Tarta helada de Oreo

Aunque el contenido de licor de la receta es mínimo, es importante que si hay niños entre nuestros comensales optemos por la versión sin alcohol

La tarta helada es un postre o merienda ideal, ahora que se acerca el verano. Es refrescante, no necesita horno y es muy apreciada por todos los públicos, especialmente si es de galletas… Aquí te enseñamos a hacer la tarta helada de Oreo.

Opción 1: Tarta helada de Oreo

Ingredientes (para 6 personas):

  • 1 l de nata para montar
  • 1 copita de licor Cointreau o Grand Marnier
  • 30 galletas Oreo
  • 9 cucharadas de azúcar

Procedimiento:

galletas oreo

  • Triturar las galletas y reservarlas.
  • Batir la nata para montar hasta que empiece a espesar. Echarle el azúcar, el licor y acabar de batir con cuidado de no pasarse para que no salga la mantequilla.
  • Mezclar una taza y media de la nata con las galletas. Reservar algunas galletas para decorar al final.
  • En un molde desmontable, echar una capa de nata, otra de galletas mezcladas con nata, otra de nata sola… hasta acabar con la nata. Decorar con galletas trituradas.
  • Meter en el congelador dos horas como mínimo, aunque es recomendable tenerla más tiempo.

Opción 2: Tarta helada de galletas Oreo

Ingredientes:

  • 1 paquete grande de galletas Oreo
  • 1 barra de mantequilla derretida
  • 1 l de helado en tarrina del sabor que se quiera
  • Nata montada

Procedimiento:

tortitas oreo

  • Sacar el helado del congelador y meterlo en la nevera para que se vaya ablandando.
  • Abrir el paquete de Oreo y reservar unas 12 galletas para la decoración. Triturar el resto de las galletas con un mortero o metiéndolas en una bolsa de plástico y aplastándolas con un rodillo.
  • En un bol, colocar las Oreo machacadas y la mantequilla derretida y mezclarlo bien.
  • Colocar esta mezcla en el molde aplastándola y amasándola bien. Meterlo en la nevera para que endurezca.
  • Cuando el helado esté ablandado, colocarlo en un bol y remover hasta que adquiera una consistencia uniforme.
  • Verter el helado en el molde encima de las galletas Oreo. Cubrirlo todo con papel de aluminio y meterlo en el congelador. Dejarlo unas 4 horas o hasta que endurezca lo suficiente.
  • Pasado ese tiempo, sacar del congelador, retirar el papel de aluminio y desmoldar la tarta.
  • Cubrir los laterales y la parte superior de la tarta con la nata montada, decorando con las 12 galletas reservadas al principio.