Tarta de manzana

Mariela Ibarra 3 marzo, 2015
Si prefieres optar por una versión más rápida y fácil del pastel de manzana puedes comprar directamente la masa quebrada, aunque la preparada en casa es mucho más saludable

La tarta de manzana es posiblemente el platillo estadounidense que más representa este país. Así que si hoy quieres probar un poco de este delicioso platillo no desesperes, no tendrás que viajar a Estados Unidos para tener una rebanada.

Este exquisito postre sabe muy bien si lo acompañamos con una bola de helado de vainilla, o cuando le adicionamos canela o caramelo. Sin embargo, esto lo dejamos a tu preferencia, sin más preámbulos continuamos con la preparación de la receta.

Ingredientes

Para la masa externa (masa quebrada)

  • 300 gramos de harina floja (con menor cantidad de gluten)
  • 70 gramos de mantequilla muy fría cortada en dados
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 cucharada de levadura
  • 1 cucharada de sal

Para preparar el relleno

  • 4 manzanas dulces
  • 6 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharada de canela en polvo
  • Media cucharada de nuez moscada
  • Zumo de medio limón
  • Cuadrados de mantequilla

Preparación

ingredientes dulce

La preparación de la tarta de manzana es de una dificultad media, aunque realmente dependerá de tus habilidades culinarias y de tu capacidad para calcular ciertas preparaciones en función de. tiempo.

Primero debes proceder a preparar tu masa quebrada, una masa muy versátil que con mucha frecuencia se usa para las galletas. En un bol hondo tamiza la harina y agrégale la mantequilla fría, mezcla con los dedos hasta que obtengas una mezcla como la textura de galletas desmenuzadas, ahora puedes mezclar los demás ingredientes, los huevos, la sal, el azúcar y la levadura.

Seguimos trabajando la masa con los dedos, pero no demasiado, sólo hasta que podamos hacer una bola con ella y que todo quede ligado. Dejamos la bola en el bol y lo sellamos con film transparente, después lo dejamos reposar por una hora en la nevera.

Una vez que la masa ha reposado y antes de pelar la primera manzana, asegúrate de pre-calentar el horno a 200° . Mientras que el horno alcanza la temperatura adecuada, procede a pelar las manzanas y a cortarlas en trozos pequeños. Déjalas reposar en un recipiente hondo y añádeles el zumo de limón para evitar que se oxiden.

Retiramos la masa de la nevera y partimos la bolita en 2 partes, una más grande que la otra. Tomamos el trozo más grande y lo amasamos con el rodillo hasta crear una lámina de más o menos medio centímetro de grosor. Tomamos un molde para tartas y lo engrasamos y enharinamos. Una vez que la lámina ha quedado a nuestro gusto, la llevamos a nuestro molde para tartas y forramos bien el interior con ella.

Cuando hemos ubicado la lámina, lo que debemos hacer es mezcal el resto de los ingredientes del relleno. Para hacer esto, te sugerimos incorporarlos por fuera y anexarlos al molde, esto es para evitar que se rompa y dañes la estética de tu postre.

Manzanas

Elimina el zumo de limón en el que estaban sumergidos los trozos de manzana y déjalas en el recipiente, vierte el azúcar, la nuez moscada, la canela y los trozos de mantequilla. Revuelve la mezcla generosamente hasta que se incorporen bien todos los ingredientes. Una vez finalizado este paso, puedes proceder a rellenar el molde.

Cuando termines de rellenar, prepara el resto de la masa estilo rejilla y cubre con esta el molde para finalizar la preparación de la tarta. Una vez concretado este paso, procedemos a pintar la rejilla con clara de huevo y le espolvoreamos azúcar encima.

Ahora lo llevamos al horno y la dejamos por 10 minutos, luego bajamos la temperatura a 180° durante otros 20 ó 25 minutos. Retiramos la tarta, cuando veamos que la manzana empieza a burbujear dentro de la tarta y que la rejilla ha dorado un poco. Espera a que se enfríe, no es bueno consumir las tartas calientes y desmolda.

Consejos adicionales

  • Al revolver la harina con la mantequilla fría, buscamos que esta atrape la mayor cantidad posible del gluten proveniente de la harina, separándolo de los ingredientes húmedos. El gluten aporta elasticidad a las masas, precisamente por eso intentamos aislarlo. 
  • Para los que no sepan hacer las rejillas, se logra amasando la masa con el rodillo y cortando un círculo con el molde en el que se va a preparar la masa. El círculo se corta en líneas con ayuda de una regla y se cubre el molde, haciendo un trenzado tipo canasta sobre la tarta, después de haber agregado el relleno.
Te puede gustar