Tarta de tres chocolates

Irene Peláez Díaz-Laviada 26 febrero, 2015
Gracias a la cuajada conseguiremos que nuestra tarta cuaje sin necesidad de horno. Es importante que la disolvamos bien en cada uno de los pasos para que no queden grumos

Las tartas son los elementos más agradecidos de la repostería. Pueden hacerse sin horno, valen para un día especial, lucen mucho y los niños se las comen sin rechistar. Una de estas tartas, apta para todos los gustos, es la tarta de tres chocolates. Claro está, para quien le guste el chocolate. Si no te gusta, no te molestes en leer esta receta. Pero estamos seguros que te va a encantar.

Tarta de tres chocolates

chocolate

Esta es una versión muy sencilla que no necesita horno, ya que la textura se obtiene a base de cuajados. Por supuesto, cuanto mejor sea el chocolate utilizado, más rica estará la tarta.

Ingredientes:

Para la base

  • 200 g galletas maría
  • 100 g de mantequilla

Para el relleno de chocolate negro

  • 15 g de chocolate negro de repostería
  • 200 ml de nata líquida
  • 200 ml de leche
  • 1 sobre cuajada

Para el relleno de chocolate con leche

  • 150 g de chocolate con leche de repostería
  • 200 ml de nata líquida
  • 200 ml de leche
  • 1 sobre de cuajada

Para el relleno de chocolate blanco

  • 150 g de chocolate blanco de repostería
  • 200  ml de nata líquida
  • 200 ml de leche
  • 1 sobre de cuajada

Procedimiento

Consumo-de-leche-de-vaca-peligros

  • Preparar la base. Para ello, tritura las galletas con un robot de cocina (o pasando un rodillo sobre las galletas metidas en una bolsa de plástico)
  • Cuando hayan adquirido la textura de un polvo fino, añade los 100 g de mantequilla ablandada y formar una masa.
  • Cubre con esta masa la base de un molde para tartas desmontable de 20 cm, previamente engrasado o forrado con papel de horno
  • Reserva en la nevera.
  • Aparte, preparar la capa de chocolate negro. Para ello, calentar en un cazo la nata y 100 ml de leche. En los otros 100 ml de leche, disolver el sobre de cuajada vigilando que no queden grumos.
  • Una vez que la leche y la nata están calientes, añadir el chocolate negro en trocitos pequeños y revolver con una varilla hasta que se disuelva bien. Añadir el resto de la leche con la cuajada disuelta y, sin dejar de remover, llevar a ebullición. Hervir durante 2 minutos aproximadamente, vigilando que no se pegue. Es importante que hierva para que la cuajada agarre bien.
  • Verter la crema de chocolate negro encima de la base y dejar reposar para que vaya cuajando.
  • Prepara la capa de chocolate con leche. Para ello, calentar en un cazo la nata y 100 ml de leche. En los otros 100 ml de leche, disuelve el sobre de cuajada vigilando que no queden grumos.
  • Una vez que la leche y la nata están calientes, añade el chocolate con leche en trocitos pequeños y revolver con una varilla hasta que se disuelva bien. Añadir el resto de la leche con la cuajada disuelta y, sin dejar de remover, llevar a ebullición. Hervir durante 2 minutos aproximadamente, vigilando que no se pegue. Es importante que hierva para que la cuajada agarre bien.
  • Tienes que verter la crema de chocolate con leche encima de la de chocolate negro y dejar reposar para que vaya cuajando.
  • Preparar la capa de chocolate blanco. Para ello, calienta en un cazo la nata y los 100 ml de leche. En los otros 100 ml de leche, disolver el sobre de cuajada.
  • Una vez que la leche y la nata están calientes, añadir el chocolate blanco en trocitos pequeños y revolver con una varilla hasta que se disuelva bien. Añadir el resto de la leche con la cuajada disuelta y, sin dejar de remover, llevar a ebullición. Hervir durante 2 minutos aproximadamente, vigilando que no se pegue. Es importante que hierva para que la cuajada agarre bien.
  • Verter la crema de chocolate blanco encima de la de chocolate con leche y dejar reposar para que vaya cuajando.
  • Deja un mínimo de 6 horas en la nevera para que cuaje perfectamente.
  • Una vez fría, hay desmoldar con cuidado.
  • Después se puede adornar con cacao en polvo, bolitas de chocolate, adornos comestibles plateados y dorados, figuritas de azúcar, nata… Todo queda bien con esta tarta.
Te puede gustar