Tarta de mousse de queso con frutas del bosque

Yamila Papa 22 junio, 2015
Dado que debemos dejar reposar la tarta antes de consumirla, es conveniente que la preparemos la noche antes. Así daremos tiempo a que se asienten los ingredientes

¿Te gustaría aprender a preparar una rica tarta especial para el verano, muy refrescante, saludable y riquísima? ¡Entonces no dudes en leer el siguiente artículo! Te contaremos cómo disfrutar de una tarta de mousse de queso con frutas del bosque que no podrás parar de comer.

Receta n° 1 de tarta de mousse de queso con frutas del bosque

Si te ha ocurrido de comprar una tarta de estas características en una pastelería y te has quedado con las ganas de comer algo más sustancioso, con una cubierta más grande y un relleno más delicioso… ¡Aquí tienes la receta!

Ingredientes (para 8 porciones)

Para la base:

  • 100 gramos de galletas tipo María o digestive
  • 50 gramos de mantequilla

Para el relleno:

  • 450 gramos de queso crema para untar
  • 150 gramos de azúcar
  • ½ vaina de vainilla (también puede ser ½ cucharada de esencia de vainilla)
  • 2 huevos
  • 2 cucharadas de zumo de limón

Para la salsa:

  • 250 gramos de frutos rojos
  • El zumo de media naranja
  • 50 ml de agua
  • 50 gramos de azúcar

Preparación:

tarta queso y cerezas

  • 1-Retira de la nevera los ingredientes para que tomen temperatura ambiente y enciende el horno a 180°C.
  • 2-Forra el molde con papel de hornear y pulveriza las galletas usando un mortero o triturador de alimentos y mezcla con la mantequilla, hasta que obtengas una masa compacta que usarás para cubrir la base del molde. Lleva al horno y cocina 8 minutos, retira y deja enfriar.
  • 3-Para preparar el relleno, deja el horno encendido. En un recipiente, añade el queso crema, el azúcar y la vainilla. Bate ligeramente. Coloca uno a uno los huevos y luego el zumo de limón recién exprimido. Vierte sobre la base de galletas y mantequilla y hornea 30 minutos a 180°C y 40 minutos a 160°C, hasta que la tarta adquiera un color dorado y esté firme. Apaga el horno, abre la tapa y deja que allí se enfríe. Una vez que alcanzó temperatura ambiente, pon en la nevera por 6 horas.
  • 4-Pasado ese tiempo (o una hora antes), haz la salsa. Para ello coloca 150 gramos de los frutos rojos en un colador y enjuaga un poco. Si están congelados, puedes quitarles la escarcha. En un cazo, calienta los otros 100 gramos de frutos rojos cortados con el zumo de naranja, el agua y el azúcar, hasta que obtengas un almíbar. Cuando se haya enfriado, saca de la nevera la tarta y esparce esta jalea por encima. Decora con los frutos rojos enteros y si quieres, puedes colocar de nuevo en la nevera para que se enfríe hasta la hora de comer el pastel.

Receta n° 2 de tarta de mousse de queso con frutas del bosque

Algunos de los componentes de esta opción se repiten con los de la anterior receta, claro está, pero también se añaden nuevos para que el resultado sea igualmente delicioso. ¿Te animas?

Frutos-rojos

Necesitas (para 12 porciones):

Para la base:

  • 175 gramos de galletas de mantequilla, tipo digestive o María
  • 125 gramos de mantequilla

Para el relleno:

  • 10 hojas de gelatina sin sabor
  • 250 gramos de queso crema
  • El zumo de un limón
  • La ralladura de un limón
  • 1 pizca de sal
  • 100 gramos de azúcar
  • 500 ml de crema de leche

Para servir:

  • 350 gramos de frutos del bosque
  • Azúcar glas al gusto
  • Hojas de menta al gusto

Elaboración:

  • 1-Primero prepararás la base. Para ello tritura las galletas y mezcla con la mantequilla a temperatura ambiente. Presiona bien sobre la base del molde que usarás (tiene que ser desmontable) y lleva a la nevera.
  • 2-Para hacer el relleno, remoja las hojas de gelatina según indican las instrucciones del fabricante. Bate el queso crema con el azúcar, el zumo y ralladura de limón y la sal, hasta que te quede una crema homogénea. Incorpora la gelatina ya remojada y bate a punto chantilly. Vierte encima de la base de galleta y deja reposar en la nevera 4 horas, hasta que se endurezca.
  • 3-Después de ese tiempo, desmolda la tarta y cubre con los frutos rojos o del bosque, cortados por la mitad. Espolvorea con azúcar glas y decora con hojas de menta fresca.

Rico, muy rico… especial para la merienda o para un postre diferente.

Te puede gustar