Tarta de crema, café y chocolate

Yamila Papa Pintor · 28 enero, 2019
Aunque el café expreso suele tener más sabor, en este caso vamos a utilizarlo soluble para que la mezcla no se agüe demasiado y pueda adquirir la consistencia deseada

¿Quién dijo que hay que pasarse horas y horas en la cocina para disfrutar de una rica torta o pastel? En el siguiente artículo aprenderás cómo preparar tarta de crema, café y chocolate.

Esta receta es deliciosa y perfecta para cualquier ocasión. Un postre ideal, una merienda caprichosa… sorprende a tus invitados con una tarta digna del mejor repostero.

Receta de tarta de crema, café y chocolate

Llegas a casa después del trabajo, quieres comer algo rico y dulce, pero no tienes mucho tiempo libre. Pero, ¡no te preocupes! Puedes disfrutar de una deliciosa tarta con chocolate, café y crema. A continuación te damos la receta.

Ingredientes:

Para la tarta:

  • 300 g de galletas tipo digestive
  • ²⁄3 de taza de mantequilla (150 g)
  • 1 cucharadita de café (5 g)
  • 1 sobre de gelatina neutra (10 g)
  • ½ taza de agua (125 ml)
  • 2 cucharadas de cacao en polvo (10 g)
  • 2 cucharadas de azúcar (24 g)
  • 1 cucharada de chocolate semiamargo (10 g)

Para la crema:

  • 2 tazas de leche (½ litro)
  • 4 yemas de huevo
  • 5 cucharadas de azúcar (60 g)
  • 1 rama de canela
  • 3 cucharadas de maicena o harina (45 g)
  • La corteza de un limón

Utensilios:

  • Un mortero
  • Un molde
  • Un cazo
  • Un recipiente para mezclar
  • Manga pastelera

Preparación:

Tarta de crema, café y chocolate

  • En primer lugar, tritura las galletas con un mortero y mezcla con la mantequilla a temperatura ambiente. Después, cuando se forme una mezcla arenosa, esparce en un molde presionando bien con los dedos y lleva a la nevera.
  • Mientras tanto, prepara la crema. Para ello, en un cazo pon la leche, la ralladura de limón y la rama de canela hasta que rompa a hervir, retira la canela y reserva.
  • A continuación, en un recipiente mezcla el azúcar con las yemas de huevo y la maicena o harina hasta que quede todo homogéneo, vierte poco a poco la leche que has reservado.
  • Después, pon a calentar a fuego lento removiendo de vez en cuando hasta que espese. Echa la cucharadita de café para que se disuelva, mezcla hasta formar una crema.
  • Vierte esta preparación en el molde y lleva a la nevera.
  • A continuación, disuelve la gelatina en el agua fría y deja reposar 2 minutos.
  • Calienta el cacao con el azúcar.
  • Retira la tarta de la nevera y echa primero la gelatina y luego la mezcla de cacao con azúcar.
  • Después, vuelve a meter en la nevera.
  • Por último, antes de servir, derrite el chocolate y mezcla con la mantequilla a temperatura ambiente. Rellena una manga pastelera y decora sobre la tarta ya cuajada.

Otra deliciosa receta de la tarta de crema, café y chocolate

Además de los ingredientes principales, añadiremos la crema agria. El resultado es delicioso y también bonito a la vista, ya que las capas de diferentes colores al cortar las porciones estarán bien diferenciadas. Es muy fácil de hacer, perfecta para los amantes de lo dulce. Prepárala para la próxima merienda.

Ingredientes:

Para el bizcocho:

  • 6 huevos
  • 3 cucharadas de agua (30 ml)
  • 1 taza de azúcar (180 g)
  • 1 cucharada de azúcar vainillado (10 g)
  • 1 ½ taza de harina (150 g)
  • 1 cucharada de levadura en polvo (10 g)
  • 10 cucharadas de cacao en polvo (50 g)

Para el relleno:

  • 2 tazas de nata para montar (400 g)
  • 2 cucharadas de gelatina en polvo neutra (16 g)
  • 1 taza de crema agria (200 g)
  • ½ taza de azúcar glas (100 g)
  • 2 cucharadas de Amaretto (20 ml)
  • 2 cucharadas de cacao en polvo (10 g)
  • 2 cucharadas café soluble (15 g)

Para la cobertura de ganache:

  • 150 g de chocolate negro para fundir
  • ¾ de taza de nata para montar (150 g)
  • 2 cucharadas de mantequilla (30 g)

Preparación:

Tarta de crema, café y chocolate

El bizcocho

  • Para empezar, precalienta el horno a 180 °C.
  • Para hacer el bizcocho, separa las claras de las yemas, monta las primeras a punto nieve con una pizca de sal.
  • En primer lugar, bate las yemas con 3 cucharadas de agua, el azúcar vainillado y el azúcar, hasta que obtengas una crema espumosa.
  • En segundo lugar, tamiza la harina con la levadura y el cacao. Remueve y echa encima de la crema preparada con las yemas y el azúcar.
  • Después, pon la mitad de las claras y mezcla con movimientos envolventes.
  • A continuación, vierte el resto de las claras y sigue removiendo.
  • Engrasa y enharina un molde y esparce la preparación anterior
  • Después, lleva al horno y cocina durante 40 minutos o hasta que al pincharlo con un palito salga seco y limpio
  • Por último, retira y deja enfriar unos 15 minutos antes de desmoldar.

La crema y el montaje de la tarta

  • Ahora es momento de preparar la crema: primero monta la nata con la gelatina y el azúcar glas. Después, calienta en un cazo junto a la crema agria hasta que esté todo integrado. A continuación, divide en dos partes iguales, riega la primera con Amaretto y la segunda con cacao y café soluble. Por último, pon en la nevera para que cuaje.
  • A continuación, para montar la tarta, corta el bizcocho en capas o planchas. Tienen que quedarte tres planchas.
  • Sobre la primera esparce la crema agria y la nata, luego pon la segunda capa de bizcocho y cubre con el ganache de chocolate. Después, pon una tercera capa y por último esparce la ganache de chocolate (trocea el chocolate y funde con la nata y la mantequilla, batiendo bien con varillas eléctricas)
  • Para acabar, pon en la nevera hasta el momento de servir.