Tarta fraisier

No olvides tapar el bizcocho con un trapo húmedo mientras esperas a que se enfríe. De lo contrario se secará y no será válido para la receta

La tarta fraisier es un clásico de la cocina francesa. Este postre es fresco y delicioso, además de vistoso, así que es ideal para impresionar o sorprender, especialmente porque la receta no es tan difícil como parece…

El origen de esta tarta es incierto, aunque se la sitúa en 1860. Se desconoce su autor, aunque sí se sabe que su nombre viene de la palabra fraise (fresa en francés). La tarta fraisier es un pastel con capas de bizcocho bañados en almíbar de aguardiente de cerezas (Kirsch), una generosa capa de crema muselina y fresas. Suele acabarse con una capa de mazapán o merengue italiano, dependiendo de la variante de la tarta.

Receta de la tarta fraisier

Ingredientes:

Para el bizcocho genovés

  • 3 huevos grandes
  • 100 g de azúcar
  • 100 g de harina
  • 30 g de mantequilla derretida

Para el almíbar

  • 50  g de azúcar
  • 50 g de agua
  • 1 chorrito de moscatel

Para la muselina

  • 500 ml de leche entera
  • 4 yemas de huevo
  • 120 g de azúcar blanco
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 30 g de harina de trigo
  • 30 g de harina de maíz
  • 275 g de mantequilla
  • 1 chorrito de moscatel
poke cake de fresas

Para decorar

  • 750 g de fresas
  • 120 g de fondant
  • 1 lámina de chocotransfer

Utensilios

  • 2 cazos
  • Bol grande
  • Un colador para tamizar
  • Varillas
  • Papel film
  • Espátula
  • Bandeja para horno
  • Papel mantequilla
  • Un paño

Preparación:

De la muselina

  • Es recomendable preparar esta crema la noche anterior o con tiempo suficiente para que se enfríe.
  • En un cazo, colocar la leche junto con 60 g de azúcar y la vainilla y calentarla a fuego medio sin que llegue a hervir.
  • El un bol amplio, batir las yemas de huevo con el azúcar restante (60 g) hasta que se forme una crema de un color blanquecino.
  • Añadir la harina tamizada y mezclar con cuidado para que no pierda el aire.
  • Cuando la leche esté caliente, añadir la mitad a la mezcla de yemas y batir para que se incorpore por completo.
  • Dejar la leche restante en el fuego y cuando empiece a hervir, verter el contenido del bol en el cazo.
  • Bajar a fuego medio y mezclar con una varilla sin parar hasta que espese.
  • Una vez que empiece a espesar, seguir cociendo durante 2 minutos más para que se termine de hacer la harina.
  • Pasado este tiempo, incorporar 150 g de mantequilla y mezclar bien.
  • Colocar la crema en un recipiente y cubrirlo con papel transparente para que no se forme costra.
  • Dejar enfriar durante unas 4 horas como mínimo.
  • Pasado este tiempo, sacar la crema de la nevera durante al menos una hora para que tome temperatura ambiente.
  • Colocar la crema en otro bol junto con el resto de la mantequilla que tiene que estar ablandada a temperatura ambiente.
  • Batir la crema con la mantequilla durante al menos 8 o 10 minutos, hasta que se forme una crema uniforme.
  • Incorporar el moscatel y volver a batir para mezclarlo bien. Reservar

Del bizcocho genovés

  • Precalentar el horno a 180ºC
  • Calentar la mantequilla y dejarla enfriar sin que se solidifique de nuevo.
  • En un bol colocar los huevos, el azúcar y una pizca de sal (opcional) y batir bien con las varillas eléctricas durante unos 10 minutos, hasta que haya duplicado su volumen y esté casi blanco.
  • Tamizar e incorporar la harina. Mezclar con una espátula con movimientos envolventes para que la mezcla no pierda el aire que ha tomado al batir.
  • Incorporar la mantequilla y mezclar con suavidad.
  • Cubrir una bandeja de horno con papel  y echar la mezcla encima. Extenderla con una espátula para formar una plancha uniforme.
  • Hornear durante 10-12 minutos, vigilando que no se dore demasiado.
  • Sacar del horno y dejar enfriar 5 minutos a temperatura ambiente.
  • Cubrir con un paño hasta que se enfríe (unos 20 minutos). Si se deja al descubierto, se secará.
  • Cortar dos planchas con la forma y tamaño de la tarta.
  • Reservar.

Del almíbar

  • En un cazo poner el agua con el azúcar a fuego medio-alto. Dejar que se caliente mientras se remueve con una cuchara. Es importante mover constantemente para que no se quede pegado el azúcar al fondo.
  • Cuando el azúcar esté disuelto, echar un chorrito de moscatel. Mezclar bien y dejar enfriar durante unos 5 minutos.
  • Reservar

De las fresas

pastel fresas

 

  • Cortar varias fresas por la mitad de arriba hacia abajo, procurando que sean suficientes para cubrir el contorno del molde.
  • Cortar el resto en trocitos pequeños. Reservar.

Del montaje

  • Colocar una de las planchas del bizcocho genovés ya cortada dentro del molde.
  • Pincelar el bizcocho con almíbar, sin pasarse para que no se deshaga.
  • Cubrir el bizcocho con una capa de crema muselina, procurando no manchar los bordes del molde.
  • Colocar las fresas partidas por la mitad con la parte plana pegada al borde del molde, cubriendo todo.
  • Cubrir de nuevo con crema muselina hasta que las fresas estén tapadas.
  • Añadir la mitad de las fresas en trozos. Cubrirlas con crema y añadir el resto.
  • Tapar con crema y nivelarla con una espátula.
  • Colocar la otra plancha de bizcocho encima.
  • Pincelar el bizcocho con almíbar.
  • Meter en la nevera durante al menos una hora para que la crema esté firme.
  • Desmoldar la tarta con cuidado.
  • Cubrir la tarta con una capa fina de crema muselina.
  • Amasar el fondant y estirarlo con un rodillo hasta conseguir un grosor de unos 8 mm.
  • Mojar ligeramente el fondant con un pincel.
  • Colocar la lámina de chocotransfer por encima, con la cara del cacao boca abajo, en contacto con el fondant. Pasar la mano ejerciendo un poco de presión para que se quede el chocotransfer pegado.
  • Refrigerar durante al menos dos horas.
  • Sacar el fondant y retirar la lámina de plástico con cuidado.
  • Cortar con lo mismo con lo que se cortó el bizcocho.
  • Colocar el fondant por encima de la tarta.
  • Servir fría.
Categorías: Recetas Etiquetas:
Te puede gustar