Tarta de mascarpone de limón

Sofía Alcausa Hidalgo 31 agosto, 2015
A diferencia de otras tartas, en esta vamos a incluir la ralladura de limón también en la base para que le aporte un toque de sabor

¿Te apetece una tarta de queso mascarpone de limón al estilo tradicional cocinada al horno? O ¿Prefieres una tarta fría para tomar en cualquier momento? Pues cualquiera de las dos opciones es estupenda. Te damos una receta de tarta de mascarpone de limón con horno y otra sin horno, ¡tú decides!.

Receta de tarta de mascarpone de limón con horno

Esta es la receta clásica de tarta de mascarpone de limón. A partir de esta, puedes hacer tus propias tartas personalizadas, agrégale un poquito de licor de limón, una pizca de nuez moscada, etc.

Ingredientes:

Para la base:

  • 1 paquete y medio de galletas tipo María
  • 100 g de mantequilla a punto de pomada
  • 1 cucharadita de canela en polvo (opcional)
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla (opcional)
  • Ralladura de limón

Para el relleno:

  • 2 tarrinas de queso blanco en crema tipo Philadelphia
  • 250 g de queso mascarpone
  • 180 g de azúcar
  • 3 huevos
  • 1  cucharadita de esencia de vainilla (opcional)
  • Ralladura de limón
  • 2 cucharadas de zumo de limón

Utensilios:

  • 1 trituradora o una bolsa de plástico hermética y un rodillo
  • Batidora de varilla o batidor manual
  • 1 molde
  • 1 cuchara de madera o plástico
  • Horno

Preparación:

tarta de queso y limon

  • Tritura las galletas y mézclalas con la mantequilla, la ralladura de limón, la canela y la vainilla, hasta que te quede una masa uniforme.
  • Forra un molde con la masa. Será la base de tu tarta.
  • Precalienta el horno a 180 ºC.
  • Bate el queso tipo Philadelphia con el azúcar hasta que te quede una crema suave.
  • A continuación añade el queso mascarpone y sigue batiendo.
  • Incorpora los huevos uno a uno y bate.
  • Agrega la ralladura de limón y el zumo.
  • Pon tu mezcla en el molde e introduce en el horno unos 50 minutos.

Tarta de mascarpone de limón sin horno

Esta tarta es muy “socorrida”. Es muy rápida y sencilla de hacer. Podríamos decir que casi se hace ¡sola!.

Ingredientes:

Para la base:

  • 100 g de mantequilla a punto de pomada
  • 1 paquete y medio de galletas tipo María (o cualquier otra que te guste)
  • Ralladura de limón

Para el relleno:

  • 500 g de queso mascarpone
  • 250 g de leche
  • 200 g de nata líquida
  • 2 sobres de cuajada
  • 150 g de azúcar
  • Ralladura de limón
  • 2 cucharadas de limón

Utensilios:

  • 1 trituradora o un rodillo
  • 1 molde
  • 1 cazo
  • 1 cuchara de madera o plástico
  • Frigorífico

Preparación:

  • Tritura las galletas y añade la mantequilla a punto  de pomada. Haz una pasta y forra con ella un molde.
  • Pon en un cazo todos los ingredientes excepto la cuajada y el zumo de limón.
  • Coloca a fuego lento y no dejes de remover.
  • Cuando los ingredientes estén bien integrados, añade la cuajada y la ralladura de limón.  Sigue removiendo a fuego lento.
  • Apaga el fuego y cundo esté templado incorpora el zumo de limón.
  • Vierte sobre tu molde forrado con la pasta de galletas y mete en el frigorífico hasta que esté cuajada.

Nota: Esta tarta se puede preparar también con una base de bizcocho elaborado por ti o comprado en el supermercado.

Datos de interés:

pastel limon

  • Tiempo de elaboración para la primera tarta: 1 hora y media (incluyendo el tiempo de horno)
  • Dificultad para la primera tarta: fácil
  • Si no tienes trituradora utiliza un rodillo y una bolsa de plástico hermética. Parte las galletas en trocitos, introdúcelas en la bolsa y pásales un rodillo hasta que estén totalmente molidas, con la textura del pan rallado, más o menos.
  • Tiempo de elaboración de la segunda tarta: 30 minutos
  • Dificultad para la segunda tarta: muy fácil
  • Si quieres restar calorías a tu tarta, utiliza ingredientes bajos en calorías y como endulzante la estevia.
  • Puedes adornar tu tarta con mermelada de fresa o de limón. Si quieres que se extienda mejor, caliéntala un poco en un cazo para que adquiera una textura más líquida y la puedas poner sobre tu tarta.
  • Aunque parezca una obviedad, utiliza ingredientes de primera calidad y no olvides que unos ingredientes no se enmascaran con otros.
  • Esta tarta queda muy bien acompañada con nata montada y caramelo líquido o sirope.
Te puede gustar