Tarta de manzana americana

A pesar de que puedes adquirir la masa quebrada en el supermercado, te recomendamos prepararla tú mismo.

La tarta de manzana, mejor conocida como american apple pie, es uno de los postres más representativos de Estados Unidos. Y lo mejor es que ya no hace falta viajar hasta allí para probarlo.

La receta de la tarta tiene tanta popularidad, que hay una gran cantidad de personas que alegan que su receta personal es la mejor. En este sentido, lo único cierto es que todas son deliciosas.

Este exquisito postre sabe muy bien si lo acompañamos con una bola de helado de vainilla, o cuando le añadimos canela o caramelo. Sin embargo, esto lo dejamos a tu preferencia.

Tarta de manzana americana

Ingredientes

Para la masa externa (masa quebrada)

  • 1 sobre de levadura (12 g).
  • 1 cucharadita de sal (5 g).
  • 3 tazas de harina floja (375 g).
  • 1 huevo mediano (60 g).
  • 1 cucharada de azúcar (10 g).
  • 7 cucharadas de mantequilla (70 g).

Para preparar el relleno

  • 4 manzanas.
  • Mantequilla (al gusto).
  • El zumo de medio limón.
  • 6 cucharadas de azúcar (60 g).
  • 1 cucharada de canela en polvo (10 g).
  • 1/2 cucharada de nuez moscada (5 g).

ingredientes dulce

Preparación

Primero, prepara la masa quebrada, que es una masa muy versátil que con mucha frecuencia se usa para hacer galletas.

Sobre un bol hondo, tamiza la harina y agrégale la mantequilla fría, amasa hasta que obtengas una mezcla como la textura de galletas desmenuzadas, ahora puedes mezclar los demás ingredientes, los huevos, la sal, el azúcar y la levadura.

Seguimos amasando hasta que podamos hacer una bola con ella y que todo quede bien integrado. Luego, hacemos una bola con la masa y la dejamos en un bol tapado con film transparente. Dejamos reposar la masa en la nevera durante una hora.

Una vez que la masa ha reposado, asegúrate de precalentar el horno a 200°C.

Mientras que el horno alcanza la temperatura adecuada, procede a pelar las manzanas y a cortarlas en trozos pequeños. Colócalas en un recipiente hondo y rocíales el zumo de limón, para evitar que se oxiden.

Retiramos la masa de la nevera y partimos la bolita en dos partes, una más grande que la otra. Tomamos el trozo más grande y lo amasamos con el rodillo hasta crear una lámina de más o menos medio centímetro de grosor. Tomamos un molde para tartas y lo engrasamos y enharinamos.

Una vez que la lámina ha quedado a nuestro gusto, la llevamos a nuestro molde para tartas y forramos bien el interior con ella.

Cuando hemos ubicado la lámina, lo que debemos hacer es mezclar el resto de los ingredientes del relleno. Para hacer esto, te sugerimos incorporarlos por fuera y anexarlos al molde, esto es para evitar que se rompa y dañes la estética de tu postre.

Manzanas

Descubre: Postres deliciosos sin gluten y bajos en grasas

Escurre el zumo de limón en el que estaban sumergidos los trozos de manzana. Ahora, deja las frutas en el recipiente, vierte el azúcar, la nuez moscada, la canela y los trozos de mantequilla.

Revolvemos la mezcla hasta que se incorporen bien todos los ingredientes. Una vez finalizado este paso, puedes proceder a rellenar el molde.

Pasos finales

Cuando termines de rellenar, prepara el resto de la masa estilo rejilla y cubre con esta el molde para finalizar la preparación de la tarta.

Una vez concretado este paso, procedemos a pintar la rejilla con clara de huevo y le espolvoreamos azúcar encima. Ahora lo llevamos al horno y la dejamos por 10 minutos.

Bajamos la temperatura a 180°C y dejamos cocer durante otros 20-  25 minutos, aproximadamente.

Una vez que veas que la cobertura se ha dorado, comprueba que el relleno de manzana ha comenzado a burbujear por dentro de la masa y retiramos del horno. Deja enfriar a temperatura ambiente, desmolda y sirve.

Te puede interesar: Receta de bizcocho de miel y especias

Algunas consideraciones

  • Se utiliza harina floja porque es la que tiene menor cantidad de gluten.
  • Para que la mantequilla se integre fácilmente, antes de comenzar a elaborar la receta, es necesario colocarla fuera de la nevera.
  • Al revolver la harina con la mantequilla fría, buscamos que esta atrape la mayor cantidad posible del gluten proveniente de la harina, separándolo de los ingredientes húmedos. El gluten aporta elasticidad a las masas, y precisamente por eso intentamos aislarlo. 
  • Para los que no sepan hacer las rejillas: esta se logra amasando la masa con el rodillo y cortando un círculo con el molde en el que se va a preparar la masa. El círculo se corta en líneas con ayuda de una regla y se cubre el molde, haciendo un trenzado (tipo canasta) sobre la tarta de manzana, después de haber agregado el relleno.