Tarta de ricotta con masa de galletas

El queso y las galletas son la base de la tarta de ricotta, que se puede elaborar en frío o utilizando el horno.

¿Qué prefieres una tarta con horno o sin horno? ¿Muy elaborada o para hacer en tan solo 10 minutos? Pues te ofrecemos dos recetas de tarta de ricotta con masa de galletas para que elijas la que más te guste. Además de deliciosas, se pueden adaptar a personas celiacas con solo modificar algún ingrediente. Genial ¿verdad?

Tarta de ricotta con masa de galletas sin horno

Ingredientes para la base

  • 250 g de galletas tipo María o las galletas que más te gusten.
  • 75 g de azúcar (opcional).
  • 100 g de mantequilla a punto de pomada.
  • Ralladura de limón o naranja (opcional).
  • 1 cucharada (15 ml) de zumo de limón o naranja (opcional).
  • 1 cucharadita (5 g) de canela en polvo (opcional).

Ingredientes para el relleno

  • 250 g de queso ricotta
  • 200 g de azúcar
  • 125 ml de nata líquida
  • Ralladura de piel de limón
  • 2 cucharadas de zumo de limón (30 ml)
  • 3 huevos
  • 7 g de gelatina en polvo sin sabor
  • 1 chorrito de coñac, Cointreau o licor de limón
  • 1 pizca de sal

Utensilios

Para elaborar esta deliciosa receta solo necesitas una trituradora eléctrica o una bolsa con cierre hermético, un rodillo y una bolsa de plástico hermética. Además de ello, te harán falta una tartera desmontable, un vaso, varillas manuales y un cazo.

Aprende a preparar 3 recetas dulces sin azúcares añadidos

Preparación

Tarta de ricotta

  1. Tritura las galletas con una trituradora eléctrica. Si no tienes, puedes machacarlas metiéndolas en una bolsa de plástico con cierre hermético y aplastándolas con un rodillo.
  2. Haz una masa con las galletas y la mantequilla. Si quieres puedes añadir azúcar, ralladura de limón, un poquito de zumo de limón y una cucharadita de canela.
  3. Forra tu tartera con la mezcla de galletas.
  4. Bate las yemas.
  5. Pon en un cazo el azúcar con un poquito de agua. Coloca en el fuego sin dejar de remover hasta hacer un almíbar.
  6. Agrega el almíbar a las yemas y bate con unas varillas manuales.
  7. Añade a un vaso con 1/4 de agua la gelatina. Cuando esté hidratada, ponla al baño María o en el microondas unos segundos hasta que se derrita.
  8. Incorpora la gelatina a las yemas, el zumo de limón y su ralladura. Mezcla bien.
  9. Bate las claras con unos 20 g de azúcar y una pizca de sal. Es un truco para que se monten más fácilmente. Bate hasta conseguir un merengue firme.
  10. Bate la nata a medio punto y agrégala a la mezcla de yemas.
  11. Añade el merengue mezclando suavemente.
  12. Pon tu relleno en la tartera que previamente habías forrado con la mezcla de galletas.
  13. Introduce tu tarta en el frigorífico al menos 4-5 horas y desmolda.

Tarta de ricotta con masa de galletas súperrápida

Si te gustan las tartas con queso y galletas, pero no quieres pasar demasiado tiempo en la cocina, te recomendamos esta tarta. Prácticamente se hace sola. La batidora y el horno lo hacen casi todo por ti.

Ingredientes para la base

  • 250 g de galletas tipo María o las galletas que más te gusten con azúcar
  • 100 g de mantequilla a punto de pomada

Ingredientes para el relleno

  • 400 g de ricotta
  • 1 huevo
  • 250 g de azúcar
  • 1 lata de leche condensada (125 g)
  • 1 cucharadita de aroma de vainilla (5ml)

Utensilios

Para esta tarta solo necesitarás la batidora, una trituradora eléctrica o un rodillo, y una tartera desmontable.

Preparación

Tarta de ricotta

  1. Pon a precalentar el horno a 180 ºC.
  2. Muele las galletas y añade la mantequilla en pomada.
  3. Forra un molde desmontable con la mezcla de galletas y mantequilla. Unta el resto con mantequilla.
  4. Prepara el relleno de tu tarta. Pon en un vaso de batidora la ricotta, la leche condensada, el huevo y el azúcar.
  5. Bate hasta que te quede una mezcla homogénea.
  6. Vierte sobre tu tartera.
  7. Introduce en el horno durante unos 30 minutos.
  8. No desmoldes hasta que tu tarta esté fría.
  9. Para desmoldar pasa un cuchillo humedecido en agua por toda la tarta y abre el molde con cuidado.

No te pierdas: 3 postres light para no sentir culpabilidad

Cómo decorar estas tartas

Puedes decorar con unas cerezas en almíbar y unas virutas de chocolate o caramelo líquido. El contraste de sabores y de color queda muy bien en la tarta de ricotta.

También le puedes poner merengue, mermelada de fresa o crema chantilly. Si tienes la economía apretada puedes decorar simplemente con canela en polvo. Queda muy bien y está muy rica.