarta de calabaza y queso crema con hojaldre

Tarta de calabaza y queso crema con hojaldre

Ingredientes

  • 1 lámina de masa de hojaldre
  • 750 g de calabaza
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de mostaza
  • ½ taza de queso rallado
  • ½ taza de queso crema (100 g)
  • 1 pizca de nuez moscada
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación

  • Pimero, precalienta el horno a 190ºC.
  • Luego, corta la calabaza en cubos y coloca en una olla con agua y sal.
  • Cocina a fuego medio durante 10 minutos o hasta que esté blandita.
  • Retira la olla del fuego, cuela bien la calabaza y aplástala con un tenedor.
  • Déjala enfriar completamente.
  • Una vez fría la calabaza, incorpora el huevo batido, el queso crema y ¾ de la cantidad total del queso rallado.
  • Después, añade la nuez moscada y salpimienta al gusto.
  • Engrasa un molde de horno mediano y redondo con aceite.
  • Cubre el molde con la masa de hojaldre y úntala con la mostaza (sin pasarse). Este paso es para que la masa esté más crujiente y no se humedezca tanto con el relleno.
  • Vierte el relleno de calabaza sobre el hojaldre y espolvorea el resto del queso rallado por encima.
  • Por último, hornea durante 40 minutos, hasta que la masa se haya dorado y el relleno esté firme.
  • Retira del horno y deja reposar unos minutos antes de servir.

Tarta clásica de calabaza con crema de queso

Tarta clásica de calabaza con crema de queso

Ingredientes

Para el bizcocho

  • 300 g de puré de calabaza
  • ½ taza de de mantequilla (100 g)
  • 3 tazas de harina (300 g)
  • 2 1/3 taza de azúcar (300 g)
  • 4 huevos
  • 1 sobre de levadura Royal
  • Especias (sal, nuez moscada, jengibre molido y pimienta) (al gusto y opcionales)

Para la crema

  • 225 g de queso tipo Philadelphia
  • 1/3 taza de mantequilla (75 g)
  • 3/4 de azúcar glas (100 g)

Preparación

Crema

  • Primero prepara el puré de calabaza. Para ello, parte una calabaza en cuatro trozos, lávala un poco, quítale las semillas y ponla en una bandeja de horno forrada con papel manteca.
  • Luego, hornéala durante 20-30 minutos a 200ºC y deja que se enfríe un poco al sacarla.
  • Después. extrae la carne con la ayuda de una cuchara y escúrrela en un colador.
  • Una vez escurrida, tritúrala hasta conseguir un puré denso. Reserva mientras se enfría.
  • Mientras tanto, haz la crema. Para ello, bate la mantequilla ablandada a temperatura ambiente e incorpora el queso.
  • Mezcla bien y añade el azúcar glas y la canela. Remueve hasta que quede una mezcla homogénea, pero que no esté líquida. Reserva en la nevera.
  • Aparte, bate los 4 huevos y añade el azúcar.
  • Mezcla hasta que quede una mezcla algo densa y blanquecina.
  • Después, añade la harina, la levadura y las especias. Las especias son opcionales, prescindibles y adaptables a lo que haya en la despensa.

Bizcocho

  • Añade la mantequilla previamente derretida en el microondas y el puré de calabaza a la mezcla de harina y azúcar. Remueve hasta que quede una mezcla homogénea.
  • Vierte toda la mezcla en un molde previamente engrasado con mantequilla, harina y mete el bizcocho en el horno.
  • Hornea unos 50 minutos a 170ºC, hasta que al pinchar con un palillo este salga seco.
  • Deja que se enfríe el bizcocho, desmoldalo y partelo con cuidado por la mitad.
  • Rellénalo con parte de la crema y vuelve a montar el bizcocho.
  • Por último, cúbrelo con el resto de la crema, por encima y por las paredes, intentando que quede lo más homogéneo y bonito posible. Cuanto más frío esté el bizcocho, mejor quedará.

¿Qué esperas para intentar estas recetas? A toda tu familia le encantará y tus hijos estarán complacidos de comerlo, especialmente si es Halloween y lo acompañas de decoraciones y dulces.