Tarta de queso con banana con ingredientes veganos

Francisco María García 19 agosto, 2018
La característica de esta tarta de queso con banana vegana es su consistencia, su textura y un sabor intenso a sus ingredientes. Además, su aporte graso es saludable y ofrece un buen número de nutrientes beneficiosos para nuestro organismo.

El sabor a banana de un buen postre es prácticamente insuperable. La tarta de queso con banana con ingredientes veganos tiene mucho que ofrecer. Además de ser una tarta de queso, lo cual la hace muy atractiva, es una tarta que no lleva lácteos ni gluten ni azúcar refinada.

Esta tarta de queso con banana vegana tiene una excelente consistencia y un sabor exquisito. Contiene muchas grasas saludables y todos los beneficios de las nueces; además no es necesario hornearla, lo que la hace aún más nutritiva.

Receta de tarta de queso con banana

Ingredientes para la base

  • 1 taza de anacardos crudos sin sal (120 g)
  • 1 taza de dátiles (130 g)
  • 4 bananas deshidratadas
  • 1 cucharadita de canela (5 g)
  • 1 pizca de sal marina
  • 2 cucharadas de aceite de coco virgen extra (30 g)

Ingredientes para el relleno

  • ½taza de anacardos crudos sin sal (remojados en agua durante 8 horas) (60 g)
  • 3 cucharadas de aceite de coco virgen extra (45 g)
  • 2 plátanos o bananas congeladas
  • 3 cucharadas de jarabe de arce o miel (75 g)
  • 1 cucharada de semillas de chía (15 g)
  • 1 cucharadita de pasta de vainilla (5 g)
  • Una pizca de sal marina

Lee: La canela, el remedio casero por excelencia contra la diabetes

Preparación de la base

  1. Si los dátiles no son muy suaves, se recomienda ponerlos en remojo en agua caliente unos 10 minutos antes de comenzar. Serán más fáciles de mezclar.
  2. Incorporar los dátiles, las bananas deshidratadas y los anacardos en un procesador o triturador de alimentos.
  3. Procesar los alimentos hasta obtener una mezcla quebradiza y pegajosa.
  4. Derretir el aceite de coco virgen extra y agregarlo a la mezcla anterior.
  5. A continuación, añadir la canela y un toque de sal marina y seguir mezclando la preparación.
  6. Una vez que esté bien mezclado dejar reposar unos minutos.
  7. Preparar un molde de tarta y cubrirlo con papel de hornear.
  8. Colocar la mezcla sobre el molde y apretarlo con una espátula para que quede bien compacta en la base del mismo.
  9. Llevar la base al refrigerador durante 30 minutos para que se fije y ponga firme.
  10. Sacar de la nevera, templar y servir.

Preparación del relleno de la tarta

  1. Para la preparación del relleno, es importante remojar los anacardos durante, al menos, ocho horas. Esto hará que su contextura sea más cremosa.
  2. Pasado el tiempo indicado, enjuagar y escurrir los anacardos.
  3. Colocar en el procesador los anacardos y las bananas congeladas y mezclar bien.
  4. A continuación, agregar el resto de los ingredientes: aceite de coco, jarabe de arce o miel, la pasta de vainilla y las semillas de chía.
  5. Mezclar todos los ingredientes en el procesador de alimentos a velocidad alta, hasta obtener una preparación cremosa y sedosa.
  6. Por último, sacar la base del refrigerador y verter la preparación de queso sobre la misma.
  7. Refrigerar la tarta hasta que esté completamente firme y endurecida.
  8. Sacar la tarta unos veinte minutos antes de servirla.
  9. Se puede decorar la tarta con rodajas de banana, nueces, chocolate derretido o cualquier otro ingrediente. Siempre a gusto de cada uno.

Descubre: 4 recetas con frutos secos que debes probar

Resultado

El resultado es una excelente tarta, o cheesecake, que no contiene ningún producto lácteo ni de origen animal. Aunque puede sonar un poco simple o plano de sabor, resulta ser todo lo contrario. Tiene un sabor y una textura espectacular, que no tiene nada que envidiar a las clásicas recetas de tartas de queso.

Una buena opción es preparar esta tarta vegana es en moldes pequeños, tipo individuales. Es una manera distinta de presentarlos si hay invitados a comer; en el congelador, pueden conservarse hasta un mes tranquilamente.

Aunque es una tarta sencilla de preparar, es necesario tener en cuenta que no se puede hacer en último momento. Es decir, es muy importante que los anacardos permanezcan en remojo durante ocho horas. Se recomienda su cocinado de un día para otro; de esta forma adquirirán la textura necesaria para la preparación.

La tarta de queso con banana es apta para todos los comensales. No solo los veganos, sino también los intolerantes a la lactosa, los celíacos e intolerantes a la proteína de leche; también es apta para aquellos que no son veganos ni sufren ninguna intolerancia. Sin duda, se trata de una excelente opción dulce y saludable para todo el mundo.

Te puede gustar