Tarta helada de galletas con chocolate

La tarta helada de galletas es un exuberante postre que se originó en la época victoriana. Consiste en una tarta formada por capas de crema y galletas, recubiertas de algún producto, en este caso usaremos chocolate.

Esta receta termina siendo una excelente opción cuando queremos comernos un delicioso postre, pero no queremos acercarnos al horno, así que será muy recomendable para los días de verano, pues nos refrescará en las temporadas más calurosas del año.

Ingredientes

  • 15 galletas tipo María
  • 50 ml de leche entera
  • 125 g de chocolate negro de cobertura
  • 325 ml de nata para montar
  • 30 g de azúcar
  • 50 g de almendras fileteadas

Utensilios

  • Papel para horno
  • Recipientes para reservar
  • Batidora
  • Bol grande para mezclar
  • Cuchillo para untar
  • Olla honda pequeña para hervir
  • Rejilla
  • Bandeja
galletas oreo sin gluten

Preparación

  • Separa en recipientes aparte la nata, usarás 200 ml para la tarta y 125 ml para la cubertura.
  • Deposita en un bol grande 200 ml de nata fría y, con ayuda de la batidora, revuélvela con el azúcar a baja velocidad y ve aumentándola hasta que se formen picos.
  • Mete y saca una galleta en la leche, cuidando de que no absorba demasiada para que no se rompa.
  • Unta la galleta con un poco de crema, espárcela por toda la galleta.
  • Coloca encima otra galleta untada en leche.
  • Repite el procedimiento hasta terminar con todas las galletas.
  • Una vez apiladas todas las galletas, colócalas cuidadosamente sobre un trozo de papel para hornear.
  • Tumba la torre sobre el papel y recúbrela con lo que te quedó de la nata, tratando de que quede lo más pareja posible.
  • Mete la torre en el congelador durante mínimo ocho horas, aunque lo ideal sería que la dejes en la nevera de un día para otro.
  • Para preparar la cobertura, debes trocear el chocolate en porciones pequeñas.
  • Pon a hervir la porción de nata que habías reservado.
  • Cuando esté burbujeando, retírala del fuego y añade el chocolate troceado. Remueve hasta que el chocolate se haya disuelto por completo en la nata.
  • Deja reposar el chocolate durante cinco minutos, mientras pones la rejilla sobre una bandeja para evitar que ensucies tu cocina.
  • Retira la torre del congelador y ponla sobre la rejilla.
  • Vierte el chocolate de manera generosa sobre toda la torre, hasta que la hayas cubierto completamente.
  • Antes que el chocolate se solidifique, espolvorea todo con las almendras en láminas.
  • Mete la tarta a la nevera nuevamente para que el chocolate tome contextura y déjala durante veinte minutos.
  • Una vez esté listo, debes servir inmediatamente para evitar que la tarta se deforme.
pastel de chocolate

Datos de interés

  • Dado el caso que no tengas nata, puedes remplazarla con crema de leche muy fría.
  • Puedes decorar con una gran cantidad de productos, por ejemplo el coco rallado, la nuez triturada, frutas frescas y deshidratadas o almíbares.
  • Te recomendamos introducir el recipiente en el que vas a montar la nata (formar picos) y las varillas de la batidora en la nevera por lo menos durante 20 minutos antes de iniciar la preparación, pues la receta quedará mejor si estos se encuentran fríos.
  • Para asegurarte de que la nata ha quedado bien montada, te sugerimos dar la vuelta al bol cuidadosamente. Si el contenido no se mueve, quiere decir que está bien montada. Recuerda no pasarte con el batido porque puedes cortar la nata, pues si esto sucede, perderá cremosidad y no servirá para la receta.
  • Ten en mente que esta tarta requiere refrigeración, por lo tanto solo debes retirarla del congelador en el momento en que vas a consumirla.
  • Te aconsejamos hacer un corte transversal cuando sirvas la tarta helada, de esta manera tus comensales podrán apreciar las capas que tiene este postre y le darán un toque muy bonito.