Tarta de naranja sin horno

Aparte de conseguir una naranja ecológica para evitar pesticidas, al rallar la cáscara procura evitar la parte blanca para que no amargue el resultado final

Cuando hace calor queremos estar lo más lejos de la cocina, aunque deseamos disfrutar de ciertas comidas. Lo cierto es que durante el verano consumimos cosas más frescas y naturales. En este artículo te enseñamos a preparar tres tipos de tarta de naranja sin horno, para las meriendas o postres.

Tarta de naranja sin horno deliciosa

Si vas a ir de picnic al parque con tu familia, si te gusta comer algo dulce antes de dormir, si el fin de semana has invitado a tus amigos a almorzar, o si te quieres agasajar con algo delicioso, esta receta es perfecta para ti. Es fácil de preparar y el resultado es ¡delicioso!

Ingredientes

Para la base

  • 1 paquete de galletas tipo digestive de chocolate
  • 60 gramos de mantequilla
  • 1 puñado de nueces

Para la mousse de naranja

  • 1 naranja
  • 250 ml de nata (una taza)
  • 1 yogur griego
  • 50 g de azúcar glass
  • 4 hojas de gelatina neutra

Para la decoración

  • 250 g de mermelada de naranja
  • 1 hoja de gelatina sin sabor

Preparación

Tarta de naranja sin horno

  1. Tritura las galletas hasta que te quede una especie de arena y mezcla con la mantequilla derretida. Añade luego las nueces picadas (pero no echas polvo o harina).
  2. Esparce sobre un molde para que sea la base, presionando bien con los dedos para que no se resquebraje. Lleva al congelador mientras preparas el relleno.
  3. Para el relleno, pon las 4 láminas de gelatina en agua, como indican las instrucciones del paquete.
  4. Lava la naranja y ralla (solo la parte naranja de la cáscara). Luego exprime el zumo. Mezcla ambos y calienta hasta que rompa el hervor.
  5. Cuela y añade las hojas de gelatina ya hidratadas, remueve bien. Bate aparte la nata con el azúcar y el yogur griego. Integra con el zumo.
  6. Retira del congelador la base y vierte la crema anterior. Ahora pon en la nevera y deja 8 horas.
  7. Pasado ese tiempo, hidrata la hoja de gelatina restante y calienta la mermelada con 2 cucharadas de agua. Integra todo.
  8. Cuando esté tibia, saca de la nevera la tarta y esparce la cobertura. Vuelve a poner en el frío 1 hora más y listo. Ya está lista para disfrutar.

Prueba también a hacer un rico pastel de zanahoria sin huevo ni grasa

Tarta de naranja sin horno rápida

Quizás quieras hacer una tarta en menos tiempo porque vives a mil por hora o porque no has podido antes y en breve llegan los invitados. Esta segunda receta puede que te ayude.

Ingredientes

Para la base

  • 200 gramos de galletas tipo digestive
  • 100 gramos de mantequilla

Para el relleno:

  • 275 gramos de chocolate blanco
  • 100 gramos de azúcar glass
  • La ralladura de una naranja
  • 3 láminas de gelatina neutra
  • ½ taza de zumo de naranja (125 ml)
  • 225 gramos de queso tipo Philadelphia
  • 1 yogur natural sin azúcar o griego
  • 1 huevo

Para decorar

  • Mermelada de naranja
  • Chocolate rallado

Preparación

  1. Para la base, tritura las galletas y mezcla con la mantequilla derretida. Coloca en un molde presionando bien y pon en la nevera.
  2. Para el relleno, remoja las gelatinas como se indica en el paquete. Calienta el zumo de naranja y pon en él las gelatinas.
  3. Bate el azúcar glas con la ralladura de naranja, añade el chocolate blanco fundido. Echa el queso, el yogur, la gelatina con el zumo y la yema. Mezcla todo muy bien. Aparte, bate la clara a punto nieve con unas gotas de limón.
  4. Retira la base de la nevera y echa esta mezcla. Lleva al congelador 1 hora.
  5. Antes de servir, esparce la mermelada de naranjas y espolvorea el chocolate rallado.

Un postre rápido: Gelatina de fresa con queso Phildelphia

Tarta de naranja sin horno con limón y nata

Tarta de naranja

Otra idea riquísima para preparar una tarta de naranjas… ¡Sin encender el horno! En este caso lleva un toque añadido de cítricos, el que le da el limón.

Ingredientes

Para la base

  • 80 gramos de mantequilla
  • 200 gramos de galletas tipo digestive

Para el relleno

  • 250 gramos de agua
  • 1 sobre de gelatina de limón
  • 400 gramos de queso tipo Philadelphia
  • 200 gramos de nata
  • 40 gramos de azúcar

Para la cobertura

  • 200 gramos de mermelada de naranja
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 15 gramos de gelatina neutra
  • 50 gramos de agua

Preparación

  1. Para la base, igual que las dos recetas anteriores.
  2. Para el relleno, hidrata las gelatina con el agua. Mientras, mezcla el queso con la nata y el azúcar. Vierte la gelatina e integra los ingredientes.
  3. Saca de la nevera la base y echa la mezcla anterior. Guarda en el congelador 2 o 3 horas.
  4. Prepara la cobertura calentando en un cazo la mermelada, el zumo, el agua y la gelatina.
  5. Cuando se enfríe, retira la tarta y esparce. Pon en la nevera 2 horas más.

Son tres recetas diferentes de tarta de naranja sin horno, pero tienen algo en común: se preparan en poco tiempo y el resultado es espectacular. ¿Listo para probarlas?