Tarta con forma de tortuga

Todos los postres quedan mejor y son más sanos si los elaboramos nosotros mismos pero, si quieres ahorrar tiempo, puedes comprar los brazos de gitano ya listos

Esta original tarta con forma de tortuga es una receta bastante curiosa. A simple vista, es complicado saber cómo realizarla. Sin embargo, es una tarta sencilla que se realiza haciendo un armado y teniendo creatividad.

Su origen se desconoce, pero desde hace un tiempo se le viene viendo en los foros y blogs de cocina en la web sin conocer a ciencia cierta su prodecencia. Así que si conoces más detalles sobre este postre, no dudes en compartirlos en nuestra sección de comentarios.

Muy bien, esta es una tarta de chocolate con forma de tortuga. Se realiza con brazos gitanos y unos bizcochos de soletilla que hacen las veces de patitas y cabeza de tortuga, perfecta para fiestas infantiles.

Quizá te interese leer también: 5 recetas de postres sin lactosa para tu hijo

Ingredientes

Para el brazo gitano

  • 4 huevos.
  • 100 g de azúcar.
  • 90 g de harina de repostería.
  • 2 cucharadas de cacao en polvo.
  • 500 g de nata para montar.
  • 100 g de azúcar glas.
  • 2 cucharadas de cacao en polvo.
  • 1 cucharada de ron o Cointreau.

 Para la tarta con forma de tortuga

tarta con forma de tortuga

  • Dos brazos gitanos.
  • 500 g de nata para montar.
  • 200 g de azúcar glas.
  • Cacao en polvo.
  • Un pan de leche.
  • Dos bizcochos de soletilla.
  • Chocolate oscuro para fundir.
  • Cinco mondadientes.
  • Un poco de fondant blanco, negro y rojo para armar ojos y lengua de la tortuga.

Lee también: Auténtica tarta Sacher

Utensilios

  • Una batidora eléctrica.
  • Una bandeja para hornear los bizcochos de brazo gitano.
  • Un bol amplio.
  • Una paleta o dedo mágico.
  • Un paño de cocina limpio.

Preparación

A pesar de que son muchos pasos, si los sigues con cuidado y minuciosamente, es un postre fácil de hacer y, sobre todo, exquisito.

  1. Comienza por preparar los brazos gitanos. Para ello precalienta el horno a 180 ºC.
  2. Separa las claras de las yemas de los huevos.
  3. Bate las yemas con dos cucharadas de azúcar para que blanqueen.
  4. En otro envase, con ayuda de la batidora eléctrica, monta las claras a punto de nieve y luego añade el resto del azúcar removiendo muy bien.
  5. Une ambas preparaciones.
  6. Tamiza la harina de repostería junto con el cacao en polvo y vierte sobre la mezcla de huevos. Remueve con una espátula.
  7. Vierte esta mezcla en una bandeja para horno, enharinada o forrada con papel parafinado.
  8. Distribuye de forma uniforme la mezcla del bizcocho sobre la bandeja.
  9. Hornea por 15-20 minutos. Recuerda que el tiempo de horneado varía de acuerdo a la potencia del horno. Sin embargo, procura que el bizcocho quede húmedo para que la manipulación sea más sencilla.

¡Más pasos!

Cuando pase el tiempo de horneado y lo dejes enfriar, sigue con estos pasos:

  1. Prepara el relleno uniendo la nata para montar, el azúcar glas y el cacao en polvo. Una vez listo, rellena el bizcocho con esta crema.
  2. Antes de enrollar el bizcocho para darle forma tradicional de brazo gitano, humedece el bizcocho con el ron o Cointreau.
  3. Una vez tengas listos los dos brazos gitanos, córtalos en rodajas de dos centímetros aproximadamente.
  4. Toma un envase redondo y profundo y cubre con papel film. Ahora recubre las paredes del envase con los trozos de brazo gitano, haciendo la forma del reciente. Este será el caparazón de la tortuga.
  5. Mezcla con la batidora la nata para montar, el azúcar glas y el cacao en polvo. Rellena el cuenco o caparazón de la tortuga con esta mezcla. Presiona muy bien y lleva a la nevera hasta que esté firme.
  6. Saca de la nevera y dispón la tarta en una bandeja, comienza el decorado.
  7. Toma los bizcochos de soletilla y divídelos en dos. Estos cuadritos serán las patitas de la tortuga, sumerge una parte en chocolate temperado, fíjalas en la tarta con mondadientes.
  8. Ahora, haz la cabeza de la tortuga con pan de leche. Corta un poco por la mitad de forma horizontal y coloca la lengua (trocito de fondant rojo).
  9. Luego haz con el fondant blanco unas bolitas y sobre estas coloca otra esfera más pequeña que simule el iris de la tortuga. Estos serán los ojos. Fíjalos con mondadientes.
  10. ¡Listo! Haz hecho una linda y creativa tarta con forma de tortuga.

Nota: Ahórrate la preparación del brazo gitano y cómpralos listo para comer en las tiendas de dulces.

  • NESTLÉ ECUADOR. (2010). Recetario.
  • Belitz, H., & Grosch, W. (1988). Huevos. In Quimica de los Alimentos.
  • Castillo Gómez, M. C. del. (2006). Verano y salmonella. Cambio 16.