Tarta helada de chocolate y maracuyá

Si quieres que tu tarta sea más ligera puedes utilizar galletas integrales y nata baja en grasas. Al preparar la mermelada de maracuyá en casa será un postre de lo más sano

¿A quién no le apetece una tarta refrescante que lleve chocolate y fruta? Pues sin duda alguna la tarta helada de chocolate y maracuyá es perfecta. Tiene unos ingredientes muy fáciles de encontrar y es muy sencilla de elaborar, incluso para principiantes en la cocina. Además la que te vamos a enseñar lleva queso, por lo que el resultado será un postre muy esponjoso y riquísimo.

Si quieres una receta sofisticada, distinta y exquisita, apuesta por esta tarta helada de chocolate y maracuyá.

Receta de la tarta helada de chocolate y maracuyá

Ingredientes:

  • 1 paquete de galletas tipo María o chiquilín de chocolate
  • 80 gramos de mantequilla a punto de pomada
  • 500 gramos de queso crema
  • 200 de nata líquida
  • Zumo de maracuyá o maracuyá natural
  • 5 hojas de gelatina
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla (opcional)
  • Chocolate blanco o negro
  • Un chorrito de licor de frutas o coñac (opcional)
  • 1 maracuyá para decorar

Utensilios:

  •  Robot de cocina o bolsa y rodillo
  •  1 tartera desmontable
  • 1 batidora
  • 1 rallador o 1 cuchillo
  • 1 cuchara

Preparación:

Chocolate-negro

  • Tritura las galletas. Puedes hacerlo en un robot de cocina y si no tienes, mete las galletas cortadas en trocitos en una bolsa con cierre hermético y pásale un rodillo hasta que te queden totalmente trituradas.
  • Mezcla las galletas con la mantequilla, hasta que te quede una masa y forra tu tartera desmontable.
  • Bate el queso crema con la nata.
  • Hidrata las hojas de gelatina en el zumo de maracuyá. A continuación, introduce unos segundos en el microondas para que la gelatina se disuelva del todo.
  • Pon la mezcla en la tartera forrada con la base de galletas.
  • Mete en el frigorífico por unas horas en la parte más fría. Recuerda que estamos hablando de una tarta helada. Si quieres, después de que se cuaje en el frigorífico, la puedes dejar 10-15 minutos en el congelador, sin llegar a que se congele, solo para que te quede bien fría.
  •  Mete la tableta de chocolate en el frigorífico. Con un  rallador o con un cuchillo, saca virutas de chocolate negro, blanco o ambas y pon sobre tu tarta. También le puedes poner unos gajos de maracuyá para adornar.

Una deliciosa cobertura para tu tarta

Si quieres preparar una deliciosa cobertura para tu tarta, toma nota. Esta que te enseñamos es muy fácil de hacer y queda muy bien.

  • Pon 1 hoja de gelatina a hidratar en un poquito de agua.
  • Ponla unos segundos en el microondas, para que se termine de disolver.
  • Añade la pulpa de 3 maracuyás, batida y colada previamente. Añade un poquito de zumo de maracuyá.
  • Integra bien todos los ingredientes y pon la cobertura sobre tu tarta ya fría. Vuelve a meterla en el frigorífico para que la cobertura se espese.

Datos de interés:

  • Si quieres puedes adornar tu tarta con galleta de chocolate triturada y espolvoreada por encima.
  • Para darle un toque de color, ponle unas guindas confitadas, fresas o frutas del bosque sobre tu tarta.
  • Si quieres cuando tengas tu crema lista, puedes añadirle virutas de chocolate. Te quedará una crema tipo “straciatella”.
  • También le puedes poner una vez que la tarta esté lista mermelada de maracuyá. Si no la encuentras puedes hacerla tú mismo en casa. La mermelada de maracuyá queda muy bien con las pepitas incluidas, tanto por la textura que le da, como por el color. Además ayudan a que se espese más.

Mermelada casera de maracuyá

mermelada9

Ingredientes:

  • 1/2 kilo de maracuyá
  • 2 vasos de agua
  • 1 vaso de azúcar

Utensilios:

  • 1 licuadora
  • 1 vaso para medir
  • 1 cazo

Elaboración:

  • Corta el maracuyá. Quítale la pulpa y las semillas.
  • Pon la pulpa en una licuadora para que suelte todo su jugo.
  • En un cazo con azúcar, coloca la pulpa y deja que hierva hasta que se haga una mermelada.

Datos de interés:

Esta tarta es ideal para los niños, porque contiene todo lo que necesitan para su crecimiento: el calcio que proporciona el queso, la mantequilla y la nata y las propiedades de una fruta tan completa como es el maracuyá.

El maracuyá o fruta de la pasión, como también se la conoce, aporta minerales tan importantes como el calcio, el fósforo y el hierro. Previene el estreñimiento y es una magnifica fuente de vitaminas A, B, C y E. Tiene propiedades tranquilizantes, gracias a su contenido en niacina y desintoxicantes por su alto contenido en fibras. Además tiene propiedades anticancerígenas.

Te puede gustar